El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), en alianza con la Universidad Centroamericana (UCA) y el Colegio de Periodistas de Nicaragua, le invita al lanzamiento de la  IV edición del Concurso Nacional de Comunicación “Por los derechos de la niñez y la adolescencia”, dirigido a los profesionales de la comunicación,  con el fin de promover  en la agenda pública los temas que afectan a los derechos de la niñez y la adolescencia,  con un tratamiento respetuoso de su dignidad.
 
Este año, en ocasión de la celebración del  20 aniversario de la Convención sobre  los Derechos del Niño queremos conmemorar  los logros que nuestro país  ha experimentado desde la entrada en vigor de este tratado internacional. El lema del concurso periodístico de este año es: “A 20 años de la vigencia de la Convención de los Derechos del Niño: únete por la niñez”.

Olga Moraga
Oficial de Comunicación – UNICEF
omoraga@unicef.org
Tel. 268-0687 Ext.302


27 de Mayo 2009, Managua, Nicaragua  En el marco de la celebración del Día Mundial de la Alimentación, DMA, que se celebra el 16 de Octubre de cada año, FAO patrocina el Festival ROCK FM III que se celebrará el próximo viernes 29 de mayo en la Alianza Francesa de Managua.

El lema del DMA 2009 es “Conseguir la Seguridad Alimentaria en época de crisis” y este concierto inicia las actividades que la FAO realiza para el DMA 2009 en Nicaragua.
A través del Concierto “celebrando la madre tierra” se pretende sensibilizar a los jóvenes acerca de los temas de interés de la FAO como la Seguridad Alimentaria, el cuido de nuestros recursos naturales y la problemática del hambre.

En el evento se presentarán, entre los actos de cada artista, videos alusivos a las temáticas hechos tipo video musical,  llamando la atención de los jóvenes. También FAO contará con un stand informativo durante el festival.

En el Tercer Festival ROCK FM se presentarán algunas de las bandas más presentes en la movida del rock nicaragüense como  Monroy y Surmenage, División Urbana, Perrozompopo, Malos Hábitos,  Clara Grun y Electrochinamos, además de las imágenes de Vj Israel.

Lugar: En la Alianza Francesa de Managua.
Fecha y Hora: Viernes 29 de Mayo A las 8pm.      Costo: 100 córdobas la entrada.


Informe de situación de la Influenza No 7, brindado por la Organización Panamericana de la Salud.


Bilwi, RAAN, 30 de Abril de 2009. UNICEF y la Comisión Regional de Lucha contra el Sida en la RAAN (CORLUSIDA) implementarán una campaña de comunicación a nivel regional para la promoción de la prueba rápida del VIH en mujeres embarazadas del área urbana y rural de las Regiones Autónomas del Atlántico Norte y Sur para disminuir el nacimiento de niñas y niños con VIH.

La incidencia anual de VIH ha aumentado de 4.1 por 100,000 hab en 2003 a 13.0 en 2008. En los últimos años se ha producido una tendencia acelerada hacia la feminización de la epidemia. Mientras que en marzo 2001 había 1 mujer por cada 3,1 hombres con VIH a nivel nacional,  en 2008 la relación descendió a 2,2 hombres por mujer. En este contexto, se ha experimentado un incremento de niños y niñas con VIH a través de la transmisión de madre a hijo durante el embarazo, parto, puerperio o cuarentena.

De acuerdo a los informes epidemiológicos del Ministerio de Salud en el año 2008, el 60 por ciento de adolescentes que contrajeron el VIH eran mujeres, el 29 por ciento de mujeres embarazadas diagnosticadas con VIH eran adolescentes de entre 15 a 19 años, que demuestra el incremento de niños y niñas afectados por el virus. La epidemia del VIH en la niñez aumenta en la mediada en que las mujeres están siendo más afectadas.

