• Discurso íntegro pronunciado por el Coordinador Residente de la ONU, Sr. Pablo Mandeville, en las instalaciones del Poder Judicial en un acto conjunto con el Sistema de las Naciones Unidas Nicaragua, para conmemorar el Día Internacional de los Derechos Humanos.

Celebro antes que todo la presencia en la mesa principal de tantas mujeres con altos cargos de responsabilidad en el Estado en el evento que nos convoca hoy con el tema de “Derechos Humanos  y Justicia, el caso de la Equidad de Género”.

Es un honor para mí compartir con ustedes unas reflexiones sobre los derechos humanos en ocasión del aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos.  En efecto, mañana viernes 10 de diciembre, la Declaración Universal de Derechos Humanos cumplirá 63 años.

Tras esas breves reflexiones, mi colega el doctor Ricardo Changala, Asesor en Derechos Humanos del Equipo de País del Sistema de Naciones Unidas en Nicaragua, ampliará el tema de “Los DDHH y su cumplimiento en el orden jurídico”.

Permítanme para empezar leerles las siguientes palabras del Preámbulo (cito): “La Asamblea General proclama la presente Declaración Universal de Derechos Humanos como ideal común por el que todos los pueblos y naciones deben esforzarse, a fin de que tanto los individuos como las instituciones, inspirándose constantemente en ella, promuevan, mediante la enseñanza y la educación, el respeto a estos derechos y libertades, y aseguren, por medidas progresivas de carácter nacional e internacional, su reconocimiento y aplicación universales y efectivos, entre los pueblos…”(Fin de cita).

En su redacción participaron representantes del mundo entero y de distintas tradiciones jurídicas, los cuales coincidieron en una serie de derechos humanos y libertades fundamentales para todos los hombres y mujeres, sin excepción ni distinción, independientemente del lugar donde vivan.

A 63 años de haber sido promulgada, prácticamente todos los Estados la han aceptado como un reconocimiento de que, como lo dijo el Sr. Ban Ki-moon, Secretario General de Naciones Unidas, (cito): “los derechos humanos son la base sobre la que se sustentan la libertad, la paz, el desarrollo y la justicia, y constituyen uno de los pilares de la labor de las Naciones Unidas en todo el mundo” (Fin de cita).

La Declaración de 1948 fue el primer instrumento internacional que reconoció lo que, en la actualidad, se describe como “valores universales”, es decir: que los derechos humanos son inherentes a todas/os y que conciernen a la comunidad internacional en su integralidad.

Pero como bien lo dice su Preámbulo, es un ideal, y como tal, aun falta desarrollar muchos esfuerzos para concretar dicho ideal e intentar traducirlo en la realidad.

En un mundo gravemente amenazado por divisiones, opresiones y discriminaciones por razones políticas, de raza u origen étnico, sexo, creencias religiosas, condiciones sociales y económicas, edad, discapacidades físicas y mentales, entre otras, es cuando más empeño tenemos que poner en defender y proclamar los principios universales de justicia, equidad e igualdad, consagrados en la Declaración.

Es dentro de este espíritu que el lema del Día Internacional de los Derechos Humanos para el presente año 2010 es:

“Hazte oír. Pon fin a la discriminación”

El artículo 2 de la Declaración dice (cito):

“Todas las personas tienen todos los derechos proclamados en esta Declaración sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición”. (Fin de cita).

Este concepto de “no discriminación” ha sido desarrollado y profundizado en el mundo entero a través de otros instrumentos como son la Convención contra toda forma de Discriminación Racial o la Convención contra toda forma de Discriminación contra la Mujer, así como instrumentos más recientes que buscan proteger los derechos de las personas con discapacidades o impulsan la plenitud de derechos individuales y colectivos para los pueblos indígenas. Sin embargo, el mundo continúa presentando múltiples situaciones que distan mucho del ideal común. Millones de personas siguen sufriendo discriminación, opresión y persecución en su realidad cotidiana.

Las leyes de protección y promoción de los derechos humanos son indispensables, pero no son suficientes. Se necesita de la voluntad política, se requiere sensibilizar a la opinión pública, crear conciencia y educar a la gente, se precisa elaborar y ejecutar planes concretos para lograr que estos derechos plasmados en las leyes puedan ser ejercidos libre y plenamente por todas las personas en su vida cotidiana.

En este sentido, el rol de quienes contribuyen al buen funcionamiento del sistema de justicia e imparten justicia a saber jueces, fiscales, magistrados y en general todas y todos los integrantes del sistema de justicia, es esencial.

Por un lado, les corresponde a ustedes proteger y garantizarles a todas las personas el efectivo goce de sus derechos, y por otro lado, también tienen el deber de proteger y apoyar a quienes trabajan en representación de las víctimas, así como a quienes por alguna razón u otra requieran asistencia en el ejercicio y goce de sus derechos humanos. Numerosos artículos de la Declaración tratan de la Justicia sin la cual no se pueden ejercer ni proteger los derechos humanos, sin la cual no hay recurso, ni amparo efectivos.  La Constitución de Nicaragua, en su artículo 160, recoge esa obligación. 

