Managua, 30 de noviembre, 2009/ La Directora Nacional de la Policía de Nicaragua, Primer Comisionada, Aminta Granera Sacasa, impuso la “Medalla 30 Aniversario” al Sr. Alfredo Missair, Coordinador del Sistema de las Naciones Unidas en Nicaragua y Representante Residente del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), quien ha cumplido su misión en nuestro país.
La jefa máxima de la institución policial afirmó que Missair no sólo fue embajador de la ONU, sino un promotor de desarrollo humano en Nicaragua y un invaluable apoyo de la Policía Nacional. Durante su misión en el país (agosto 2005 – diciembre 2009), el Representante Residente del PNUD impulsó programas y proyectos para el fortalecimiento institucional, la seguridad ciudadana, los derechos humanos, la lucha contra la violencia intrafamiliar y sexual, el mejoramiento de las condiciones de las cárceles, entre otros temas mencionados.
Por su parte, el Sr. Missair agradeció a la jefatura de la Policía Nacional la condecoración, señalando que siempre se sintió cómodo trabajando con la Policía y sus mandos. “Lo importante es que Nicaragua tiene una Policía con una vocación de servicio y una política de respeto a los derechos humanos”, dijo.
Al acto de condecoración, ocurrido el jueves 26 de noviembre, lo acompañaron su señora esposa Liliana de Missair, representantes de agencias del Sistema de las Naciones Unidas, coordinadores de área del PNUD, y miembros del cuerpo diplomático, quienes le felicitaron y desearon éxitos en su próxima misión como Coordinador Residente en la Republica Bolivariana de Venezuela.


Managua,26 de noviembre 2009– Un segundo cargamento de alimentos, está vez dirigido hacia la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN) está enviando el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA) para socorrer a unas 30 mil personas de los municipios Prinzapolka, Rosita y Waspám, que sufrieron inundaciones debido al paso del huracán IDA a inicios del mes de Noviembre.

Los alimentos consisten en 341 toneladas métricas (7,525 quintales) de arroz, cereal fortificado con micronutrientes y aceite vegetal y están destinados a abastecer por un período de 30 días a 7,681 personas de Waspám (Río Coco Abajo), 6,789 personas de Rosita y 15,585 personas a lo largo del río Prinzapolka. En total se están atendiendo a 94 comunidades principalmente habitadas por las etnias Sumos, Miskitos y Mayagnas. Esta contribución tiene un valor de 452 mil dólares.

El huracán IDA impactó la zona del Caribe nicaragüense el pasado 5 de Noviembre con categoría 1, desarrollando lluvias y vientos de 120 kilómetros por hora. En la RAAN las lluvias provocaron el desbordamiento de varios ríos, entre ellos Bambana, Prinzapolka, Kukalaya y Coco o Segovia.

Las inundaciones provocaron la pérdida de los cultivos de arroz, frijoles y de otros productos tradicionales de las poblaciones indígenas, como tubérculos (yucas y quequisques) y plátanos. Los equipos de trabajo del PMA y del Programa de Seguridad Alimentaria y Nutricional (PSAN) del Ministerio Agropecuario y Forestal (MAGFOR) realizaron evaluaciones de necesidades alimentarias en las Regiones Autónomas del Atlántico Norte y Sur (RAAN y RAAS) después del paso del huracán para determinar la situación de seguridad alimentaria de la población.

“En la RAAN el huracán provocó tanta lluvia que los ríos aumentaron su caudal y anegaron los cultivos tradicionales de los indígenas. Esto representa un serio problema porque se necesitan alimentos en los hogares para ayudar a estas familias a enfrentar esta nueva crisis”, expresó el Representante del PMA en Nicaragua, William Hart.

De acuerdo a la evaluación del PMA y PSAN/MAGFOR realizada en la RAAN, las prioridades para las familias afectadas son los alimentos, así como semillas para una próxima siembra y el suministro de agua para el consumo humano.

El Gobierno de Nicaragua declaró el Estado de Desastre en cuatro municipios afectados por el huracán en la RAAN: Waspám, Rosita, Prinzapolka y sectores de Puerto Cabezas y tres municipios en la RAAS: Laguna de Perlas, El Tortuguero y La Desembocadura de Río Grande. También orientó al Sistema Nacional para la Prevención, Atención y Mitigación de Desastres (SINAPRED) coordinar las acciones de atención a la población afectada.

Alimento va por tierra, ríos y por el Mar Caribe

El personal de PMA y del PSAN/MAGFOR está trabajando en la zona para coordinar con las autoridades del SINAPRED, los Comités Municipales de Atención y Prevención de Emergencias (COMUNPRED) y con los Gobiernos Municipales la planificación, organización y entrega de los alimentos a las familias afectadas.

Los alimentos salieron de la bodega de PMA en Puerto Corinto, en la zona del Pacífico y se trasladan por vía terrestre y acuática hasta las comunidades de la RAAN, incluyendo el trasporte por el Mar Caribe hacia la zona de Prinzapolka ubicada en el litoral.

“Estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo por responder a las necesidades de la población golpeada por el huracán y a la solicitud de ayuda del Gobierno de Nicaragua. Pero estamos en un momento difícil porque los fenómenos naturales están provocando el deterioro de la seguridad alimentaria de la población y debemos recordar también a quienes sufren las consecuencias de la sequía en el Pacífico y Norte del país”, dijo Hart.

La sequía es provocada por el fenómeno El Niño y causó severos daños en los cultivos de granos básicos, especialmente en el Pacífico del país.

El PMA es la agencia humanitaria más grande del mundo y la agencia de la ONU en primera línea en la lucha por encontrar soluciones al problema del hambre. En el 2009, el PMA planea asistir a unas 105 millones de personas en 74 países.


“UNETE para Poner Fin a la Violencia contra las Mujeres” dirán todos y todas en el nutrido programa de eventos del lanzamiento de la Campaña del Secretario General de las Naciones Unidas en la Ciudad de Guatemala y otros países de la región este 25 de noviembre.


Mensaje del Secretario General en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

Nueva York, 25 de noviembre de 2009/ En los 10 años transcurridos desde que la Asamblea General declaró el 25 de noviembre Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, un mayor número de grupos y particulares, incluidos hombres y niños, se han comprometido con esta causa y participan en los esfuerzos por prevenir y combatir las atroces violaciones de los derechos humanos de la mujer. También ha habido significativos avances a nivel nacional, con la promulgación de leyes y la adopción de planes de acción amplios en muchos países.

Sin embargo, queda mucho por hacer. En todos los países, las mujeres y las niñas siguen padeciendo por la violencia, que causa terribles sufrimientos. Esa violencia obstaculiza el desarrollo, genera inestabilidad y hace mucho más difícil alcanzar la paz. Debemos exigir que los responsables rindan cuentas por las violaciones, y tomar medidas concretas para poner fin a la impunidad. Debemos escuchar a las sobrevivientes y prestarles apoyo.

Nuestro objetivo es claro: poner fin a estos crímenes imperdonables, sea el uso de la violación sexual como arma de guerra, la violencia doméstica, la trata con fines de explotación sexual, los llamados “delitos de honor” o la ablación o mutilación genital femenina. Debemos hacer frente a las causas de la violencia mediante la erradicación de la discriminación y el cambio de las mentalidades que la perpetúan.

La campaña “Unidos para poner fin a la violencia contra las mujeres” que inicié el año pasado está impulsando la acción a nivel de todo el sistema de las Naciones Unidas. En ella se hace un llamamiento a todos los países a que, para el año 2015, apliquen leyes rigurosas, planes de acción multisectoriales, medidas de prevención, sistemas de recopilación de datos, y esfuerzos sistemáticos para combatir la violencia sexual en situaciones de conflicto. Invito a los gobiernos, organizaciones y particulares a que se unan a nosotros en esta campaña. Asimismo, acabo de crear una Red de Hombres Líderes para reforzar nuestras actividades de promoción.

El apoyo de la Asamblea General de las Naciones Unidas al establecimiento de una nueva entidad relativa a la igualdad entre los géneros también fortalecerá nuestra labor. La nueva entidad promoverá la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de la mujer, y hará responsable al propio sistema de las Naciones Unidas de la prestación de apoyo a medidas dirigidas a eliminar la discriminación y la violencia contra la mujer.

En todo el mundo, las mujeres son el elemento esencial que mantiene unidas a las familias, las comunidades y las naciones. En este Día Internacional, reafirmemos nuestro compromiso con los derechos humanos de la mujer, invirtamos más recursos en la lucha contra la violencia; y hagamos todo lo necesario para poner fin a estas horrendas agresiones de una vez por todas.

Amplia información sobre acciones en la campaña “UNETE para Poner Fin a la Violencia contra las Mujeres” dirán todos y todas en el nutrido programa de eventos del lanzamiento de la Campaña del Secretario General
de las Naciones Unidas en la Ciudad de Guatemala y otros países de la región este 25 de noviembre.


http://cms.fideck.com/userfiles/onu.org.gt/File/24012591603230932.pdf


Managua, 13 de noviembre, 2009 / Alimentación, servicio de salud, agua segura, saneamiento, rehabilitación de infraestructura social y reducción de daños a la producción agrícola y rehabilitación de medios de vida son las necesidades inmediatas que el Sistema de las Naciones Unidas en Nicaragua, a través de su Equipo de Emergencias (UNETE), conformado por todas las agencias, ha identificado para atender las dos regiones autónomas de la Costa Caribe, afectadas por el huracán Ida.