“La transmisión vertical de madre a hijo se puede reducir casi a cero si se implementan las medidas adecuadas: Diagnostico temprano, es decir durante el primer trimestre del embarazo; se inicia temprano el tratamiento con antirretrovirales a la embarazada con VIH en el periodo comprendido entre la 14 a la 22 semanas de gestación; el bebé nace por cesárea y se realiza un seguimiento médico adecuado al recién nacido y a la madre. Debemos realizar mayores esfuerzos en la prevención del VIH en la niñez, la adolescencia y las mujeres como grupos de población vulnerable, esto implica aunar esfuerzos de todos los sectores involucrados en la respuesta a la pandemia. Nuestra meta como país debe ser reducir a la más mínima expresión el número de recién nacidos infectados por el VIH”, expresó la Dra. María Delia Espinoza, del Programa de VIH de UNICEF.

Con esta campaña, UNICEF y CORLUSIDA aúnan esfuerzos para garantizar una mayor cobertura en la consejería y la prueba rápida del VIH a embarazadas en las unidades de salud y clínicas de ONGs  de las Regiones Autónomas del Atlántico, además cuenta con un componente comunitario que está dirigido a la capacitación de 320  parteras tradicionales, que contribuirán a la prevención de la transmisión vertical en la comunidad de acuerdo al Modelo de Salud de la región.

Es importante señalar que la prueba del VIH es gratis, confidencial y está disponible en los centros de salud, hospitales y clínicas de ONGs de la región.

En 2006 el muestreo en mujeres embarazadas en la  RAAN era del 13 por ciento,  y en diciembre de 2008 ascendió al 75 por ciento. Este incremento se debió en gran medida al equipamiento que, con el apoyo de UNICEF,  se ha realizado  en el municipio de Waspán y en 8 de sus subsedes,  en las riberas del Río Coco, en Siuna y tres de sus puestos de salud, en Rosita y dos de sus puestos, y en los municipios de Prinzapolka y Bonanza, invirtiendo  1.4 millones de dólares.

Entre 2007 y 2008 Unicef ha invertido más de 6 millones y medio de dólares en equipamiento a la red de laboratorios del MINSA para el diagnóstico de VIH en 17 SILAIS  del país, suministrando  refrigeradoras  eléctricas, centrífugas y con paneles solares y sus accesorios,  pipetas, termos, lavadoras,  lectores e incubadoras de ELISA, así como la compra de pruebas rápidas y material de reposición periódica.

En la respuesta  nacional al VIH y al sida, en el presente programa de Cooperación (2008-2012) firmado por UNICEF con el Gobierno de Nicaragua, contempla el  apoyo técnico y financieramente a las instituciones de Gobierno y organizaciones de la sociedad civil en cinco áreas básicas:

•    Prevención de la transmisión del VIH de madre a hijo: Para 2010, ofrecer servicios destinados a evitar la trans¬misión de madre a hijo del VIH a todas las mujeres que lo necesiten.
•    Tratamiento pediátrico: Para 2010, pro¬porcionar tratamiento antirretroviral o cotrimoxazol, o ambos, al 100 por ciento de los niños y niñas que lo necesiten.
•    Prevención de la infección con el VIH entre los adolescentes y los jóvenes: Para 2010, reducir en un 25 por ciento el porcentaje de jóvenes que viven con el VIH.
•    Protección y apoyo a los niños y niñas afectados por el sida: Para 2010, llegar al 80 por ciento de los niños y niñas con mayor necesidad de servicios (escolarización).
•    Prevención y respuesta al VIH con los pueblos indígenas y comunidades étnicas.

En Centroamérica, Nicaragua y Honduras son los países con mayores coberturas en cuanto a prevención de la transmisión materna infantil del VIH. Aun con esto, se necesitan mayores esfuerzos a nivel de los departamentos y Regiones Autónomas del Caribe Nicaragüense con el fin de garantizar el acceso universal a las embarazadas a la consejería, a la prueba rápida del VIH y a la profilaxis con antirretrovirales en todos los casos.


“Discriminar es un acto contra la esencia del ser humano que afecta gravemente a quienes la sufren directamente, pero también a sus familias y comunidades; este día nos da la posibilidad de visibilizar este problema y responsabilizarnos para su eliminación” expresó la Directora de UNFPA para América Latina y el Caribe, Marcela Suazo.


