No. de Páginas: 7 No. de Publicacion: 0


Managua, 10 Septiembre de 2008.- María Jesús Conde Zabala, oriunda de Bilbao, España, presentó el 10 de septiembre, sus cartas credenciales como Representante de UNICEF-Nicaragua ante el Canciller de la República, Excelentísimo Señor Samuel Santos López.

“Me siento muy contenta de estar en Nicaragua y poner a disposición de este país mi experiencia personal y todo el saber y buen hacer de UNICEF para dar pasos de gigante en la realización de los derechos humanos de los niños y las niñas nicaragüenses y en el cumplimiento de los compromisos internacionales adquiridos por el Estado, como la Convención sobre los Derechos del Niño y la Declaración del Milenio y sus Objetivos de Desarrollo. Los niños y las niñas son el presente y el futuro de la humanidad. Hay una correlación directa entre los niveles de bienestar social, desarrollo, paz, justicia y democracia de una nación y las inversiones que se hacen en protección, educación, salud, nutrición o prevención del VIH, entre otras. Vamos a seguir cooperando con el sector público para implementar progresivamente políticas y servicios universales que lleguen a todos los niños y niñas hasta los lugares más remotos del territorio nacional y vamos a colaborar con acciones que promuevan cambios de conducta y de patrones culturales con el fin de garantizar que la infancia pueda vivir segura, sin temor a la violencia, en sus hogares, en las escuelas y en las comunidades”, expresó María de Jesús Conde.

Durante los dos últimos años, la Sra. Conde se desempeñó como Directora del Programa Migración y Desarrollo para la Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas (FIIAPP). Esta Fundación española está comprometida con la promoción y consolidación de las instituciones públicas en el ámbito de la gobernabilidad democrática, reforma del Estado y modernización de las administraciones públicas en los países receptores de ayuda al desarrollo, con el fin de contribuir a la transmisión de los valores de la democracia y del respeto a los derechos humanos.

Entre el año 2000 al 2006 fungió como Asesora Regional de Protección para la niñez en la Oficina Regional de UNICEF para América Latina y el Caribe en Panamá, desde cuya posición mantuvo una estrecha relación con Nicaragua y conoció de cerca la situación de la niñez y adolescencia en Nicaragua.

Su trayectoria profesional la perfila como una defensora convencida de los Derechos Humanos, y lo ha reafirmado con su membresía comprometida en Amnistía Internacional, Greenpeace, la Asociación Pro Derechos Humanos del País Vasco, y a través de numerosas publicaciones que ha realizado abordando la protección de los derechos humanos y como Directora de Derechos Humanos y Cooperación con la Justicia en el Gobierno Vasco.
La Sra Conde cuenta con estudios doctorales en crítica literaria y literatura latinoamericana, una licenciatura en Derecho y postgrados en Derecho Común Europeo y en Comercio Internacional.


Managua, 9 de septiembre 2008/ Despegó el proyecto Incluir Desarrollo En el Arte (IDEA), del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), a través del Programa de los Voluntarios de las Naciones Unidas (VNU), una iniciativa que persigue por medio del arte, promover la participación de las y los jóvenes estudiantes nicaragüenses en una campaña de sensibilización de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).

El proyecto IDEA, nació de la alianza del Programa VNU con escuelas primarias, secundarias y artistas locales, con el objetivo de hacer sensibilización sobre las 8 metas del Milenio promoviendo a su vez, la participación activa y la responsabilidad social de todos los nicaragüenses en su alcance.

IDEA se desarrolla en dos fases: primera, la capacitación a los jóvenes estudiantes sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) quienes en sus acciones de voluntariado para el desarrollo, podrán contribuir a lograrlos; segundo, los jóvenes, con sus iniciativas voluntarias serán los realizadores de una campaña cultural de sensibilización y visibilizar los ODM, mediante un concurso de pintar murales alusivos a las ocho metas.

El proyecto se implementará en 16 centros educativos de primaria y secundaria, e incluye la capacitación de más de 240 jóvenes sobre los ODMs y sus metas, para generar en los estudiantes acciones voluntarias para el cumplimiento de dichos objetivos antes del año 2015. También se pretende integrar el arte, al paisaje urbano e introducirlo en la cultura local con el fin de transmitir mensajes positivos para la consecución de las metas del milenio en Nicaragua. La intención es representar visualmente las Metas del Milenio y sensibilizar a la población.