Sabemos que el concepto de la ética es fundamental en su quehacer diario, además del respeto de los principios universales de justicia, equidad e igualdad.  Hoy más que nunca, estos principios y conceptos han de guiar y fundamentar su misión. 

De ustedes también depende la plena incorporación en las decisiones de justicia de las convenciones internacionales que, de acuerdo a la jerarquía de las normas, traducen en obligaciones, para los Estados y demás actores políticos, sociales y económicos, todos los derechos humanos. 
En sus hombros descansa la responsabilidad de hacer respetar ese ideal proclamado en 1948 y en todos los acuerdos internacionales que desde entonces han ido profundizando y concretando todos los derechos humanos, es decir, los políticos, civiles, económicos, laborales, sociales, culturales y ambientales, entre otros. Derechos de todas las personas, de las mujeres, de la niñez, de los adultos mayores, de los jóvenes, de los indígenas, de los migrantes, en fin, de todas y de todos sin excepción ni distinción.

A modo de conclusión, permítanme reiterarles que, para el Sistema de las Naciones Unidas en Nicaragua, la coordinación de acciones con el Poder Judicial, dirigidas a la implementación efectiva de herramientas para la promoción y protección de los derechos humanos, es una línea de trabajo prioritaria.

A 63 años, la Declaración Universal sigue siendo un ideal que no hemos alcanzado y por el cual vale la pena luchar.  Yo les invito, como lo hace su Preámbulo, a tenerlo como un ideal que nos inspire a todos. Si logramos hacer de la Declaración Universal un ideal común plenamente compartido, habremos, a 63 años de su proclamación, demostrado su plena vigencia.

Managua, 9 de diciembre, 2010.


Managua, viernes 10 de diciembre, 2010/ El Coordinador Residente del Sistema de las Naciones Unidas en Nicaragua, Sr. Pablo Mandeville, anunció que la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) aprobó US$ 29,100 para apoyar a Nicaragua, a través del Ministerio de Salud (MINSA), con la asistencia técnica de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), en las acciones de control del brote de leptospirosis, resultado de las inundaciones durante la época lluviosa.

OCHA realizó una donación de US$29,100 dólares en efectivo para la emergencia.  Serán ejecutados en los próximos dos meses. Grupos vulnerables en poblaciones de León, Chinandega y Estelí, departamentos particularmente afectados por la leptospirosis, comenzarán a recibir equipos de cloración, tanques y agua para consumo humano con el fin de que mejoren sus condiciones sanitarias.

En efecto, el agua contaminada es una de las principales causas de la leptospirosis, así como de otras enfermedades. Además, este apoyo garantizará que se realicen las siguientes actividades:

  • Desarrollo de la capacidad de cuatro centros de salud para producir cloro y controlar la calidad del agua. A su vez, estos centros de salud entregarán cloro para potabilizar el agua a los grupos vulnerables.
  • Puesta en marcha de un laboratorio para analizar el contenido bacteriano del agua y verificar si es apta para consumo humano.
  • Los grupos vulnerables recibirán los depósitos de agua para preservar la seguridad del agua y serán instruido de cómo aplicar correctamente el cloro.

El Sr. Mandeville dijo “estar convencido que esta ayuda de emergencia mejorará la situación de los grupos más vulnerables”.


Managua, 10 de diciembre, 2010 / Durante un acto de conmemoración conjunto del Día Internacional de los Derechos entre el Poder Judicial y el Sistema de las Naciones Unidas, dedicado a la equidad de género, la Dra. Alba Luz Ramos, Presidenta de la Corte Suprema de Justicia, hizo una demostración minuciosa sobre la forma en que las juezas y jueces de Nicaragua, paulatinamente van incorporando en sus sentencias, conceptos, principios y disposiciones contenidas en la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW).

Adoptada en 1979, la CEDAW provee un marco legal internacional sobre cuya base, los Estados legislan y acometen medidas para eliminar la discriminación de la mujer y alcanzar la igualdad entre los géneros. Con el fin de examinar los progresos realizados en la aplicación de la Convención, se creó el Comité de la CEDAW, que interpreta el contenido y el alcance de la Convención a través de las recomendaciones generales. En 1999 se aprobó el Protocolo Facultativo de la CEDAW, instrumento jurídico que, aunque es opcional, permite la presentación de casos individuales de violación de los derechos humanos de las mujeres y también la solicitud de que el Comité visite el país, a fin de elaborar un informe sobre alguna violación reiterada.

El Coordinador Residente del Sistema de las Naciones Unidas en Nicaragua, Sr. Pablo Mandeville, frente a una nutrida concurrencia, destacada por diputadas/os, magistradas/os de la Corte Suprema de Justicia, magistradas/os de tribunales territoriales, jueces y juezas civiles y distritales, defensoras/es públicos, fiscales de justicia, funcionarias/os del sistema judicial, procuradoras/es, policías de la Comisaría de la Mujer y periodistas que cubren el sector, expresó que las leyes de protección y promoción de los derechos humanos son indispensables, pero no suficientes, se necesita de la voluntad política, se requiere sensibilizar a la opinión pública, crear conciencia y educar a la gente, se precisa elaborar y ejecutar planes concretos para lograr que estos derechos plasmados en las leyes puedan ser ejercidos libre y plenamente por todas las personas en su vida cotidiana.

