Managua, 30 de noviembre, 2011/ El Sistema de las Naciones Unidas presentó el primer informe de ONU Mujeres 2010-2011: «El Progreso de las Mujeres en el mundo, en busca de la justicia«, el cual destaca que 139 constituciones en el mundo garantizan la igualdad entre hombres y féminas y que 125 países han penalizado la violencia doméstica. Según el informe, todavía hay unas 603 millones de mujeres que viven en países donde la violencia contra ellas no es un crimen y precisa que más de 2.600 millones de mujeres residen en lugares donde la violación marital no está criminalizada.

La presentación del Informe de ONU Mujeres estuvo presidida por la Procuradora Especial de la Mujer; Sra. Deborah Grandison; la Secretaria Ejecutiva del Ministerio Público, Dra. Delia Rosales; el Coordinador Residente del Sistema de las Naciones Unidas, Sr. Pablo Mandeville; la Coordinadora Nacional de ONU Mujeres, Sra. Isolda Espinosa; y la Sra. Margarita Quintanilla, Directora de PATH. Asistieron representantes y funcionarios/as de agencias del Sistema de las Naciones Unidas; organizaciones de la sociedad civil; representantes de instituciones gubernamentales: MAGFOR, Instituto de Medicina Legal, entre otros funcionarios públicos.

El señor Mandeville, destacó que la presentación del Informe es parte de las actividades que el Sistema de las Naciones Unidas ha organizado este año en conmemoración del 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, y parte de la Campaña de los 16 días de activismo que concluye el 10 de diciembre. Manifestó que de acuerdo con el Informe, han habido avances importantes en la reivindicación de los derechos de las mujeres ante la ley, sin embargo, para la mayoría de las mujeres en el mundo, las leyes no se han traducido en mayor igualdad y justicia.  “El reto es asegurar que más mujeres accedan a la justicia”, señaló.

Por su parte, la Coordinadora Nacional de ONU Mujeres, Sra. Isolda Espinosa, destacó las recomendaciones del Informe a los sistemas de justicia: apoyar a las organizaciones de mujeres en el ámbito jurídico; impulsar ventanillas únicas que agrupen en una sola instancia servicios especializados para reducir el abandono de casos en la ruta crítica de acceso a la justicia; implementar reformas de leyes sensibles al género; implementar mecanismos de cuotas para incrementar el número de parlamentarias que promuevan los derechos de las mujeres; emplear a más mujeres en la primera línea de aplicación de la ley (policías, fiscales, juezas); capacitación a juezas y jueces en igualdad de género; implementar programas de reparación sensibles al género; incrementar el financiamiento para el acceso de las mujeres a la justicia; y promover la igualdad de género como “piedra angular” del cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del  Milenio.

La Secretaria Ejecutiva del Ministerio Público, Dra. Delia Rosales, habló de la necesidad de invertir en sistemas de justicia para dar respuesta a las necesidades de las mujeres, especialmente en zonas rurales y en regiones de difícil acceso.  Así mismo, anunció que el Ministerio Público trabaja en un modelo de abordaje integral de la violencia hacia la mujer, niñez y adolescencia.

Seguidamente, la Procuradora Especial de la Mujer, Deborah Grandison, enfatizó sobre la situación de vulnerabilidad que viven las mujeres de la Costa Caribe de Nicaragua, basadas en su mayoría en barreras geográficas y linguísticas.

«El progreso de las mujeres en el mundo se basa en el esfuerzo de colegas de todo el sistema de las Naciones Unidas en pos de destacar el rol central que deben jugar las mujeres a la hora de fortalecer el estado de derecho. En este sentido, el Informe propone una visión de futuro conforme a la cual las mujeres y los hombres del mundo entero trabajan codo a codo para hacer de la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres una realidad», indica Michelle Bachelet, Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, en el prólogo de dicho Informe.



Managua, 24 de noviembre, 2011 / El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Nicaragua presentó la tarde del jueves 23 de noviembre (2011), el Informe Nacional sobre Desarrollo Humano (INDH) 2011: Las juventudes construyendo Nicaragua, con un mensaje central: “La mayoría de las personas adolescentes y jóvenes cuenta con capacidades para contribuir al desarrollo humano de Nicaragua, pero no todas tienen las mismas oportunidades”.