Los talleres sobre ODMs y el voluntariado serán impartidos por activos Voluntarios de Naciones Unidas: (Claudia Salinas, Wendolyn Guadamuz, Karen Flores, Jaakko Jakkila, Lydia Arteaga, Rita Palombo, Andrea Sinclair y Maria Faré; mientras que una muralista local les explicará cómo hacer el boceto y realizar el mural.

El Programa de Voluntarios tiene entre sus objetivos, el interés de facilitar los espacios para realizar actividades de voluntariado para el desarrollo entre los ciudadanos, debido que la participación de los jóvenes en una cultura de participación ciudadana y voluntariado para el desarrollo es considerada como una estrategia prioritaria para promover cambios a largo plazo. La implicación de los jóvenes con su entorno y su compromiso activo contribuye a generar una ciudadanía solidaria permitiendo la cohesión social a medio y largo plazo.

Por esta razón, VNU cree en una estrategia dinámica y atractiva como la realización de murales colectivos para darles a los jóvenes la posibilidad de participar y de expresarse a través del arte dándoles un espacio exclusivo para ellos.

Los ODM representan una asociación global que ha surgido de los compromisos y metas establecidas en las cumbres mundiales de los años noventa. Como respuesta a los principales desafíos de desarrollo y a la voz de la sociedad civil, los ODM promueven la reducción de la pobreza, la educación, salud materna, equidad de género, y apuntan a combatir la mortalidad infantil, el VIH/SIDA y otras enfermedades.

Con meta al 2015, los ODM son un conjunto de objetivos acordados que se pueden cumplir si todos los actores hacen su parte. Los países pobres se han comprometido a gobernar mejor e invertir en sus poblaciones con salud y educación. Los países ricos se han comprometido a apoyarlos a través de la asistencia, alivio de la deuda y a través de un sistema comercial más justo.

El PNUD trabaja con una amplia gama de asociados en la creación de coaliciones para el cambio a fin de apoyar los Objetivos a nivel global, regional y nacional, medir el progreso hacia su logro y ayudar a los países establecer la capacidad institucional, las políticas y los programas necesarios para alcanzarlos.


Managua, 3 de Septiembre (OPS).- A pesar de que las muertes de niños menores de 5 años en Nicaragua se han reducido a la mitad entre 1990 y 2006, las cifras de muertes de niños neonatos (menores de 28 días de nacidos) para el mismo período son muy poco alentadoras, alcanzando una reducción de sólo el 20%. Datos oficiales del Plan Nacional de Reducción de la Mortalidad Neonatal, que será lanzado oficialmente este 3 de septiembre en Managua, muestran que en los últimos siete años la reducción de muertes en niños neonatos se ha mantenido de forma “estacionaria”.

Durante el lanzamiento del Plan Nicaragüense de Reducción de la Mortalidad Neonatal se darán a conocer una serie de intervenciones costo/efectivas y basadas en evidencias para reducir la mortalidad en neonatos y la mortalidad infantil en general para alcanzar el Objetivo de Desarrollo del Milenio No.4.

El Plan señala que la mortalidad en niños neonatos se ha reducido solamente en un 20%, es decir de una tasa de 20 a 16 por cada mil niños nacidos vivos, por lo que el Ministerio de Salud en conjunto con las Sociedades Médicas de Obstetricia, Ginecología, Pediatría y Medicina Perinatal; las facultades de medicina de la UNAN Managua y león, la UNICA, UAM y el Hospital Militar; la OPS/OMS, UNICEF, Save the Children y la Agencia de Cooperación de Estados Unidos (USAID), diseñaron un plan para intensificar intervenciones costo/efectivas, basadas en evidencia de alto impacto, que están encaminadas a acelerar la reducción de la mortalidad neonatal en el país.

Entre las principales acciones a intensificar de acuerdo al Plan están intervenciones que incluyen la evaluación del estado nutricional y la prescripción de ácido fólico y calcio en la mujer previo al embarazo; mejorar la nutrición antes y durante el embarazo, la prevención de Preclampsia, de la hipertensión gestacional, de la transmisión vertical del VIH, de la sífilis congénita y de los parásitos intestinales en las embarazadas.

Así mismo el Plan destaca la importancia de la salud bucodental y de una serie de intervenciones y técnicas para el momento del parto y del post-parto como la reanimación neonatal y la indicación de la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses.