Managua, 31 de octubre 2007/ Nicaragua tiene el primer y único Centro del Conocimiento para el Desarrollo, que mediante el uso de equipos con tecnología moderna, elimina las barreras de comunicación y se conecta en tiempo real a lo interno del país y con el mundo entero, a través de video conferencias y audio conferencias.

El Centro del Conocimiento para el Desarrollo es un medio creado por el Sistema de las
Naciones Unidas y el Banco Mundial, con el fin de eliminar fronteras de tiempo / espacio y facilitar intercambios para el desarrollo social, económico y cultural. Está integrado a la Red Global de Aprendizaje para el Desarrollo (GDLN), una comunidad de intercambio de conocimientos que ofrece la integración global y la ejecución local de conocimientos que ayuden al impulso de programas y temáticas que beneficien a los países. Actualmente la Red está presente en 80 países con más de 140 socios alrededor del mundo.

El Centro ofrece tecnología moderna y apropiada para la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, promueve capacitaciones para el desarrollo humano sostenible, salud, educación, desarrollo local, agua y saneamiento, desarrollo del sector privado, micro, pequeña, mediana empresa, responsabilidad social empresarial, tecnología de la información.

La inauguración se efectuó el 24 de noviembre, Día de las Naciones Unidas, y asistieron el Ministro de Relaciones Exteriores de Nicaragua, Samuel Santos; el Ministro de la Presidencia para Asuntos de Políticas, la Ministra de Gobernación, la Ministra del Trabajo y el Ministro Agropecuario y Forestal. Por parte de Sistema de las Naciones Unidas asistieron el Coordinador Residente, Alfredo Missair, la Representante OPS, Socorro Gross, la Representante UNICEF, Debora Comini y el Representante UNFPA, Pedro Pablo Villanueva, así como el Representante Residente del Banco Mundial, Joseph Owen. Además, se hicieron presentes delegaciones del cuerpo diplomático, misiones internacionales y organizaciones privadas, académicas y organizaciones no gubernamentales.

En video conferencia con Bilwi, Región Autónoma del Atlántico Norte, con Washington D.C, y con Lima, Perú, los asistentes pudieron apreciar la imagen y la voz del Sr. David Gray, Coordinador de Gestión del Conocimiento y Aprendizaje de la Región de América Latina y el Caribe del Banco Mundial; de la Sra. Milagritos Montenegro, Directora de la Fundación GDLN Américas y Universidad Pontifica del Perú, y del gobernador de la RAAN, Reynaldo Francis, quien saludó a la comunidad internacional y agradeció el apoyo para la reconstrucción de la región, devastada por el huracán Félix.


Managua, 25 de octubre, 2007/ El Sistema de las Naciones Unidas en Nicaragua y la Fundación Violeta B. de Chamorro entregaron el Día de las Naciones Unidas, el “Premio a la Excelencia del Periodismo Pedro Joaquín Chamorro Cardenal 2007”, a los periodistas Oliver Gómez de El Nuevo Diario y a Camilo de Castro, del programa de televisión Esta Semana.

Un jurado internacional evaluó más de 40 trabajos que concursaron por el premio y declaró desierto el género de Radio. De acuerdo con el fallo del jurado, en el género Televisión, el premio correspondió al reportaje titulado “Emergencia en el bosque”, del periodista de Castro, transmitido en el Canal 8. “El reportaje, que denuncia el problema de la tala ilegal de bosques y sus nefastas consecuencias, cumple las exigencias de profundidad, equilibrio y documentación que son características del buen periodismo. El trabajo es complejo, tanto en el número de protagonistas como en la diversidad geográfica de sus escenarios. El periodista hilvana la narración con maestría, para facilitar la comprensión del problema y mantener vivo el interés del espectador”, dice la acta del jurado.

En el género de prensa escrita, el premio se le otorgó a la serie investigativa “¿Agua pura o puro cuento?” del periodista Gómez. Según el fallo, la serie alerta a los consumidores sobre un negocio millonario que, en muchas ocasiones, se hace a expensas de su ingenuidad. “La denuncia está bien documentada, la información es equilibrada y el periodista expone sus hallazgos con claridad, sin renunciar a la profundidad que el tema amerita. El jurado reconoce en particular el esfuerzo por ampliar la agenda informativa con un tema que se aleja de la típica agenda institucional y que conecta con la vida cotidiana de la gente. Gómez también hace un esfuerzo por darle adecuado seguimiento”, expresó el jurado.
En medio de emociones, tensiones y alegrías, los dos ganadores se dirigieron a una numerosa concurrencia que no se detenía de aplaudir, agradecieron al Sistema de las Naciones Unidas y a la Fundación Violeta B. Chamorro, se comprometieron a seguir trabajando en la búsqueda de la excelencia y expresaron sus impresiones por haber recibido el galardón principal del periodismo en Nicaragua.