El salón Gran Darío del Centro de Convenciones (Crowne Plaza) pareció reducirse ante la entrada de más de un mil personas, predominantemente adolescentes y jóvenes, que participaron en el lanzamiento del interesante Informe, elaborado por un grupo independiente de calificados consultores nacionales.

El estudio se publica en un momento clave para el país. Si en 1980, por cada dos personas en edad de trabajar había dos personas dependientes (menores de 15 años y población de 65 años y más), se estima que para el 2030, por cada dos personas en edad de trabajar habrá sólo una dependiente. Más allá del crecimiento económico que este proceso pueda significar, representa una oportunidad única para ampliar las opciones de vida de la población nicaragüense y lograr que ésta pueda alcanzar sus aspiraciones y expandir sus capacidades de desarrollo humano.

El Sr. Pablo Mandeville, Representante Residente del PNUD, reconoció de manera particular el apoyo recibido del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y del Programa de Voluntarios de las Naciones Unidas (VNU), así como de otras agencias como la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT). “La verdad es que todas las agencias del Sistema de las Naciones Unidas apoyaron al equipo técnico, compartiendo sus análisis y retroalimentando los planteamientos iniciales. Agradecemos también la colaboración y apoyo financiero de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y de la Cooperación de Noruega.  Sin su contribución, este informe no hubiese sido posible.  Ms y Action Aid de Dinamarca también apoyaron nuestros esfuerzos”, comentó Mandeville en su discurso.

De acuerdo con la exposición del Coordinador Nacional del Informe, Sr. Donald Méndez, se hizo un análisis cuantitativo y cualitativo de la población adolescente y joven en cuatro dimensiones del desarrollo humano: educación, empleo, bienestar físico y emocional; y participación. “Esa es precisamente una de las novedades del Informe: el Índice de Pobreza Multidimensional Juvenil (IPMJ), construido por primera vez en el país”, dijo Méndez, agregando que se ejecutó un análisis multivariado a partir de la información obtenida en una encuesta nacional sobre las percepciones de adolescentes y jóvenes (ENAJ-INDH 2009), la más grande de su tipo (por el número de personas entrevistadas) realizada en el país. Esta encuesta, realizada para el Informe, permitió la construcción de tipologías de adolescentes y jóvenes que facilitaron identificar desigualdades entre las mismas juventudes.

En representación del Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional, tomó la palabra el Sr. Bosco Castillo, Director Ejecutivo del Instituto Nicaragüense de la Juventud, quien reconoció el profesionalismo y la metodología con que el equipo investigativo elaboró el Informe e hizo un recuento de las políticas públicas impulsadas desde el gobierno, en beneficio del desarrollo de la juventud de Nicaragua.

Por su parte, la diputada Xochilt Ocampo, joven parlamentaria de la Asamblea Nacional, miembro de las comisiones parlamentarias de Justicia y Turismo, expresó que el Informe será una herramienta valiosa para la elaboración de futuras leyes que continúen favoreciendo la superación social y económica de las juventudes. Previamente, la diputada Ocampo hizo un recuento de los esfuerzos que en los últimos 10 años a hecho el Poder Legislativo por abrir espacios de desarrollo humano de jóvenes y adolescentes de Nicaragua.

Sustanciales y emotivas intervenciones tuvieron la joven Karen Rebeca Hidalgo Castro, de Estelí, mejor alumna del Curso Virtual en Desarrollo Humano, quien agradeció a Dios por haberle dado la oportunidad de participar en el proceso de consultas del Informe Las juventudes construyendo Nicaragua. Por su parte, el adolescente, George Hazerd Martínez, miembro de la Casa de Adolescentes y Jóvenes de Bluefields (impulsada por el UNFPA), instó a las agencias del Sistema de las Naciones Unidas a continuar apoyando a las y los adolescentes afrodescendientes de las regiones autónomas de la Costa Caribe.

El joven Elvis Daniel Gómez, presidente del Consejo de la Juventud de Nicaragua, fue enfático al testimoniar que como organización plural: “Los chavalos y las chavalas acompañaron todo el proceso de consultas para la elaboración del Informe”. Expresó, además, la disposición y voluntad política de participar en la jornada de difusión a nivel regional y municipal de este Informe Nacional sobre Desarrollo Humano 2011.