“En este sentido –dijo Mandeville-, el rol de quienes contribuyen al buen funcionamiento del sistema de justicia e imparten justicia a saber jueces, fiscales, magistrados y en general todas y todos los integrantes del sistema de justicia, es esencial. Por un lado, les corresponde a ustedes proteger y garantizarles a todas las personas el efectivo goce de sus derechos, y por otro lado, también tienen el deber de proteger y apoyar a quienes trabajan en representación de las víctimas, así como a quienes por alguna razón u otra requieran asistencia en el ejercicio y goce de sus derechos humanos. Numerosos artículos de la Declaración tratan de la Justicia sin la cual no se pueden ejercer ni proteger los derechos humanos, sin la cual no hay recurso, ni amparos efectivos y la Constitución de Nicaragua, en su artículo 160, recoge esa obligación”, reafirmó.

Por su parte, el Sr. Ricardo Changala, Asesor en Derechos Humanos del Equipo de País de las Naciones Unidas, expresó que con la promulgación de la Declaración Universal de Derechos Humanos (1948), la judicatura tiene un papel central en el proceso de defensa de los derechos e implica la universalización y la tendencia a la igualdad de derechos entre los habitantes del planeta. “Entre otras funciones, el juez permite el proceso bidimensional de aplicación interna de los avances internacionales, pero también, de la internacionalización de los avances locales, aspecto este no siempre resaltado adecuadamente”, dijo.

Durante las exposiciones, se destacaron las palabras de la diputada Alba Palacios, Segunda Secretaria de la Junta Directiva de la Asamblea Nacional, quien historió sobre la legislación nacional en materia de derechos humanos de la mujer en Nicaragua. En concordancia, la Sra. Isabel Green, Directora Ejecutiva del Instituto Nicaragüense de la Mujer (INIM), se refirió a los avances en materia social y económica promovidos por el gobierno de Nicaragua.

Al evento asistieron las/os magistradas/os de la Corte Suprema de Justicia: Dra. Yadira Centeno; Dra. Ligia Molina; Dra. Juana Méndez; Dr. Rafael Solís; Dr. Francisco Rosales; y la Fiscal General Adjunta Ana Julia Guido. Por parte del Sistema de las Naciones Unidas, las agencias, fondos y programas nombraron delegaciones para estar presente en la conmemoración.


En la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, en Cancún, el día de hoy se presentó un sitio web sin precedentes, www.climatefinanceoptions.org, que ayudará a los países en desarrollo a dilucidar la gran cantidad de fondos e instrumentos disponibles para el financiamiento climático.

El financiamiento climático ocupa un lugar destacado en la agenda de la conferencia. El portal interactivo Opciones de Financiamiento Climático (CFO por sus siglas en inglés), fue diseñado como un sitio de referencia con información sobre las finanzas relacionadas con el clima, que ayudará a los países en desarrollo en sus esfuerzos para identificar fuentes de financiamiento cruciales para combatir el cambio climático.

Los países en desarrollo necesitan poder acceder a información sobre posibles fuentes de financiamiento, ejemplos inspiradores de mejores prácticas, resultados de investigaciones y herramientas para mejorar la inversión y la toma de decisiones. “La Plataforma de Opciones de Financiamiento Climático es una ventana que se abre a este tipo de información” manifestó Warren Evans, Director del Departamento de Medio Ambiente del Banco Mundial.

Dentro del marco de las negociaciones mundiales sobre el cambio climático, el Grupo del Banco Mundial y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) han desarrollado conjuntamente la plataforma de conocimiento con base en la web, en estrecha colaboración con la Secretaría de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC).

“Para que la ayuda relacionada con el cambio climático resulte más eficaz, es fundamental que los países puedan acceder, secuenciar, e integrar eficazmente las fuentes de recursos a nivel nacional. Por tanto, al PNUD le complace trabajar en asociación para aportar la plataforma de Opciones de Financiamiento Climático como ventanilla única, donde los podrán navegar por las complejas fuentes de financiamiento,” expresó  Veerle Vandeweerd, Director del Grupo de Medio Ambiente y Energía del PNUD.

Con frecuencia, los países en desarrollo se encuentran frente a un vacío de información cuando buscan fondos para solventar las necesidades de desarrollo emergentes debidas al cambio climático. Estas necesidades requieren grandes cantidades de flujo financiero; para el 2030 llegarán a USD100 mil millones y USD175 mil millones anuales para adaptación y mitigación respectivamente. Muchos países en desarrollo ya están financiando acciones con sus propios y escasos recursos.

La CFO proporciona una variedad de servicios. Documenta y analiza los tipos de fondos disponibles, cuánto hay y para qué, los criterios para acceder a ellos, cómo se regula y administra el dinero. La Plataforma también proporciona ejemplos y prototipos de casos exitosos en los cuales se fusionaron diferentes fondos para obtener el máximo impacto. La CFO también es un centro de conocimiento con una amplia gama de literatura y herramientas para permitir a quienes desarrollan los proyectos analizar sus propios proyectos y tomar decisiones basadas en una mejor información.

PRINCIPALES BENEFICIOS

La Plataforma generará varios beneficios:

* Mejor acceso a la información sobre financiamiento climático, que servirá a los gobiernos de los países en desarrollo como base para la planificación y toma de decisiones;
* Mayor equidad para que usuarios de los países y comunidades con diferentes niveles de capacidad accedan al sistema;
* Documentación útil para elaborar políticas relacionadas con el financiamiento de la mitigación y la adaptación;
* Mayor eficiencia en transacciones financieras relacionadas con el clima;
* Despliegue más rápido de los proyectos de mitigación y adaptación;
* Mejor coordinación entre el Sistema de la ONU, bancos multilaterales de desarrollo y otros actores, incluido el sector privado, para la financiación de acciones orientadas a combatir el cambio climático en los países en desarrollo.

El portal CFO también proporcionará enlaces actualizados a fuentes que supervisan la implementación del Fondo de Arranque Rápido.  Para acceder al sitio Web, por favor ingrese a (www.climatefinanceoptions.org


2 de diciembre de 2010/ La abolición de la trata trasatlántica de esclavos en el siglo XIX no supuso la erradicación de esta práctica a nivel mundial. Al contrario, se adoptaron otras formas que han persistido hasta hoy, entre ellas la servidumbre de la gleba, la servidumbre por deudas y el trabajo forzoso; la trata de mujeres y niños, la esclavitud doméstica y la prostitución forzada, incluso la prostitución de menores; la esclavitud sexual, el matrimonio forzoso y la venta de esposas; y el trabajo infantil y la servidumbre infantil.

Esta realidad obliga a la comunidad internacional a mantenerse alerta y redoblar sus esfuerzos por erradicar las manifestaciones contemporáneas de la esclavitud. La esclavitud moderna es un crimen, y quienes la cometan, toleren o faciliten deben ser llevados ante la justicia. Más aún, las víctimas y supervivientes tienen derecho a recurso y reparación.

La preocupación de la comunidad internacional por la situación de las personas que viven en condiciones de esclavitud se ha traducido en numerosos instrumentos jurídicos importantes, el más reciente de los cuales es el Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños, que entró en vigor en 2003 como complemento de la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional.

Jurisdicciones de todo el mundo han allanado el camino para seguir progresando en los procesos judiciales de reparación. La Corte Internacional de Justicia ha contribuido al reconocimiento de la esclavitud como crimen de lesa humanidad, y el derecho a la libertad frente a la esclavitud se considera tan fundamental que todos los países están facultados para llevar a los Estados transgresores ante la Corte. El Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia ha formulado cargos de esclavitud como crimen de lesa humanidad por actos de violación y esclavitud, y la Corte de Justicia de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental dictaminó  recientemente que la esclavitud es un crimen de lesa humanidad.

En este Día Internacional, insto a todos los Estados a que ratifiquen y apliquen los instrumentos jurídicos pertinentes y a que cooperen plenamente con la Relatora Especial de las Naciones Unidas sobre las formas contemporáneas de la esclavitud. Apelo además  a todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas a que hagan contribuciones generosas al Fondo Fiduciario de Contribuciones Voluntarias de las Naciones Unidas para Luchar contra las Formas Contemporáneas de la Esclavitud, que ha ayudado a miles de víctimas a recuperar la vida y la dignidad.

Mensaje del Secretario General en el Día Internacional
para la Abolición de la Esclavitud


El Programa Hombre y Biosfera de la UNESCO (MAB), en su 22ª  Sesión de Trabajo realizada en la Sede de la UNESCO (Francia) del 31 de mayo al 04 de junio 2010, aprobó la Candidatura de la Isla de Ometepe para formar parte de la Red Mundial de Reservas de la Biosfera.

En Nicaragua actualmente existen dos Reservas de Biosfera reconocidas oficialmente por el Programa MAB de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO):  la Reserva de Biosfera BOSAWAS, ubicada en la región Noreste de Nicaragua y la Reserva de Biosfera RIO SAN JUAN ubicada al Sur del Lago de Nicaragua y el Caribe. 

La Isla de Ometepe es la Tercera Reserva de Biosfera para Nicaragua, la primera insertada en la región del Pacífico y la única con bosque seco, uno de los tipos de vegetación con más amenaza en Nicaragua y Centroamérica. Esta pequeña extensión (50,000 hectáreas aproximadamente) alberga valores naturales representativos de la región del Pacífico, Centro y Caribe de Nicaragua, tales como el bosque nuboso, bosque húmedo, bosque de transición, una parte del Lago de Nicaragua, y su riqueza arqueológica; uniendo el pasado histórico de nuestros ancestros con el presente y aumentando los valores turísticos que la llevaron a ser nominada como una de las siete maravillas naturales del mundo.