El UNETE, encabezado por el Coordinador Residente, Alfredo Missair y las/os representantes de las agencias del Sistema de las Naciones Unidas, asistido por la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), sostuvo una reunión (jueves 12) con miembros de la Mesa de Donantes, en la que estuvieron presentes el Coronel (retirado) Ramón Arnesto Soza, Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Prevención, Mitigación y Atención a Desastres (SINAPRED) y el General de Brigada, Mario Perezcasar.

Según los reportes preliminares del SINAPRED, el huracán IDA afectó a unas 31,000 personas (11,000 de la RAAN y 20,000 de la RAAS). Los vientos dañaron 875 viviendas, unos 300 pozos de abastecimiento de agua resultaron contaminados, así como 300 letrinas y se perdieron unas 4,215 hectáreas de cultivos.

Según la Defensa Civil, el huracán afectó 6 municipios en el Atlántico Sur: Corn Island, Bluefields, Tasba Pauni, Kukra Hill, La Desembocadura del Río Grande y Laguna de Perlas, y 4 municipios en el Atlántico Norte: Prinzapolka, Waspam, Bonanza y Rosita.

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) destinó ayuda alimentaria de emergencia de 77 toneladas métricas, equivalentes a 1710 quintales.     Las instituciones miembros del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (SINAPRED), están garantizando alimentos, medicinas y aseo a los damnificados.

Aún hay mucha necesidad de ayuda para las comunidades afectadas. En tanto, el Sistema de las Naciones Unidas, por solicitud del gobierno de Nicaragua, está ejerciendo una labor intensa de coordinación humanitaria y  trabaja en la formulación de un documento coherente y consensuado con el gobierno, donantes y organizaciones civiles humanitarias, para solicitar a OCHA, fondos de emergencias para proyectos destinados a la preservación de vidas (CERF).

La Central de Respuesta a Emergencias (CERF) es un fondo humanitario establecido por las Naciones Unidas para que la asistencia humanitaria sea más oportuna y confiable a los afectados por desastres naturales y conflictos armados. El Fondo es una herramienta creada por las Naciones Unidas para la posición de pre-financiamiento para la acción humanitaria. Fue aprobado por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 15 de diciembre de 2005 para alcanzar los siguientes objetivos:

•    Promover medidas y respuestas rápidas para reducir la pérdida de la vida.
•    Mejorar la respuesta a requisitos de tiempo críticos.
•    Fortalecer los elementos básicos de la respuesta humanitaria en crisis con financiación insuficiente.

El Sistema de las Naciones Unidas tiene mucha experiencia en la coordinación de acciones nacionales e internacionales para las emergencias en Nicaragua.


Managua 9 de noviembre, 2009 – El Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA) aprobó el envío urgente de alimentos para socorrer a unas 13,000 personas afectadas por el huracán Ida, que azotó con categoría 1 la costa Caribe Nicaragüense el 5 de noviembre pasado.

Las fuertes lluvias asociadas al huracán y las ráfagas de viento que alcanzaron los 120 kilómetros por hora, afectaron comunidades indígenas y afrodescendientes localizadas en las Regiones Autónomas del Atlántico Norte y Sur, en el extremo Este del país.

El Gobierno de Nicaragua solicitó apoyo al PMA el 7 de Noviembre e inmediatamente los equipos del PMA comenzaron la programación y el trabajo logístico para el traslado de los alimentos. El cargamento consiste en 77 toneladas métricas de arroz, cereal fortificado con micronutrientes, arvejas y aceite vegetal. (1,710 quintales) de los stocks disponibles en este momento en el país. Comprende raciones complementarias de alimentos para 13,200 personas por un período de 23 días.

Los equipos de PMA están coordinando con el Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación  y Atención de Desastres (SINAPRED), así como con autoridades regionales y locales las acciones de respuesta a la emergencia.

El huracán golpeó las comunidades más pobres y aisladas del país; la zona es atravesada por ríos caudalosos que se desbordaron y provocaron severas  inundaciones. El alimento del PMA está dirigido a las familias afectadas en las comunidades del Atlántico Sur y harán un amplio recorrido desde la zona del Pacífico por tierra, para después embarcarse por el Río Rama y a través de lagunas y canales llegar hasta las comunidades del Mar Caribe (440 kilómetros por tierra y 213 por río y mar).