El toque cultural y picaresco del evento lo dio el Grupo de Teatro “Tecum Umanii”, integrado por adolescentes y jóvenes –de gran talento- de zonas rurales de los departamentos de Matagalpa y Boaco, que se juntaron para producir la obra teatral: “Los sueños de las juventudes rurales”. Un fragmente de 15 minutos fue expuesto con mucha acogida del público. Al final, el sonido de “La cuneta son machín”, cerró con su inconfundible música juvenil, activando de alegría y baile a las/os asistentes.

El Informe Nacional sobre Desarrollo Humano 2011: Las juventudes construyendo Nicaragua. ofrece una mirada amplia, retrospectiva y hacia el futuro que permite reconocer obstáculos estructurales y presenta una propuesta de acciones elaborada por adolescentes y jóvenes, que tiene como base valores fundamentales como la honestidad, el respeto, la responsabilidad, la confianza, la reciprocidad, la tolerancia y la transparencia. Esta agenda demanda la acción de las mismas juventudes nicaragüenses, el Estado en sus diferentes poderes y niveles; la empresa privada, las universidades y la sociedad en su conjunto.

Más información:
www.indhjuventudes.org.ni


El miércoles 23 de noviembre (2011) se realizó el acto de lanzamiento del Informe Nacional sobre Desarrollo Humano 2011: Las juventudes construyendo Nicaragua, al que asistieron más de un millar de personas, en su mayoría adolescentes y jóvenes. Por su relevancia, publicamos íntegramente el discurso del Sr. Pablo Mandeville, Coordinador Residente del Sistema de las Naciones Unidas y Representante Residente del PNUD en Nicaragua:

«Pocas veces habremos tenido la oportunidad de lanzar un informe de desarrollo humano con tanta participación de sus protagonistas, en este caso los jóvenes, tanto en  esta mesa principal como en la sala. Y no cabe duda, después de ver el documental, que son los jóvenes los verdaderos protagonistas de lo que se analiza en este informe, no solo dentro sino fuera de esta sala también.

Muchas gracias a los diferentes equipos que trabajaron en la producción de este video: es el fruto de un trabajo en equipo y les felicitamos por el resultado alcanzado.  En efecto, no era sencillo proyectar en pocos minutos los entretelones de la vida, los problemas y los desafíos de las y los adolescentes y jóvenes, pero acertaron y lograron rendir, con gran sensibilidad y respeto, a través de unas imágenes, la complejidad y riqueza de la vida y aspiraciones de estos jóvenes.

Ya que estamos a la hora de las felicitaciones y los agradecimientos, permítanme felicitar a todo el equipo de la oficina de desarrollo humano, excelentemente dirigido por Maria Rosa Renzi.  Un especial reconocimiento a Claudio Tomasi, quién siempre alentó al equipo y lo orientó durante los dos años y medio de su elaboración, así como a Alfredo Missair, Representante Residente del PNUD y Coordinador Residente del Sistema de las NNUU en Nicaragua hasta diciembre de 2009, es bajo su liderazgo que se inició la preparación de este Informe. Walter Lacayo, asesor en comunicación del PNUD, ha contribuido enormemente a la preparación y éxito de este lanzamiento.

Además de un extenso grupo de consultores, cuyos nombres no alcanzaría a citar todos, quisiera nombrar a los miembros del equipo técnico: Rebeca Centeno, Juan Carlos Gutierrez, Humberto Abaunza, Cecilia Espinoza, Leonel Pérez, María Grazia, Heyliken Loásiga y Edgar Robleto.

Dentro de ese equipo, se merecen una mención especial Leslie Ruiz por los productos comunicacionales tan creativos y originales y un reconocimiento muy particular el coordinador del Informe, Donald Mendez, por liderar y conducir este proceso hasta esta presentación de hoy.

Asimismo agradecemos a los Miembros del Grupo Asesor y del Grupo de Consulta del Informe Nacional sobre Desarrollo Humano 2011 sus aportes al análisis y al debate.

El proceso de elaboración de este informe dio lugar a consultas sistemáticas con distintos Poderes del Estado, y dentro del Ejecutivo, con la principal contraparte que es el INJUVE.  Aprovecho la oportunidad para agradecer a su director ejecutivo sus aportes críticos, y agradezco también los aportes del MINSA, del MINED, del MITRAB y de la Policía Nacional.

El INDH 2011 en cada uno de los capítulos referidos a los temas de mayor relevancia para Adolescentes  y Jóvenes, presenta las políticas públicas e iniciativas gubernamentales que apuntan a mejorar las condiciones de vida de la juventud. El Informe las presenta, no las evalúa.  Como es de su conocimiento, muchas de estas políticas y estrategias promueven el involucramiento activo de la población adolescente y juvenil. De esta manera destaca la masiva participación de jóvenes involucrados en las campañas de salud preventiva, en las brigadas ecológicas y las campañas de reforestación, entre otras.

En este contexto, merece una mención especial la Campaña de Alfabetización 2007-2009, que a través del diseño de una estrategia como la de “Yo si puedo” con el involucramiento de más de 62 mil personas, de los cuales 80% eran adolescentes y jóvenes, logró reducir el analfabetismo del 18% al 4% entre los mayores de 15 años. Para mí, que fui testigo presencial de la Campaña de Alfabetización de 1980 y del apoyo que el Sistema de las NNUU y en particular UNESCO brindaron a dicha campaña, tiene un significativo especial la campaña 2007-2009.

El proceso de elaboración de este informe dio también lugar a consultas sistemáticas con el Poder Judicial y el Poder Legislativo, ruego a la Diputada Ocampo transmitir al Presidente de la Asamblea Nacional nuestro aprecio por las contribuciones del Parlamento.

Asimismo participaron amplios sectores de la sociedad, se realizaron encuestas, hubo todo un abordaje y una metodología que hacen de este informe un ejemplo de participación y de profundización.   Ustedes podrán apreciar la creatividad suscitada en este proceso y que se refleja en la obra de teatro y el concierto que hoy disfrutaremos así como en todos los diseños gráficos y dibujos que aparecen en el informe, empezando por la portada así como en los demás productos comunicacionales.  Estamos, todos lo sabemos y lo podemos constatar una vez más, en un país de artistas, cantantes, músicos, pintores, escritores y poetas.

El proceso de elaboración del Informe contó también con la colaboración conceptual, técnica y financiera de varias agencias y fondos del SNU. En ese sentido, quiero reconocer de manera particular el trabajo y apoyo recibidos del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y del Programa de Voluntarios de las Naciones Unidas (VNU), así como de muchas otras agencias como la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que me disculpen si no alcanzo a mencionarlas a todas, pues casi todas las agencias del SNU contribuyeron de una u otra forma. Lo que se presenta hoy es el resultado de un esfuerzo de todo el Sistema de las NNUU.   Las distintas Agencias apoyaron al equipo técnico, compartiendo sus análisis y retroalimentando los planteamientos iniciales.  Agradecemos también la colaboración y apoyo financiero de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y de la Cooperación de Noruega.  Sin su contribución, este Informe no hubiese sido posible.  Ms y Action Aid de Dinamarca también apoyaron nuestros esfuerzos.

El Informe que hoy estamos presentando es un informe al PNUD, el cuarto informe nacional realizado en Nicaragua.  Fue encargado a un equipo independiente de profesionales que ha realizado un trabajo intenso, valioso, con un alto sentido de la responsabilidad frente a la sociedad y al público lector.

No me corresponde a mí presentar el contenido, sin embargo, permítanme resaltar aspectos novedosos del Informe que deberían alentarnos a seguir profundizando la reflexión, el análisis y el debate sobre el paradigma de desarrollo humano que fuera presentado en el Primer Informe Mundial de Desarrollo Humano en el 1990.

Ustedes recordarán que ese primer informe planteaba la necesidad de estudiar cómo se traduce el crecimiento económico en desarrollo humano en diversas sociedades.  El Informe Mundial sobre Desarrollo Humano 2010 “La verdadera riqueza de las naciones: Caminos al desarrollo humano”, evaluó de forma sistemática, tanto a nivel nacional como mundial, los logros y desafíos pendientes en materia de desarrollo humano, y análisis de sus consecuencias tanto para las políticas como para futuras investigaciones.

Como parte de esa revisión, el PNUD presentó una nueva metodología para medir el desarrollo humano, los índices específicos y la pobreza desde una perspectiva multidimensional. El avance no solo ha sido conceptual y metodológico en mediciones sino también en las dimensiones a considerar, siempre en el marco de lo que es posible comparar entre países y para lo que se cuenta con información.