El Dr. Juan Bautista Arríen, Secretario Permanente de la Comisión Nicaragüense de la UNESCO, entregó de forma oficial a la Sra. Juana Argeñal, Ministra del Ambiente y Recursos Naturales (MARENA), el Certificado que otorga la UNESCO en que se declara la nueva Reserva de Biosfera de Nicaragua.

Le acompañaron el Ministro de Turismo, Sr. Mario Salinas; el Alcalde de Altagracia, Sr. Orlando Meza; el Alcalde de Moyogalpa, Sr. Calos Guzmán, y el Coordinador Residente del Sistema de Naciones Unidas de Nicaragua, Sr. Pablo Mandeville.

El acto se efectuó hoy lunes 22 de noviembre en la Sala Henry Meyer del Edificio de Naciones Unidas en Managua.


Managua, 22 de noviembre, 2010/ La incorporación “masiva e irreversible” de las mujeres de América Latina y el Caribe a la fuerza laboral ha puesto en evidencia el desafío de abordar un cambio en la relación entre el trabajo y la vida familiar, como requisito para tener sociedades más igualitarias y economías más productivas, destaca el informe: “Trabajo y Familia: Hacia nuevas formas de conciliación con responsabilidad social”, presentado en el país el martes 9 de noviembre, ante las autoridades del Ministerio del Trabajo, Ministerio de la Familia, Instituto Nicaragüense de la Mujer, organismos laborales, sociales, sindicales y representantes de las agencias del Sistema de las Naciones Unidas.

“En la actualidad hay más de 100 millones de mujeres insertas en el mercado laboral de América Latina y el Caribe, lo que constituye un nivel inédito”, destaca el primer informe conjunto elaborado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). El documento argumenta que la conciliación entre vida familiar o personal y vida laboral, constituye “uno de los mayores retos de nuestro tiempo”, ya que “se trata de una dimensión fundamental para promover la igualdad y combatir la pobreza desde el mundo del trabajo”.

La Dra. Jeannette Chávez, Ministra del Trabajo, expresó el Gobierno de Nicaragua están implementando acciones positivas para reducir las brechas de inequidades de género y que se han restituido los derechos salariales de mujeres en sitios donde le pagaban menos de lo que la Ley indicaba. En otros casos –dijo- han encontrando desniveles salariales con iguales responsabilidades de trabajo ocupados por varones, lo cual se está corrigiendo y el MITRAB continuará las inspecciones para evitar las inequidades.

Por su parte, el Sr. Pablo Mandeville, Coordinador Residente del Sistema de las Naciones Unidas en Nicaragua, señaló que el estudio debe ayudar a profundizar una reflexión, en el marco de las normas y valores internacionales, reflejadas en los Convenios de la OIT, en la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación en contra de las Mujeres (CDAW) y en la aceleración del cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). Mandeville ratificó el compromiso del Sistema de las Naciones Unidas en continuar haciendo esfuerzos con el Gobierno, la empresa privada, los sindicatos, la sociedad civil, para promover iniciativas de sensibilización y cambio cultural, como los plantea el Convenio 156 de la OIT.

La experta en genero de la OIT, Sra. María José Chamorro, expuso la situación de la mujer trabajadora en América Latina y se refirió al Convenio 156 y la recomendación 165 sobre trabajadores con responsabilidades familiares, en donde se menciona que éstas no constituyen causas discriminatorias, no obstruyen el mejoramiento de las condiciones de vida ni comprometen el acceso ni la pertenencia laboral, por lo tanto, recomendó orientar políticas publicas de Estado dirigidas a una distribución igualitaria de las responsabilidades.

El informe aporta datos según los cuales un 70 por ciento de las mujeres de América Latina y el Caribe están incorporadas al mercado de trabajo, lo cual es un avance que “ha tenido efectos importantes en la generación de riqueza de los países, el bienestar de los hogares y la disminución de la pobreza”.

En el evento participaron la Sra. Jeannette Chávez, Ministra del Trabajo; la Sra. Marcia Ramírez, Ministra de la Familia; la Sra. Lucy Valenti, representante de la Comisión de Género del COSEP; la Sra. Claudia Espinoza Jarquín, Secretaria de Educación de la Central Sandinista de Trabajadores (CST); el Sr. Pablo Mandeville, Coordinador Residente del Sistema de las Naciones Unidas en Nicaragua. Sr. Claudio Tomasi, Representante Residente Adjunto (PNUD); Sra Maria Machicado, Representante Interina, UNICEF, Sr. Ricardo Changala, Asesor de Derechos Humanos de la Oficina del Alto Comisionado de los Derechos Humanos; Sr. Nazario Exposito, Representante de UNOPS y Sra. Bertha Rosa Guerra, Oficial de Genero en Nicaragua de la OIT.


Managua, 16 de noviembre.- El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y el Comité Organizador del VIII Festival de la Radio y la Televisión a Favor de la Niñez y la Adolescencia por este medio dan a conocer que la Marcha: “TODOS LOS DERECHOS PARA TODAS LAS NIÑAS Y LOS NIÑOS”, que se realizará el próximo sábado 20 de noviembre a partir de las 7:00 a.m. tendrá un nuevo recorrido.