En esta quinta edición del Premio, los organizadores conformaron un jurado internacional integrado por Nuria Piera, directora y conductora de “Nuria en el 9”, de República Dominicana, con más de 20 años de experiencia en la televisión; Armando González, jefe de redacción del diario La Nación, Costa Rica, fue director del periódico Al Día y redactor de la revista Rumbo. Es miembro de la Junta de Directores de la Sociedad Interamericana de Prensa; y Arturo Wallace, nicaragüense, periodista, académico e investigador en temas de comunicación. Ha sido productor/corresponsal de la BBC de Londres y colaborador de Radio Nederland Internacional, diario Reforma de México, entre otros. Autor de varias publicaciones, la más reciente: «Sangre en la pantalla y otras tendencias del periodismo nicaragüense», publicada por la FVBCh, con el auspicio del UNFPA.

Los organizadores anunciaron que las bases para la sexta edición del premio serán anunciadas en el primer trimestre del año 2008.


Managua, 24 de octubre 2007/ Durante la ceremonia de entrega del premio nacional de periodismo “Pedro Joaquín Chamorro”, creado por el Sistema de las Naciones Unidas y la Fundación Violeta Chamorro, el Coordinador Residente del Sistema de las Naciones Unidas en Nicaragua, Alfredo Missair, instó a los medios de comunicación de Nicaragua a seguirle la pista a los Objetivos de Desarrollo del Milenio, ya que es un tema de interés público y un compromiso del país.

En su discurso central, antes de entregar junto con la ex presidenta de la república, Violeta Barrios, el premio nacional a dos periodistas nicaragüenses, el señor Missair dijo que la importancia de los ODM no es que el mundo se impuso un ultimátum para el 2015. La importancia de los ODM es que ahora el tema de la pobreza está en la agenda mundial, está en la agenda de los países desarrollados que han asumido un compromiso y está en la agenda de los países en desarrollo. Porque “terminar con la pobreza no es responsabilidad exclusiva de los ricos… la Declaración el Milenio fue firmada y ratificada por todos estados miembros de las Naciones Unidas: ricos, pobres y en transición. Todos han asumido el compromiso”, dijo el Coordinador Residente, recordando que cuando hay compromisos públicos, los medios de comunicación, las y los periodistas, tienen la cancha libre para investigar, informar, documentar, advertir y denunciar con responsabilidad, valentía y objetividad.

En su discurso, Missair afirmó que los medios no pueden obviar que el tema de la pobreza y los ODM está en la agenda mundial y no pueden renunciar a su papel principal: ser un bien social, es decir, ser útiles a esa sociedad que se esfuerza por mejorar los indicadores económicos y sociales. “Con este premio queda demostrado que hay periodistas, mujeres y hombres, valiosos en Nicaragua, que asumen su rol y aportan al sostenimiento de una sociedad democrática, en donde se respeten los derechos humanos en igualdad de oportunidades”, acotó.

El Sistema de las Naciones Unidas en Nicaragua y la Fundación Violeta B. de Chamorro entregaron el Día de las Naciones Unidas, el “Premio a la Excelencia del Periodismo Pedro Joaquín Chamorro Cardenal 2007”, a los periodistas Oliver Gómez de El Nuevo Diario y a Camilo de Castro, del programa de televisión Esta Semana.


24 de octubre, 2007/ El mundo está cambiando en favor de las Naciones Unidas, puesto que son cada vez más numerosos los pueblos y los gobiernos que comprenden que en nuestro mundo interdependiente y globalizado no hay más camino que el multilateralismo. Los problemas mundiales exigen soluciones mundiales y actuar aisladamente no es una opción viable. Hablemos de la paz y la seguridad, del desarrollo, de los derechos humanos, nuestra Organización se hace cada día más indispensable.

Estoy decidido a lograr que avancemos respecto de las cuestiones urgentes de nuestro tiempo, paso a paso, aprovechando lo que se vaya logrando, trabajando con los Estados Miembros y la sociedad civil. Esto supone reforzar la capacidad de las Naciones Unidas para desempeñar en toda su amplitud su papel en lo que se refiere a la prevención de conflictos, el establecimiento de la paz, el mantenimiento de la paz y la consolidación de la paz. Esto significa que hemos de intensificar nuestros esfuerzos en favor del desarme y de la no proliferación.