Aprovechando este avance metodológico, países como México y Chile han tomado el enfoque de la pobreza multidimensional para adaptarla a su propio contexto nacional y hoy es la metodología oficial de medición de la pobreza en esos países de la región. En Nicaragua éste es el primer informe nacional en el que se incorpora el enfoque de la pobreza multidimensional.

Este Informe Nacional que hoy se presenta incluye un nuevo índice, el Índice de Pobreza Multimensional de la Juventud. Debo decir que se trata de una propuesta metodológica en proceso, trasciende el enfoque del ingreso o consumo porque incluye otras dimensiones importantes para la vida de adolescentes y jóvenes.  El método está sujeto a adaptaciones y debe pasar por un proceso de apropiación en Nicaragua como en los demás países a fin de que responda mejor a las preguntas que no dejamos de hacernos permanentemente: ¿cuántos son los pobres?, ¿donde están?, ¿qué tipo de pobreza enfrentan los diferentes grupos poblacionales?, ¿qué se debe hacer?

En definitiva, el Índice de Pobreza Multidimensional nos ayuda a dar cuenta de las principales brechas que enfrentan algunos grupos específicos, como por ejemplo: la niñez, adolescentes, jóvenes, personas adultas, mujeres y hombres, pueblos indígenas y afro descendientes, personas con discapacidad, y nos acerca la mirada a los derechos individuales y colectivos.

Otra particularidad que quisiera destacar en mi presentación es que la realización de este Informe se planteó como un primer producto en un proceso.  A partir de hoy trabajaremos en un plan de difusión, y le pediremos al equipo que continúe elaborando estudios complementarios: Cuadernos de Desarrollo Humano, que con la colaboración del Gobierno, nos ayuden a mantener actualizadas las cifras y los datos, algo esencial para el análisis.  Este informe refleja los datos de los que se disponía en mayo del 2010, fecha en que tuvimos que hacer un alto en el proceso de recopilación de información para poder llevar a cabo el proceso analítico.

Como ustedes lo han podido constatar a través de mi larga lista de reconocimientos y agradecimientos, este informe es el resultado de un amplio y sistemático proceso de consultas.  Además tiene la particularidad de haber sido construido desde la perspectiva de Adolescentes y Jóvenes, para Adolescentes y Jóvenes. Sabemos que Nicaragua está transitando por una etapa crucial en su historia demográfica: En 1980, por cada dos personas dependientes (menos de 15 años y mayores de 64 años) había solo una persona trabajando.  Hacia 2040, este panorama cambiará dado que habrá una sola persona dependiente por cada persona en edad activa. Esto, que es conocido como el bono demográfico, representa una oportunidad única en la historia del desarrollo de un país y ha sido una razón más para motivarnos a realizar ahora este Informe Nacional y ponerlo a la disposición de Nicaragua.  Tanto el informe impreso como todos los demás  materiales, en particular la encuesta, que están todos disponibles y son compartidas a través del sitio web del PNUD, contienen una enorme riqueza de información, análisis y recomendaciones, si tuviéramos que retener una sola sería la necesidad de seguir invirtiendo y de invertir cada vez más en las juventudes para el bien de todos.

El valor agregado de este Informe está en que, desde diferentes ángulos, muestra la realidad, mejor dicho las realidades de adolescentes y jóvenes, y adelanta recomendaciones. Como justamente en este momento el Sistema de NNUU en Nicaragua  está en el proceso de formulación del Marco de Asistencia de las Naciones Unidas para el Desarrollo 2013–2017, me atrevo a adelantarles que probablemente las y los adolescentes y jóvenes serán una prioridad no solo para el país, sino tabmien para la cooperación del Sistema de NNUU.  Es en este contexto que este Informe no podría llegar en un momento más oportuno.

Retomando una imagen cargada de significado en el Informe, una imagen que para mí ya identifico con este Informe y quedará acuñada como un símbolo más de este esfuerzo, aquí los jóvenes y todos nosotros tenemos una mochila en la que metemos herramientas y que acaba siendo la mochila de nuestras capacidades.