Ciudad de Panamá,  15 de mayo de 2009 – “El estigma, la discriminación y la violencia contra los homosexuales y otras personas que tienen relaciones sexuales con personas del mismo sexo, conocida como homofobia, y contra la población de transgénero, travestis o transexuales, también conocida como transfobia, amenazan los esfuerzos para detener la epidemia de VIH y Sida en América Latina y el Caribe”, afirmó un grupo de agencias de las Naciones Unidas, en anticipación al 17 de mayo, Día Internacional contra la Homofobia.

Las evidencias indican que estas poblaciones son desproporcionadamente afectadas por la epidemia del VIH. Sin embargo, el miedo a la discriminación disuade a estas personas a realizarse la prueba del VIH, recibir consejería, buscar apoyo y tratamiento antirretroviral cuando este sea necesario.

El Grupo de Directores Regionales de América Latina y el Caribe de la ONU -que reúne a 10 agencias, fondos, programas y al Secretariado de ONUSIDA que trabajan en la respuesta al VIH en la región- está motivando a los gobiernos y la sociedad civil a renovar los esfuerzos para eliminar la homofobia y la transfobia.

 “El estigma, la discriminación y la violencia contra los homosexuales, bisexuales y personas trans pueden ser eliminados solamente si la sociedad trabaja para este efecto. Es imperativo crear un ambiente favorable donde todas las personas sean tratadas con dignidad y respeto. Todos los ciudadanos son parte de la sociedad independientemente de su orientación sexual o identidad de género, pero los prejuicios y la represión han impedido reconocer los derechos de las minorías sexuales” dijo Rebeca Grynspan, Directora Regional para América Latina y el Caribe del PNUD, en nombre del Grupo. 

“La situación está mejorando pero no con el ritmo necesario para detener y revertir la epidemia del VIH para el 2015, como se comprometieron los Gobiernos de todo el mundo” dijo la Directora Regional del PNUD. Dentro del sistema de las Naciones Unidas, el PNUD es la agencia líder en las áreas de los derechos humanos, género y la diversidad sexual.

Según la ONU, la hostilidad contra estos grupos varía pero los homosexuales y la población trans son objeto frecuente de insultos, despido del lugar de trabajo y excluidos de la vida comunitaria. A menudo ellos experimentan la discriminación al recibir servicios de salud y son maltratados por la policía. Cada año hay informes de agresiones y homicidios motivados por la homofobia y la transfobia.

La población trans (personas transexuales, transgénero y travestis) enfrentan retos particulares que incluyen discriminación y serias agresiones en las escuelas. Muchos son expulsados durante su adolescencia y tienen pocas oportunidades de obtener empleos formales.

El Programa Conjunto de la Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA) lanzará el documento “Acceso Universal para los hombres que tienen sexo con otros hombres y la población trans”, que hace un llamado a una respuesta coordinada y ampliada de la ONU para mejorar la situación de los derechos humanos de los hombres que tienen sexo con otros hombres y la población trans. 

“Los países de la región deben observar el Día Internacional contra la homofobia como una oportunidad para reforzar el trabajo en el ámbito de los derechos humanos y construir una respuesta más efectiva a la epidemia de VIH y Sida de la región” dijo Cesar Núñez, Director Regional para América Latina de ONUSIDA.

 “Discriminar es un acto contra la esencia del ser humano que afecta gravemente a quienes la sufren directamente, pero también a sus familias y comunidades; este día nos da la posibilidad de visibilizar este problema y responsabilizarnos para su eliminación” expresó la Directora de UNFPA  para América Latina y el Caribe, Marcela Suazo.

“El odio contra las personas de distinta identidad u orientación sexual es una agresión contra la vida misma y una clara violación a los derechos humanos básicos, lo que hace un llamado a que evitemos distinciones entre los seres humanos,” dijo Mirta Roses, Directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Nils Kastberg, Director Regional de UNICEF para América Latina y el Caribe apoyó esta declaración.

El Día Internacional contra la homofobia fue creado por las organizaciones de la sociedad civil para marcar el día 17 de mayo de 1990. En este día, la Asamblea General de la Organización Mundial de la Salud (OMS) aprobó la  10a revisión de la Estadística Internacional de  Clasificación de las Enfermedades y Problemas de Salud Relacionados (ICD-10).  La 10a revisión reconoció que la “orientación sexual” (heterosexual, bisexual y homosexual) por sí misma no debe ser vista como un trastorno”. En versiones anteriores de dicha clasificación, la homosexualidad era considerada un “trastorno sexual”.