Al mismo tiempo tenemos que redoblar nuestros esfuerzos para alcanzar los objetivos de desarrollo del Milenio, especialmente en África. Trataré de movilizar la voluntad política y de los dirigentes políticos para que cumplan sus compromisos en lo que se refiere a ayuda, comercio y alivio de la deuda.

Y también seguiré haciendo cuanto esté a mi alcance para estimular una acción mundial y decisiva en relación con el cambio climático. Las Naciones Unidas son el foro natural para construir un consenso sobre esta urgente cuestión, como ya lo vimos en la reunión de alto nivel celebrada hace un mes paralelamente a la Asamblea General. Muchos dirigentes mundiales que asistieron a esa reunión enviaron un claro mensaje a las negociaciones de Bali, que se celebraran en diciembre en el contexto de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático: ya no podemos seguir como siempre, debemos crear un impulso en los países industrializados y en los países en desarrollo para así obtener resultados. La protección del clima para las generaciones presentes y futuras interesa a todos.

Si la seguridad y el desarrollo son dos pilares de la labor de las Naciones Unidas, el tercero son los derechos humanos. Trabajaré con los Estados Miembros y la sociedad civil para que el concepto de responsabilidad de protección pase del dicho al hecho y así lograr que se tomen medidas sin demora cuando las poblaciones se encuentren ante el genocidio, la limpieza étnica o los crímenes de lesa humanidad.

Por último, tenemos que transformar a las propias Naciones Unidas. Hemos de adaptarnos para satisfacer necesidades nuevas y asegurar el más alto nivel de ética, integridad y responsabilidad, a fin de demostrar que en todo momento respondemos plenamente ante todos los Estados Miembros y las poblaciones de todo el mundo.

El porvenir nos juzgará por las medidas que tomemos hoy y por los resultados. En este Día de las Naciones Unidas esforcémonos por lograrlos.


No. de Páginas: 8 No. de Publicacion: 0


Managua, 9 de octubre de 2007/ Atendiendo el llamado que hizo el Programa Mundial de Alimentos (PMA) a la comunidad internacional para socorrer a las víctimas del huracán Félix, el Gobierno de Canadá a través de la Agencia Canadiense para el Desarrollo Internacional (ACDI) aprobó una contribución de 500 mil dólares para apoyar las operaciones de asistencia alimentaria que se están desarrollando en la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN), la zona golpeada por este fenómeno climático en septiembre pasado.

“Estamos muy consciente de la gran necesidad de ayuda que necesitan las familias afectadas por el huracán y de las serias limitaciones de recursos que enfrentamos para poder atenderlas. Por eso esta contribución de Canadá representa un gran apoyo para continuar con los envíos de alimentos a las comunidades que más los necesitan”, expresó el representante del PMA en Nicaragua, William Hart.

Canadá es el segundo donante en responder al llamamiento del PMA para apoyar las operaciones de asistencia de emergencia a las víctimas del huracán en Nicaragua. Según estimaciones de esta agencia de Naciones Unidas, se requieren unas 8,600 toneladas métricas de alimentos (189,200 quintales) para cubrir las necesidades de alimentos de 80 mil personas en los próximos nueve meses.

El aporte de Canadá contribuirá a proveer raciones de alimentos a las familias afectadas por el huracán en Puerto Cabezas, Waspám, Rosita y Bonanza, en momentos en que atraviesan una crítica situación de inseguridad alimentaria debido a la destrucción de los cultivos y de sus medios de subsistencia.

Las operaciones de asistencia alimentaria se están coordinando con el Sistema Nacional de Atención, Prevención y Mitigación de Desastres (SINAPRED), con el Ministerio Agropecuario y Forestal (MAG-FOR), con el Comité Regional de Prevención de Desastres (COREPRED), con los Comités Municipales de Prevención de Desastres (COMUPRED) y con las alcaldías locales.

Hasta la fecha, PMA ha proveído 1,000 toneladas métricas de alimentos (22,000 quintales) para asistir a 120,000 personas en los cuatro municipios afectados por el huracán que golpeó con categoría 5 el Caribe nicaragüense el pasado 4 de septiembre. Los alimentos son transportados por vía terrestre, acuática y aérea hasta comunidades ubicadas en el litoral, en los llanos y en el triángulo minero.
El huracán causó destrucción de viviendas e infraestructura comunitaria, contaminó las fuentes de agua, colapsó las letrinas y destruyó 480 mil hectáreas de bosque, una de las principales fuentes de alimentos de la población. Causó inundaciones en las comunidades cercanas a los ríos, destruyó cultivos de arroz, maíz, frijoles, musáceas, yuca y caña, así como de botes y herramientas de pesca y provocó la muerte de animales domésticos, dejando en situación de inseguridad alimentaria a las comunidades indígenas, mestizas y afro descendientes que habitan la zona.