Hoy les invito a meter en nuestras mochilas este Informe, los demás informes del Sistema de NNUU, todos los conocimientos, buenas prácticas, herramientas y metodologías que ustedes consideren válidas y les sirvan para el largo camino que todos juntos recorremos.  Por supuesto los nicaragüenses como dueños de su historia y de su destino, pero también el Sistema de las NNUU (así como estoy convencido la cooperación internacional en general) acompañándoles en la construcción de su presente y de su futuro y contribuyendo, en la medida de nuestras posibilidades, a que ustedes alcancen las metas de desarrollo que se han trazado.

Hoy reitero en nombre del Sistema de Las NNUU en Nicaragua el firme compromiso de apoyar el Gobierno y el país en lograr un desarrollo humano cada vez más incluyente y equitativo. Y a los jóvenes y adolescentes quiero decirles, estamos aprendiendo mucho de ustedes, gracias por todo lo que comparten con todos nosotros, gracias por todos sus aportes, hoy nos comprometemos con todos ustedes en seguir atentos a sus demandas y necesidades.  Sabemos el alto nivel de compromiso que tienen  con su país y con el conjunto de la sociedad.  Sepan que se lo reconocemos y que es algo que admiramos en ustedes.

¡Hoy es su día, que lo disfruten – muchas gracias!».


Managua, 18 de noviembre, 2011/ El Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH y Sida (ONUSIDA) y el Ministerio de Educación,  presentaron la Obra de Teatro-Danza “Sueños Postergados”, en coordinación con el Teatro Nacional Rubén Darío y la Asociación Danza Contemporánea. La obra fue presentada ante 700 estudiantes de secundaria, el 18 de noviembre en el Teatro Nacional Rubén Darío.

El mensaje central de la obra es: “Yo te cuido, tú  me cuidas”. Se trata de una invitación a no postergar los sueños y su objetivo es sensibilizar a los jóvenes con mensajes de prevención del VIH, para ampliar sus conocimientos y promover que se asuma una responsabilidad  que es de todos y todas en función de prevenir el crecimiento de la epidemia.  

Esta actividad se enmarca en la conmemoración del Día Mundial del Sida (1ro. de diciembre), el cual fue adoptado como tal en la Cumbre Mundial de Ministros de Salud sobre Programas de Prevención del Sida en 1988. Desde entonces, las Agencias de las Naciones Unidas, los gobiernos, las organizaciones de personas con VIH y sectores de la sociedad civil se unen en el mundo entero cada año para celebrar actividades en torno a temas relacionados con el Sida.

Según el Ministerio de Salud la epidemia aún se clasifica en Nicaragua como concentrada, de lento crecimiento, predominantemente de transmisión sexual, heterosexual. De 1987 al 2010, Nicaragua registra un acumulado de 5,693 casos, de los cuales 4,124 son VIH, 631 casos Sida y 887 fallecidos.

Con cifras del 2010, ONUSIDA reporta que existen 33.3 millones de personas infectadas en el mundo. El Informe de Acceso Universal del 2010, señala que en los últimos cinco años la epidemia se está desplazando hacia los adolescentes. En el año 2006, los adolescentes entre 15 y 19 años representaron el 6.8% de nuevas infecciones por VIH, mientras en el año 2009 este porcentaje ascendió a 9%. En el grupo de 15-19 años, la relación hombre: mujer fue 1 a 1, es decir que pasó a ser igual en el 2009.

El VIH y Sida no solo son un problema de salud pública, también afectan a los derechos humanos y al desarrollo humano integral, todas las esferas de la vida pública política y privada, a todas las personas sin distingo de raza o etnia, condición social o económica, religión, género, edad, opción sexual, nivel educativo, o capacidad física y psicológica.

La contención de la epidemia debe realizarse con un abordaje integral, global, holístico y con enfoque multisectorial. Desde el Sistema de las Naciones Unidas invitamos a las instituciones gubernamentales, al CONISIDA, ONUSIDA, sociedad civil y público en general a unificar esfuerzos con el espíritu de fortalecer la respuesta conjunta y sostenida ante el VIH y Sida.

Se realizará una segunda presentación de la obra, el 23 de noviembre en el Colegio Maestro Gabriel en coordinación con el Ministerio de Educación.



http://www.unocha.org/media-resources/video


Naciones Unidas/EFE 08, noviembre, 2011/ La subsecretaria general adjunta para Asuntos Humanitarios de la ONU, Catherine Bragg, alabó hoy la capacidad de reacción de las autoridades de Nicaragua y El Salvador para hacer frente al desastre causado por las lluvias del mes pasado, lo que evitó un elevado número de fallecidos.
 