“Los países deben aprovechar el 17 de mayo para revisar sus políticas y legislaciones y definir como podrían mejorarlas,” dijo Rebeca Grynspan. Ejemplos de países que han cambiado sus políticas o leyes para eliminar la homofobia incluyen Brasil, que en 2006 lanzó “Brasil sin Homofobia”, un esfuerzo amplio que involucra varios estados federales y agencias de estado; Argentina y el Salvador, que han aprobado normativas afirmando que los servicios de salud no deben tolerar la discriminación basada en la orientación sexual.

En el 2008, Nicaragua y Panamá, los últimos dos países en América Latina donde las relaciones homosexuales eran criminalizadas, revocaron estas leyes. En el Caribe, la descriminalización de las relaciones sexuales consensuales entre adultos fue propuesta durante la 8ª Reunión General Anual de  la Asociación Pan Caribeña contra el VIH/Sida (PANCAP) el pasado noviembre, pero la homosexualidad continúa siendo un crimen en siete países.

El Grupo de Directores Regionales fue creado en el año 2003 con el fin de mejorar la sinergia de las respuestas que ofrecen las Naciones Unidas ante el problema del VIH y Sida en América Latina y el Caribe. El grupo está compuesto por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Oficina de la Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Programa Mundial de Alimentos (PMA), la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y el Banco Mundial. Todas estas organizaciones son copatrocinadoras del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA).

http://www.youtube.com/watch?v=P_lZVaxPW4k


Managua, 15 de mayo 2009/ Este año, el Día Internacional de la Familia, que se celebra con el tema “Las madres y las familias: retos en un mundo cambiante”, se consagra al papel importante que las madres cumplen en las familias y las comunidades en todo el mundo.

Las madres tienen un rol decisivo en las familias, que son una fuente potente de cohesión social e integración. La relación madre-hijos es fundamental para el desarrollo sano de los niños. Las madres, además, no son únicamente fuente de cuidados: también contribuyen al sustento de sus familias. Sin embargo, la maternidad sigue causando para las mujeres problemas serios e incluso peligro para su vida.

El nacimiento de un hijo, que tiene que ser causa de regocijo, es un riesgo grave para la salud para demasiadas mujeres en los países en desarrollo. La mejora de la salud de las madres es el Objetivo de Desarrollo del Milenio para el que se ha registrado el grado de progreso más bajo. Una mujer que vive en uno de los países menos adelantados corre un riesgo 300 veces mayor de morir dando a luz o a causa de complicaciones resultantes del embarazo que una mujer que vive en uno de los países desarrollados. Debemos reducir los peligros del embarazo y el parto preparando a los sistemas de salud para que presten servicios de planificación familiar, asistencia profesional durante el parto y atención obstétrica de emergencia.

Los actos de violencia contra las mujeres, muchas de las cuales son madres, siguen figurando entre las infracciones más frecuentes de los derechos humanos en la actualidad. Tienen consecuencias de gran alcance, porque ponen en peligro la vida de mujeres y niñas, causan daños a sus familias y comunidades y corroen la estructura misma de la sociedad. Poner fin a la violencia contra las mujeres y prevenirla debe ser una prioridad clave para todos los países.

También debemos asegurar el acceso universal a la educación. La educación de las mujeres y las niñas tiene beneficios no sólo para cada familia sino también para los países en su totalidad, porque moviliza la contribución que las mujeres pueden hacer al esfuerzo general en pro del desarrollo. Las estadísticas también demuestran que es mucho más probable que las madres que han recibido educación aseguren la asistencia de sus hijos a la escuela, lo que significa que los beneficios de la educación trascienden las generaciones.

Para apoyar a las madres en su misión de prestar cuidados a sus familias, tenemos que desarrollar y ampliar políticas y servicios de asistencia familiar, como guarderías infantiles, que alivien parte de la carga de trabajo que tienen las mujeres. Tanto las mujeres como los hombres necesitan un apoyo público más eficaz para compartir por igual las responsabilidades laborales y familiares. Las familias constituidas sobre la base del reconocimiento de la igualdad entre mujeres y hombres ayudarán a crear sociedades más estables y productivas.