Managua, 8 de octubre 2007/ El Sistema de las Naciones Unidas en Nicaragua y la Fundación Violeta B. de Chamorro, anunciaron a través de un comunicado de prensa, que la ceremonia de entrega del “Premio a la Excelencia del Periodismo Pedro Joaquín Chamorro Cardenal 2007”, se realizará el próximo 24 de octubre, Día de las Naciones Unidas, a las 11:00 a.m., en el Centro de Capacitación a Distancia (Ofiplaza El Retiro, edificio 6, tercer piso. Rotonda El Periodista 150 metros al Sur, Managua).

En esta quinta edición del Premio, los organizadores han conformado un Jurado Internacional integrado por los siguientes profesionales del periodismo:

Nuria Piera, directora y conductora de “Nuria en el 9”, espacio periodístico que ha merecido el Premio Casandra, otorgado por la Asociación de Cronistas de Arte de la República Dominicana al mejor programa semanal de investigación. Paralelamente, entre 1994 y 2000, dirigió el programa televisivo diario “Doble filo”. Con más de 20 años de experiencia en la televisión ha recibido reconocimientos de la Comisión Dominicana de Derechos Humanos, del Colegio de Periodistas, de UNICEF, entre otros.

Armando González, jefe de redacción del diario La Nación, Costa Rica, fue director del periódico Al Día y redactor de la revista Rumbo. Tiene un master en periodismo por la Columbia University, Nueva York; es miembro de la Junta de Directores de la Sociedad Interamericana de Prensa y preside la Comisión Legal de esta organización. En 1989 recibió el Premio Nacional de Periodismo Pío Víquez, que concede el Ministerio de Cultura Juventud y Deportes de Costa Rica.

Arturo Wallace, periodista, académico e investigador en temas de comunicación. Ha sido productor/corresponsal de la BBC de Londres y colaborador de Radio Nederland Internacional, diario Reforma de México, entre otros. Tiene un master en Comunicación Política por la London School of Economics and Political Science. Fue responsable de postgrados de ciencias de la comunicación de la Universidad Centroamericana. Autor de varias publicaciones, la más reciente: «Sangre en la pantalla y otras tendencias del periodismo nicaragüense», publicada por la FVBCh, con el auspicio del UNFPA.


Managua, 02 de octubre, 2007/ Jaime Aráuz, alcalde del Tuma- La Dalia, dice que la inseguridad alimentaria es latente en ese municipio matagalpino, en donde asegura que alrededor del 25 por ciento de niños, niñas y hasta personas mayores de edad padecen de desnutrición y hambre. Agrega que se registra un bajo acceso a la educación, a la salud, y que hay situaciones sociales que vulneran a los habitantes de esa localidad norteña.

Varias agencias del Sistema de las Naciones Unidas: el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), el Programa Mundial de Alimentos (PMA), la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), trabajan en estrecha coordinación con las autoridades locales de este municipio para contribuir al cumplimiento del Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM) No. 1: “Erradicar la pobreza extrema y el hambre”.

El Sistema de las Naciones Unida impulsa desde hace varios meses una asistencia preparatoria, financiada por el PNUD, del Programa de Fortalecimiento a la Gobernabilidad Local para el ODM No.1, teniendo como contraparte a la Asociación de Municipios de Nicaragua (AMUNIC) , y con voluntarios nacionales de las Naciones Unidas, que apoyan en múltiples actividades como: facilitar la comunicación entre las instituciones y la alcaldía, recopilación de información y análisis; apoyo al gobierno local para el mejor funcionamiento de las Mesas Sectoriales; entre otros actividades sustantivas que han permitido mayor coordinación al trabajo de los Comité de Desarrollo Municipal, instituciones y organizaciones presentes en el municipio.

De igual manera los VNU han contribuido a la expansión de los huertos escolares, en particular en el Nucleo Educativo Rural El Guapotal donde con el apoyo del Ministerio de Educación y la FAO, con el Programa Telefood, se financiarán 9 Huertos Escolares.

El interés del Programa de Fortalecimiento a la Gobernabilidad Local para el ODM No.1, es contribuir a la reducción del hambre, la desnutrición y la extrema pobreza de las familias más vulnerables, a través del fortalecimiento de la gobernabilidad local, mejorando la coordinación de las acciones y la movilización de actores en 52 municipios del país.