«Cuando la crisis llegó las autoridades (de Nicaragua y El Salvador) se movilizaron inmediatamente y su prioridad fue la de salvar vidas. Hicieron lo correcto y por esa razón ha habido un bajo número de fallecidos en ambos países«, aseguró ante la prensa Bragg, quien regresó el pasado fin de semana de un viaje a la región.

La experta de la ONU, una de las responsables de la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA), destacó que «los países centroamericanos no son naciones con amplios recursos«, por lo que dijo se debe aplaudir la pronta reacción de ambos países ante las lluvias y sus terribles consecuencias.

Bragg también aplaudió el trabajo realizado «por el personal de emergencias y las organizaciones de defensa civil junto a los departamentos gubernamentales y organizaciones comunitarias» para proveer «ayuda inmediata» a las zonas afectadas en ambas naciones.

«Podemos ver que el alto nivel de preparación salvó muchas vidas«, indicó la funcionaria de Naciones Unidas, quien destacó que en Nicaragua han muerto al menos 16 personas por las lluvias, mientras que la cifra de fallecidos en El Salvador ascendería a 26 personas, cifras «más bajas» que las causadas por otros desastres naturales que azotaron a la región en años precedentes.

Señaló además que ahora la prioridad es que la comunidad internacional ayude tanto a El Salvador como a Nicaragua a superar los efectos de las devastadoras lluvias.

Bragg indicó que ambos países se encuentran, un mes después de las lluvias, todavía «en el principio de una grave crisis«, en la que «muchas personas han perdido sus hogares y sus medios de subsistencia, por lo que necesitan ayuda».

«Nicaragua es el segundo país más pobre de la región, por detrás de Haití. La escala del desastre es tan grande que está por encima de sus posibilidades enfrentarse a él solo», señaló la canadiense, quien destacó que por el momento los fondos que ambos países necesitan aún están faltos de financiación.

«ESPERAMOS QUE LOS DONANTES DEN MÁS»

Bragg destacó que la ONU calcula que Nicaragua necesita unos 14 millones de dólares, de los que se han entregado el 22 % hasta el momento, mientras que El Salvador necesita 15 millones de dólares, de los que se cuentan con el 23 %.

«Sinceramente esperamos que los donantes den más«, dijo la subsecretaria general adjunta para Asuntos Humanitarios de la ONU, quien lamentó que, un mes después de las lluvias, «el agua todavía esté en los hogares, los dormitorios y los salones de miles de personas, que ahora se enfrentan a un gran desafío ante ellas».

Una de las mayores preocupaciones de la ONU es que «miles de hectáreas de cosechas» han quedado destrozados por las lluvias, por lo que está en peligro «la alimentación de muchas personas durante los próximos seis meses», indicó Bragg, quien concluyó el fin de semana, en El Salvador, una visita que incluyó a Nicaragua, para conocer los daños que ocasionó el temporal de lluvias que azotó a la región a mediados de octubre.


Managua, 3 de noviembre, 2011/ La Subsecretaria General de la ONU para Asuntos Humanitarios y Coordinadora Adjunta del Socorro de Emergencia, Sra. Catherine Bragg, realizó una recorrido por zonas de Managua, afectadas por las intensas lluvias de octubre. El país fue declarado, a través de un decreto presidencial, en Estado de Desastre Nacional.
 
En realidad es un desastre. Cuando tienes 10% del área geográfica nacional bajo el agua, yo diría que es un desastre. He visto zonas afectadas donde vive gente pobre que ha tenido que moverse hacia tierra seca. Hay que ver los dos lados de la situación. El nivel del Lago de Managua sigue creciendo, lo cual es una amenaza permanente. Pero también está el otro lado: hay una crisis, una acumulación de la crisis, porque la situación es continua”, dijo la Subsecretaria adjunta para Asistencia Humanitaria de la ONU.

La Sra. Bragg recorrió algunos albergues de Managua y visitó el vertedero de basura “La Chureca”, acompañada por funcionarios municipales y autoridades de la Defensa Civil y el Coordinador Residente del Sistema de las Naciones Unidas, Pablo Mandeville.
 