La marcha saldrá frente al Chamán, luego sube por Hospital Militar hacia la Rotonda el Güegüense, y culminará en las instalaciones del Instituto Nicaragüense de Deportes (IND), en donde las niñas, los niños y adolescentes tendrán un día para divertirse, expresarse y demostrar sus habilidades artísticas y deportivas.

Tradicionalmente la marcha ha salido de la Universidad Centroamericana (UCA), pero debido a que la Alcaldía de Managua está realizando reparaciones en esa vía, este año el Comité Organizador definió el nuevo recorrido.

Este evento se desarrolla en ocasión del Día Internacional de la Radio y la Televisión a favor de la Niñez y la Adolescencia, cuyo propósito es dar mayor difusión al tema de los derechos de las niñas, niños y adolescentes.

En Nicaragua, desde hace varios años, los adolescentes y jóvenes desarrollan toda una jornada de participación en los medios de comunicación para crear conciencia sobre los derechos y los temas de interés para la infancia y la adolescencia.

Los ejes temáticos que las niñas, niños y adolescentes definieron este año son:
Educación de calidad e inclusiva, participación en la toma de decisiones, comunicación asertiva y convivencia pacífica en la comunidad.

Así que invitamos a todas las niñas, niños, adolescentes, jóvenes, comunicadores, medios de comunicación y toda la población a manifestarse este sábado 20 de noviembre por “TODOS LOS DERECHOS PARA TODAS LAS NIÑAS Y LOS NIÑOS”.


Discurso del Coordinador Residente
Sesión Especial de la Asamblea Nacional
Conmemoración 65 Aniversario de las Naciones Unidas
“Políticas públicas para el Desarrollo de la Juventud”
Asamblea Nacional, jueves 21 de octubre, 2010

Honorable Diputado René Núñez Téllez, Presidente de la Junta Directiva de la Asamblea Nacional.
Honorable Diputado Wilfredo Navarro, Primer Secretario.
Honorables Miembros de la Junta Directiva.
Honorables Diputados y Diputadas de la Asamblea Nacional de Nicaragua.
Miembros del Cuerpo diplomático
Autoridades
Representantes de organismos multilaterales y del Sistema Interamericano
Colegas y amigos del Sistema de las Naciones Unidas en Nicaragua
Representantes de los medios de comunicación
Representantes de la sociedad civil
Señoras y Señores

Muy buenos días

Quisiera empezar con un saludo a todos los jóvenes y a todas las jóvenes que hoy nos acompañan y muy especialmente a la joven Luz Marina López, que ha venido de la RAAN y a Mauricio Gutiérrez, un joven ejemplar, así como a la delegación de jóvenes nicaragüenses que participó en la Conferencia Mundial de Juventud en agosto del 2010, en Guanajuato, México. Están con nosotros, les invito a aplaudirles en reconocimiento al rol que desempeñaron y que contribuyó al éxito de esa Conferencia. Como ven hay dos parlamentarias jóvenes que formaron parte de esa delegación.

Es un honor para mí y para todo el Sistema de Naciones Unidas en Nicaragua, cuyos representantes están aquí presentes (se ponen de pié y son aplaudidos), poder celebrar con todos ustedes en esta Sesión Especial de la Asamblea Nacional el 65 aniversario de las Naciones Unidas en este Palacio Legislativo.  Como fuera recordado por el Diputado Aguirre Sacasa, Nicaragua es miembro fundador de las Naciones Unidas y está profundamente comprometida con el multilateralismo.

Permítanme leerles el mensaje que el Secretario General, Sr. Ban Ki Moon, nos envía en esta ocasión:

Cito: “En este Día de las Naciones Unidas, quiero expresar mi profundo agradecimiento a los millones de personas de todo el mundo que creen sinceramente en nuestra labor en pro de la paz, el desarrollo y los derechos humanos, que comparten nuestros ideales y nos ayudan a alcanzar nuestros objetivos. A todos ustedes, amigos y conciudadanos del mundo: muchas gracias.

Hace sesenta y cinco años, entró en vigor la Carta fundacional de las Naciones Unidas. Cada año, con ocasión del Día de las Naciones Unidas, revalidamos nuestra misión mundial; reafirmamos los valores universales de la tolerancia, el respeto mutuo y la dignidad humana; y pasamos revista a los avances que hemos hecho juntos: los avances en la alfabetización y en la esperanza de vida, en la difusión de los conocimientos y las tecnologías, en la democracia y el estado de derecho.

Pero, sobre todo, el Día de las Naciones Unidas es una fecha en la que renovamos nuestra resolución de hacer aún más: más para proteger a los que se encuentran atrapados en un conflicto armado, para luchar contra el cambio climático y para evitar una catástrofe nuclear; más para ofrecer más oportunidades a las mujeres y las niñas y para combatir la injusticia y la impunidad; más para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

El mes pasado, la Cumbre de los Objetivos de Desarrollo del Milenio celebrada en las Naciones Unidas sirvió para generar no sólo un impulso político sino también compromisos financieros que son especialmente importantes en estos tiempos de dificultades económicas. Estoy decidido a seguir adelante para alcanzar las metas fijadas para 2015.