Para conocer el avance de la asistencia preparatoria, el Coordinador Residente del Sistema de las Naciones Unidas, Alfredo Missair, junto al equipo a cargo del proyecto, Leslie Castro, de la Oficina de Coordinación, Isabel Avilés, de UNCDF,y Marzia Baldassari, Coordinadora del Voluntariado de Naciones Unidas Nicarauga, viajó hasta Tuma- La Dalia, en donde sostuvo diálogos y reuniones con el alcalde Aráuz, y con movimientos locales de desarrollo.

El alcalde Aráuz, manifestó su profundo agradecimiento por el apoyo del Sistema de las Naciones Unidas, y aparte de expresar satisfacción por el trabajo de las y los voluntarios, hizo la petición de fortalecer las capacidades de los productores en toda la cadena alimentaria, porque enfrentan problemas de comercialización, mercadeo, y otras razones que debilitan el crecimiento de las economías familiares de los productores. El Coordinador Residente expresó que gestionará con la oficina de la Organización para el Desarrollo Industrial (ONUDI) en Nicaragua, sus intervenciones en ese municipio, para fortalecer los conglomerados productivos.

Durante su visita a Tuma – La dalia, el señor Missair conoció de cerca el trabajo realizado por el equipo voluntario de las Naciones Unidas, bien valorado por todas las autoridades del municipio y otras delegaciones gubernamentales, porque han contribuido significativamente a detectar y proponer soluciones para mejorar la articulación de la alcaldía.

El señor Missair felicitó a los VNU por el esfuerzo realizado y los incitó a mantener el entusiasmo expresado al momento de la ejecución del Programa de Fortalecimiento a la Gobernabilidad Local para el ODM No.1.

La visita del Coordinador Residente del Sistema de las Naciones Unidas a Tuma – La Dalia, 280 kilómetros al Norte de Managua, representó un aliciente para el alcalde, concejales, miembros del Comité de Desarrollo Municipal y para las(os) voluntarios de las Naciones Unidas, en su trabajo por el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.


Managua, 1 de octubre, 2007/ “El régimen autonómico tiene cimientos jurídicos, políticos y culturales para servir de guía de la reconstrucción de la RAAN”, expresó el lunes 24 de septiembre el Coordinador Residente del Sistema de las Naciones Unidas en Nicaragua, Alfredo Missair, quien compareció en el programa matutino Primera Plana del Canal 2.

Respondiendo a las preguntas formuladas por los conductores de Primera Plana (los periodistas Eduardo Enríquez del diario La Prensa y Xiomara Laguna del Canal 2), el Coordinador Residente analizó la situación de la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN), seriamente afectada por la fuerza de los vientos de hasta 260 kilómetros por hora, generados por el huracán Félix que penetró tierras caribeñas de Nicaragua el martes 4 de septiembre, dejando unas 34 mil familias desamparadas, así como miles de hectáreas de bosques y cultivos destruidos.

Recordando que la RAAN tiene un 80 por ciento de su población en estado de pobreza y un 16 por ciento en extrema pobreza, Missair fue categórico al decir que esta emergencia no puede verse como un parche más, por el contrario, se trata de una oportunidad que debe ser aprovechada en la formulación de planes para la revitalización, reconstrucción y desarrollo de la RAAN, elaborados con una visión de futuro, sin olvidar los compromisos internacionales que representan los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Insistió en que esos planes, para que puedan ser implementados con efectividad, necesariamente deben de ser autóctonos, surgidos en las mismas comunidades y las autoridades locales. Dijo que siempre que él se ha reunido con el Presidente Daniel Ortega y con su gabinete de gobierno, ha compartido ese planeamiento de respeto por el régimen de autonomía. “Se trata del desarrollo de la RAAN, por lo tanto son las comunidades étnicas y afro descendientes que allí viven, quienes deben de decidir cómo quieren su desarrollo”.

Sobre el llamamiento internacional (Flash Appeal), el señor Missair informó que el Sistema de las Naciones Unidas ha recibido notificaciones de Canadá, Dinamarca, Finlandia, Noruega, Islandia, Suecia, Estados Unidos, Comisión Europea –ECHO, Luxemburgo, y del Fondo Central de Respuesta a Emergencias (CERF, siglas inglés) de las Naciones Unidas, comprometiendo recursos hasta por $9 millones de dólares. Estos recursos están destinados a acciones de emergencia y resguardo de vidas.