En este mundo cambiante tenemos muchos retos que enfrentar, pero hay un factor que permanece constante: la trascendencia permanente de las madres y su contribución invalorable a la formación de la próxima generación. Reconociendo sus esfuerzos y mejorando sus condiciones de vida, podemos crear un futuro mejor para todos.


La Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), presenta el primer boletín del año, que contiene: entrevista, eventos, noticias y demas información del acontecer que realiza la organización en el objetivo del desarrollo del pais.

Boletín FAO 2009


Managua, Nicaragua, 13 de mayo 2009 (OPS/OMS).— Con un llamado a las empresas privadas y públicas para respetar el derecho laboral que tienen las personas con VIH se realizó una conferencia de prensa en ocasión de la conmemoración del Día de la Solidaridad con las Personas con VIH este 18 de mayo.

La conferencia de prensa estuvo presidida por Enrique Beteta, Secretario General del Ministerio de Salud y Presidente de la Comisión Nicaragüense de SIDA (CONISIDA), Leticia Romero por la Asociación de Personas con VIH (ASONVHISIDA),  Julio Mena de la Asociación Nicaragüense de Personas Positivas Luchando por la Vida (ANIC+VIDA) y Reynaldo Aguilar en representación del equipo conjunto del Sistema de Naciones Unidas (ONUSIDA), los cuales mencionaron grandes avances en la respuesta a la epidemia del VIH con acciones como los avances a la nueva propuesta de reforma a la Ley 238, que permitirá entre otros, incluir nuevos aspectos que brinden mayor y mejor atención a las PVV; el fortalecimiento de acciones de abogacía para que las instituciones del estado y los medios de comunicación informen de manera responsable sobre el VIH;  la inclusión de todos los grupos vulnerables como transexuales, Hombres que tienen Sexo con Hombres, población joven, mujeres, migrantes en las campañas de atención e información etc.; la ampliación de la red de servicios a todos las unidades de salud del país, la capacitación al personal de salud, la oferta de tratamientos y las acciones educativas y de prevención entre otras.

Al mismo tiempo se informó sobre obstáculos y desafíos que aún constituyen barreras para garantizar una respuesta integral a la epidemia, entre ellas el estigma y la discriminación, el aún insuficiente acceso a la información sobre medidas de prevención, como el uso del preservativo, y la necesidad de fortalecer la promoción de hábitos y comportamientos seguros, principalmente en jóvenes y adolescentes.

El Dr. Beteta afirmó que Nicaragua sigue siendo el país centroamericano con menos casos acumulados, ya que hasta la fecha se tienen un total de 4,102 casos, de los cuales el 69% corresponden a hombres y el 31% a mujeres. Explicó que las edades más afectadas por esta enfermedad están entre los 15 a 49 años de los cuales el 70% corresponden principalmente a población joven en edades entre 20 a 34 años.

Los organizadores de las actividades de esta jornada de solidaridad con las personas con VIH, manifestaron que las actividades masivas fueron canceladas en vista de la emergencia sanitaria por una eventual epidemia de influenza A/H1N1 en el país; sin embargo se mantendrá la tradición de la vigilia en la que se encienden velas en solidaridad con las personas con VIH y/o que han fallecido por esta causa,  la cual se realizará el próximo 18 de mayo.

El día de solidaridad se comenzó a celebrar en 1983 cuando se encendieron las primeras velas en solidaridad con las Personas con VIH y con las que ya habían fallecido por esta causa. Desde entonces en muchos países del mundo, en esta fecha,  se encienden velas para recordar que existen personas que demandan una atención integral que incluya, además de atención médica, solidaridad, no discriminación y estigma y oportunidades que les permita vivir dignamente.

Enrique Beteta anunció que el lema de la vigilia de este año será  “Enlacémonos con la vida; la luz de la esperanza nunca debe apagarse”


Boletín informativo producido por el Programa de Voluntario de Naciones Unidas en Nicaragua, donde aparecen noticias, reportajes y eventos con la participación del voluntariado nacional e internacional ubicados en las diferentes agencias del Sistema de las Naciones Unidas.