Pese a nuestros problemas, pese a la polarización y la falta de confianza, este mundo interconectado en el que vivimos ha abierto amplias y nuevas vías para lograr el progreso común. Comprometámonos todos juntos a esforzarnos aún más para hacer realidad los altos ideales de la Carta de las Naciones Unidas.” Fin de citación

En Nicaragua, hemos decidido poner el énfasis, con ocasión de este 65 Aniversario de las NNUU, en el tema de la Juventud o, mejor dicho, de las Juventudes.  No es una casualidad.

En efecto, en diciembre del 2009, la Asamblea General de las Naciones Unidas, adoptó una resolución en la que se declaró el período comprendido entre el 12 de agosto del 2010 al 12 de agosto del 2011, el “Año Internacional de la Juventud”, con varios objetivos:

•    Impulsar la participación plena y efectiva de los jóvenes, en todos los aspectos;
•    Promover el diálogo y el entendimiento para la adopción de políticas públicas que abonen al desarrollo de las y los jóvenes; y
•    Fomentar los ideales de paz, respeto a los derechos humanos, las libertades y la solidaridad entre los seres humanos, en armonía con la naturaleza.

Diez años antes, en diciembre de 1999, por recomendación de la Conferencia Mundial de Ministros de Juventud, la Asamblea General había declarado el 12 de agosto como el Día Internacional de la Juventud.

Haciendo un recuento, la realidad es que desde el año 1965, la Asamblea General ha venido aprobando iniciativas y resoluciones destinadas al desarrollo de la juventud, hasta llegar a la celebración de la Conferencia Mundial de Juventud hace apenas dos meses, en agosto del 2010, en Guanajuato, México. Aprovecho la oportunidad para agradecer y felicitar al Gobierno de México, a través de su embajador, por la organización de la Conferencia y el liderazgo mostrado en todo este proceso y su seguimiento. Ayer nos recibió la Señora Ministro de la Juventud de México para informarnos sobre las próximas etapas para acompañar y traducir en resultados los acuerdos alcanzados en la Conferencia de Guanajuato.

Señor Presidente, permítame mencionar los titulares de las 13 prioridades reflejadas en la Declaración de Guanajuato:

  • Políticas Públicas e Inversión
  • Pobreza y Hambre
  • Educación
  • Salud
  • Empleo
  • Equidad de Género
  • Tecnología e Innovación
  • Cultura
  • Acceso a Justicia y Seguridad
  • Participación
  • Desarrollo Sustentable
  • Migración Internacional
  • Cooperación Internacional

En esas trece áreas, los Gobiernos participantes en la Conferencia acordaron tomar las medidas necesarias y trabajar conjuntamente con la sociedad civil, las organizaciones internacionales y las agencias de cooperación internacional para instrumentar las prioridades identificadas en la declaración, con la participación, es importante resaltarlo, de las y los jóvenes.

Asimismo, acordaron continuar con las discusiones que se llevan a cabo en el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas, con respecto a la instrumentación efectiva del Programa Mundial de Acción para los Jóvenes y fortalecer mecanismos de coordinación con el Sistema de las Naciones Unidas para apoyar políticas y programas mundiales, regionales y nacionales dirigidos a la juventud.

Como podemos observar, estamos frente a una voluntad política mundial expresada por todos los Gobiernos participantes, y dado el rol y el compromiso asumido por Nicaragua en este proceso, es altamente simbólico que celebremos este aniversario hablando de este tema en la Asamblea Nacional. En efecto, el Parlamento tiene un rol decisivo que desempeñar, así como los partidos políticos, a través de sus representantes en la Asamblea Nacional, para plasmar en políticas públicas las prioridades reflejadas en la Declaración de Guanajuato.

Desde el Sistema de las Naciones Unidas, asumimos el compromiso de acompañar los esfuerzos de los Poderes del Estado, los partidos políticos, el sector académico, las organizaciones de la sociedad civil, en particular las organizaciones juveniles, en suma de toda la sociedad nicaragüense, porque trabajar por la juventud y con la juventud, es trabajar para el futuro de Nicaragua.

Con el apoyo del Gobierno de España a través del Fondo para el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, el Sistema de Naciones Unidas está implementando un programa conjunto denominado “Juventud y empleo” en apoyo a las políticas y estrategias que el Gobierno de Nicaragua está llevando a cabo para alcanzar las Metas de Desarrollo del Milenio.

En los próximos meses, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo lanzará un Informe sobre Desarrollo Humano dedicado a las juventudes de Nicaragua. Han colaborado en este Informe prácticamente todas las Agencias del Sistema de Naciones Unidas, sobre todo UNICEF y UNFPA.  En enero del 2010, se celebró en el Parlamento una sesión de trabajo en que se presentaron los temas de investigación de ese Informe. Y las sugerencias surgidas en ese diálogo fueron incorporadas al estudio.  Es solo un ejemplo de cómo seguimos como Sistema promoviendo investigaciones, reflexiones, análisis y debate alrededor de las problemáticas que atañen a la Juventud.