Según los reportes preliminares de los organismos de prevención y respuesta a las emergencias, el huracán afectó a 13,200 personas; los vientos dañaron 875 viviendas, unos 300 pozos de abastecimiento de agua resultaron contaminados, así como 300 letrinas y se perdieron unas 4,215 hectáreas de cultivos.  El huracán afectó 6 municipios en el Atlántico Sur: Corn Island, Bluefields, Tasba Pauni, Kukra Hill, La Desembocadura del Río Grande y Laguna de Perlas, y 4 municipios en el Atlántico Norte: Prinzapolka, Waspam, Bonanza y Rosita.
 
“La asistencia alimentaria en este momento es muy importante para quienes están enfrentando esta nueva emergencia. Estamos trabajando rápido para superar todas las dificultades logísticas que representa el envío de alimentos por tierra, por ríos y por el mar Caribe. Nuestra principal interés es llegar lo más rápido posible con los alimentos hasta las comunidades golpeadas por el huracán”, expresó el Representante del PMA en Nicaragua, William Hart.

El huracán Ida afectó la zona Atlántica de Nicaragua mientras en el Pacífico y Centro (las zonas más pobladas del país) se enfrenta una fuerte sequía (como efecto del fenómeno climatológico “El Niño”) que impactó fuertemente los cultivos de granos básicos y que amenaza con dejar a las familias de los pequeños agricultores de subsistencia en situación de inseguridad alimentaria y nutricional.

***

El PMA es la agencia humanitaria más grande del mundo y la agencia de la ONU en primera línea en la lucha por encontrar soluciones al problema del hambre. En el 2009, el PMA planea asistir a unas 105 millones de personas en 74 países.  

Visite nuestro sitio Web: www.wfp.org – www.wfp.org/spanish

El PMA ofrece ahora acceso RSS para mantener a los periodistas actualizados con los más recientes comunicados de prensa, videos y fotografías, según se publican en WFP.org. Para obtener más detalles, vea: http://www.wfp.org/english/?n=999

El PMA ha destinado una línea ISDN de alta fidelidad para entrevistas con altos funcionarios.

Si desea recibir más información, diríjase a (correo electrónico: nombre.apellido@wfp.org):

Alejandro Chicheri, PMA América Latina y el Caribe, Tel. +507-317-3900, Cel. +507-6675-0617
Elio Rujano, PMA América Latina y el Caribe, Tel. +507 317-3930, Mov. +507 6617-9261
Brenda Barton, Sub-Directora de Comunicaciones, PMA/Roma, Tel. +39-06-65132602, Cel. +39-3472582217 (disponible a través de la línea ISDN)
Jennifer Parmelee, PMA/Washington, Tel. +1-202-6530010 Ext. 1149, Cel. +1-202-4223383
Bettina Luescher, PMA/Nueva York, Tel. +1-212-9635196, Cel. +1-646-8241112, luescher@un.org
Sabrina Quezada Ardila, PMA/Nicaragua. Telf- 505 22668044, Cel 505 89302987. sabrina.quezada@wfp.org


Managua, 10 de noviembre de 2009.  Después de participar en diversas reuniones y de dialogar con adolescentes, altas autoridades del gobierno y organizaciones civiles, la señora Marta Santos Pais, Representante Especial  del Secretario General de las Naciones Unidas para la Violencia contra la Niñez, concluyó su misión en Nicaragua, segundo país que visita desde su nombramiento en mayo pasado.

La señora Santos Pais se declaró satisfecha con los resultados de su visita y muy especialmente con el diálogo que mantuvo con un grupo de adolescentes llegados de todo el país para presentarle un manifiesto con sus experiencias y vivencias y con recomendaciones para prevenir  la violencia y hacer aportaciones para el cambio de actitudes en sus padres, madres, maestros, maestras y población en general para “nos  respeten y reconozcan  como personas con aspiraciones, habilidades , capacidades y sobre todo con muchas ganas de vivir en un mundo donde nos sintamos amados , protegidos y tomados en cuenta”.

La Representante Especial tuvo la oportunidad de reunirse con los Ministros y Ministras de Relaciones Exteriores, Educación Salud, Familia, Seguridad Social y Gobernación con quienes reflexionó sobre cómo desarrollar una agenda de prevención y de protección contra la violencia en el contexto de la convención sobre los Derechos del Niño. Los máximos responsables de las políticas públicas de niñez y familia informaron sobre el marco jurídico-institucional del país y compartieron su preocupación por la invisibilidad y aceptación social de la violencia contra los niños, niñas y adolescentes. A partir de las buenas prácticas e importantes iniciativas desarrolladas en Nicaragua, analizaron cómo formular una estrategia integral de prevención y protección de la violencia que ayude a consolidar los sistemas de información estadística sobre todas las formas de violencia, cómo poner el tema en el debate público y desarrollar campañas de sensibilización y cómo mejorar las capacidades de los servicios que trabajan con y para la niñez y la adolescencia. También se comprometieron a designar un  punto focal  que impulse la implementación y monitoreo de la estrategia.

En reunión con la Coordinadora de Organizaciones no Gubernamentales que trabajan con la Niñez y la Adolescencia (Codeni), la Representante Especial tuvo la oportunidad de conocer las iniciativas de abogacía y de incidencia política de estas organizaciones para prohibir en la legislación toda forma de violencia, incluido el castigo físico y otras prácticas humillantes ejercidas por padres y maestros como medidas disciplinarias; abrir espacios de participación de niños, niñas y adolescentes y poner en la agenda pública las recomendaciones del Estudio.

En conferencia de prensa, la señora Santos Pais afirmó que “La violencia contra la niñez y la adolescencia debe ser parte del debate público para que se discuta en todo contexto como una prioridad del  país” e invitó a los medios de comunicación a tomar parte de las acciones de transformación social necesarias para la erradicación de la violencia y el reconocimiento de niñas, niños y adolescentes como sujetos de derechos.

María Jesús Conde Zabala, representante de UNICEF en Nicaragua, que acompañó a la Sra. Santos país en las diferentes reuniones, agradeció la visita de la Relatora especial a Nicaragua y animó al Estado, a las universidad, al sector privado a y sociedad civil a celebrar el vigésimo aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño renovando su compromiso con la infancia con una estrategia nacional de prevención y protección de la violencia que dé seguimiento a las recomendaciones del Estudio Mundial de Violencia contra la Niñez.  “Si bien ha habido importantes avances en estos veinte años en materia de derechos civiles, políticos, sociales, económicos y culturales de las personas menores de 18 años, todavía queda mucho por hacer. La violencia pone en peligro el crecimiento y desarrollo de la niñez y activa una cadena de daños y vulneraciones asociados que socavan el efectivo disfrute de los derechos humanos”.

Para obtener más información, sírvase dirigirse a: Olga Moraga  Amador, Especialista de Comunicación – UNICEF

omoraga@unicef.org, Cel. 8851-7782


Managua, 3 de Noviembre de 2009. La Representante Especial del Secretario General de las Naciones Unidas sobre Violencia contra la Niñez visitará Nicaragua el 9 y 10 de Noviembre, en ocasión de la jornada de celebración de los 20 años de la Convención sobre los Derechos del Niño.

El Secretario General de las Naciones Unidas nombró a Marta Santos Pais como Representante Especial sobre Violencia contra la Niñez, con el nivel de Asistente del Secretario General de la ONU.

El nombramiento fue hecho en seguimiento a las recomendaciones incluidas en el Estudio  sobre Violencia contra la Niñez, por un período de tres años.

La oficina de la Representante Especial está basada en New York y cuenta con el apoyo administrativo del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia  (UNICEF).

La Sra. Santos Pais tiene una gran pasión por su trabajo y un firme compromiso con los derechos de la niñez. Cuenta con más de 25 años de experiencia sobre  los temas de derechos humanos y procesos de compromisos intergubernamentales.

Desde el año 2001 hasta su actual nombramiento se desempeñó como Directora del Centro de Investigación sobre la Niñez, Inocenti, basado en Florencia, Italia. Ella se incorporó como funcionaria de UNICEF en 1997 como Directora de Evaluación, Políticas y Planificación y  Co- Directora del Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas sobre los Derechos Humanos.

Desde 1991 hasta 1997 la Sra. Santos Pais fungió como Secretaria del Comité sobre los Derechos del Niño.  Durante ese tiempo, también sirvió de Sub-Directora del Comité Coordinador sobre Políticas de la Niñez del Consejo de Europa.

La Sra. Santos Pais, se desempeño en numerosas posiciones sobre los derechos humanos y en asuntos legales en Portugal. Ha escrito muchos estudios y publicaciones y se desempeñó como Asesor Especial al Estudio Machel sobre Niñez afectada por los Conflictos Armados y el Estudio Mundial sobre Violencia contra la Niñez, ordenado por la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Marta Santos Pais es graduada en ciencias jurídicas de la Universidad de Lisboa, Portugal, es casada y madre de dos hijos.