La Subsecretaria dijo que pudo constatar en el sitio, no a través de fotografías, “que los pobres siguen siendo los más afectados por los fenómenos», pero reconoció el  alto nivel de respuesta que ha ofreció el gobierno durante la emergencia. Las autoridades mantienen una vigilancia permanente en el lago Xolotlán, por el crecimiento de sus aguas, que amenazan a unas 987 familias.

Luego de su recorrido por las zonas afectadas, incluyendo el municipio de Tipitapa (ubicado al norte de la capital), donde más de 1,200 personas fueron evacuadas, la Sra. Bragg se trasladó al Ministerio de Relaciones Exteriores donde sostuvo una reunión con la Mesa de Donantes, presidida por el Ministro de Relaciones, Sr. Samuel Santos y el Viceministro de Cooperación Sr. Valdrack Jaentschke. Inmediatamente después encabezó un encuentro con la Red Humanitaria y el equipo de representantes del Sistema de las Naciones Unidas y además conversó con periodistas durante un conferencia de prensa.

La Sra. Catherine Bragg se trasladó a El Salvador, país que también hizo, a través del Sistema de las Naciones Unidas, un llamamiento internacional de emergencia por los daños ocasionados por el fenómeno tropical.


Managua, 2 de noviembre, 2011/ La Subsecretaria General para Asuntos Humanitarios y Coordinadora Adjunta del Socorro de Emergencia de la ONU, Sra. Catherine Bragg, visita Nicaragua los días miércoles 2 y jueves 3 de noviembre del presente año, con el objetivo de conocer en el sitio zonas afectadas por las intensas lluvias que en días pasados cayeron sobre territorio nacional, dejando como secuela a unas 148 mil personas damnificadas y una larga lista de afectaciones.

La visita de la Sra. Bragg se inscribe dentro de los esfuerzos de apoyo que las Naciones Unidas han brindado a Nicaragua desde el momento en que fue emitida la declaratoria presidencial de Estado de Desastre Nacional. El pasado viernes 28 de octubre, las NNUU y el Gobierno de Nicaragua, presentaron a la comunidad internacional, en Ginebra, un Llamamiento de Ayuda Humanitaria (Flash Appeal, por sus siglas en inglés) por el valor 14,3 millones de dólares que estarían destinados a atender necesidades básicas de la población afectada.

Desde un inicio el Sistema de las Naciones Unidas en Nicaragua activó a su equipo de emergencias (UNETE, por sus siglas en inglés), el cual fue reforzado por un equipo de 5 especialistas en Coordinación y Evaluación de Desastres de las Naciones Unidas (UNDAC, por sus siglas en inglés), para la elaboración del llamamiento internacional. El Coordinador Residente y el Equipo de País, integrado por representantes de agencias de las NNUU hicieron un eficiente trabajo de coordinación de acciones con diversas entidades del Gobierno de Nicaragua, incluida una reunión de la Mesa de Cooperantes en el Ministerio de Relaciones Exteriores el 19 de octubre.

El Gobierno de la República tomó medidas inmediatas para responder al desastre y prevenir la pérdida de vidas humanas. El Llamamiento de Ayuda Humanitaria se basa en que Nicaragua ha sufrido fuertes lluvias que ocasionaron inundaciones, deslaves y daños a la población, viviendas y la infraestructura en 13 departamentos del país, forzando la evacuación de más de 10 mil personas a albergues de emergencia y que Nicaragua requiere el apoyo de la comunidad internacional.

Durante su estadía en Nicaragua, los días miércoles 2 y jueves 3 de noviembre, la Subsecretaria General para Asuntos Humanitarios y Coordinadora Adjunta del Socorro de Emergencia, además de visitar algunas zonas afectada por las lluvias, sostendrá reuniones con del Ministerio de Relaciones Exteriores y el Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres, y se reunirá con el Equipo de País del Sistema de las Naciones Unidas, así como con la Mesa de Cooperantes y la Red Humanitaria.

Luego de su visita a Nicaragua, la Sra. Catherine Bragg se trasladará a El Salvador, país que también hizo, a través del Sistema de las Naciones Unidas, un llamamiento internacional de emergencia por los daños ocasionados por el fenómeno tropical.