Antes de concluir, quisiera agradecer, en nombre del Sistema de las Naciones Unidas, los avances realizados por la Asamblea Nacional en el proceso de ratificación de instrumentos internacionales de derechos humanos como el “Protocolo Opcional de la Convención contra la Tortura” (2008) y la más reciente ratificación del Convenio Internacional de Trabajo No. 169 sobre Derechos de Pueblos Indígenas, derechos que, además, la Asamblea Nacional extendió expresamente a los afrodescendientes (junio 2010).

Asimismo ustedes han aprobado normas de considerable relevancia que recogen principios fundamentales de derechos humanos, como la Ley Marco de Soberanía y Seguridad Alimentaria y Ley de Igualdad de Derechos y Oportunidades de la Mujer.

Cuando apenas nos quedan cinco años para el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, las prioridades reflejadas en la Declaración de Guanajuato y su traducción en políticas públicas para la juventud nos permiten ver con cierto optimismo como se están dando pasos para la plena incorporación de la juventud, de las juventudes en toda su diversidad, en estos esfuerzos para cumplir con los compromisos que asumieron los Jefes de Estado del mundo entero hace 10 años en la Cumbre del Milenio y que volvieron ratificar hace tan sólo un mes en la Sesión Especial de la Asamblea Nacional sobre los 10 años de la proclamación de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Señor Presidente, Señoras Legisladoras y Señores Legisladores, quisiera concluir reiterando el compromiso del Sistema de Naciones  Unidas en Nicaragua de seguir trabajando con los Poderes del Estado, los partidos políticos, el sector académico, las organizaciones de la sociedad civil, en particular las organizaciones juveniles, en suma de toda la sociedad nicaragüense, para que el espíritu y la letra de la Declaración de Guanajuato se sumen a los de la Declaración del Milenio, para promover el desarrollo de toda la sociedad nicaragüense, y de los jóvenes en particular.

Estamos aquí, todas las Agencias del Sistema de las Naciones Unidas, con nuestros mandatos, marco normativo, experticia, conocimiento, experiencia y capacidades trabajando juntos para el desarrollo guiados por los ideales, principios y valores que nos inspiran desde la creación del Sistema de las Naciones Unidas, muy particularmente la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

El joven Mauricio Gutiérrez hoy nos retó diciéndonos que si la política es el arte de lo posible, intentemos juntos con toda la solidaridad del mundo, hacer lo imposible.  La joven Luz Marina López nos planteó una amplia agenda de los jóvenes y de las jóvenes.  Esperan nuestra respuesta y nuestro compromiso. Pueden desde ya contar con el compromiso del Sistema de Naciones Unidas.

Muchas gracias.


Managua, 18 de octubre 2010/ Un intercambio constructivo y de franca comunicación sostuvieron las organizaciones de mujeres representativas de la sociedad civil, asociaciones empresariales, sociales y económicas con el Sistema de las Naciones Unidas.

El Coordinador Residente, señor Pablo Mandeville, acompañado del Equipo de País (representantes de agencias, fondos y programas), expresó que uno de los principales mandatos del Sistema de las Naciones Unidas es trabajar por el cumplimiento del Objetivo de Desarrollo del Milenio No.3: “Promover la igualdad de género y la autonomía de la mujer”, eso significa respeto a los derechos humanos de las mujeres y vigilancia en la aplicación de convenciones y otros instrumentos internacionales.

Las delegadas de las organizaciones de mujeres que asistieron al encuentro, recibieron información detallada sobre los programas ejecutados por el Sistema de las Naciones Unidas en  proyectos y programas en el tema de género, como parte del Marco de Asistencia de las Naciones Unidas 2008-2012, y los esfuerzos destinados a apoyar para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

“La mujer es protagonista esencial del desarrollo de los países, por eso se creó recientemente la agencia ONU MUJERES, para acelerar los progresos de atención de las necesidades de las mujeres del mundo, para avanzar en la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de la mujer. Es el resultado de años de negociaciones entre los estados miembros de la ONU y las operadoras del  movimiento mundial de mujeres. ONU MUJERES es una expresión de la reforma de la ONU, ya que une recursos y mandatos para tener un mayor impacto”, dijo el señor Mandeville.

Las participantes en el encuentro expresaron libremente sus preocupaciones por el avance de los derechos de las mujeres, la situación económica, social y política, los espacios que están abriendo para lograr que los derechos de las mujeres sean tomados en cuenta por toda la sociedad y los gobiernos, y para reducir las inequidades de género.

En sus intervenciones solicitaron al Sistema de las Naciones Unidas la continuidad de los encuentros, apoyo en la promoción del los derechos humanos de las mujeres y niñas, la abogacía de la firma del protocolo de la Convención de la CEDAW, referida a la eliminación de todos las formas de discriminación y el seguimiento, vigilancia de los demás convenios, pactos y normativas relativos  al respeto de los derechos de la mujer y las niñas.

Al concluir una intensa mañana, las delegadas comentaron haber tenido un encuentro positivo, sincero y con compromisos de fortalecer la comunicación y la coordinación.

1 2 3 7