11 de octubre de 2012

           Todos los días y en todo el mundo, las niñas son víctimas de la discriminación, la violencia y los abusos. Esta alarmante realidad sustenta el Día Internacional de la Niña, una nueva conmemoración mundial que tiene como fin poner de relieve la importancia de empoderar a las niñas y garantizar sus derechos humanos.

           La inversión en las niñas es un imperativo moral: es una cuestión de justicia e igualdad elementales. Constituye una obligación en virtud de la Convención sobre los Derechos del Niño y la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer. Es también fundamental para el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y el fomento del crecimiento económico, y para crear sociedades pacíficas y cohesionadas.

           En esta primera celebración de este día, las Naciones Unidas se han centrado en la cuestión del matrimonio en la niñez. A nivel mundial, aproximadamente una de cada tres mujeres entre los 20 y 24 años, unas 70 millones de jóvenes, se han casado antes de cumplir los 18 años. Si bien se ha reducido el porcentaje total de niñas casadas, en los últimos 30 años el problema persiste, en particular en las zonas rurales y entre los más pobres. De continuar la tendencia actual, el número de niñas que contraerá matrimonio antes de cumplir los 18 años se aproximará a los 150 millones en el próximo decenio.

           El matrimonio prematuro priva a las niñas de oportunidades. Pone en peligro su salud, aumenta su exposición a la violencia y los abusos y tiene como resultado embarazos precoces y no deseados, que a menudo ponen en peligro sus vidas. Si la madre es menor de 18 años, el riesgo de que el hijo muera durante el primer año de vida es 60 veces mayor que el riesgo de un niño cuya madre tiene más de 19 años.

           La educación de las niñas es una de las mejores estrategias para protegerlas contra el matrimonio en la niñez. Cuando se les permite seguir en la escuela y no casarse prematuramente, las niñas pueden sentar las bases de una vida mejor para sí mismas y sus familias. Y si ya se han casado jóvenes, el acceso a la educación, las oportunidades económicas y los servicios de salud, incluidos los de prevención del VIH y de salud sexual y reproductiva, contribuirá a enriquecer sus vidas y mejorar su futuro.

           Insto a los Gobiernos, los dirigentes comunitarios y religiosos, la sociedad civil, el sector privado, y las familias, especialmente los hombres y los niños, a que promuevan los derechos de las niñas, entre otras cosas mediante las Convenciones pertinentes, la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing y el Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo. Guiémonos por el lema del día que celebramos hoy, “mi vida, mi derecho, no al matrimonio en la niñez”, y hagamos lo que nos corresponde para permitir que las niñas sean niñas, no esposas.



Managua, 9 de Octubre del 2012/ El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, la Embajada de Japón y el Sistema de las Naciones Unidas en Nicaragua presentaron el Programa Conjunto de Seguridad Humana, a implementarse en territorios, comunidades indígenas y comarcas campesinas del Alto Wangki y Bocay, que tiene el objetivo de mejorar la seguridad humana y las capacidades de comunidades, territorios y personas de esa zona del país.

El Programa Conjunto se implementará en la Reserva de Biósfera de Bosawás, la más grande de Centroamérica, conformado por comunidades indígenas Miskitu, y Sumu/Mayangna en los territorios Mayangna Sauni Bu (MSB), Miskitu Tasbaika Kum (MITK) y Kipla Sait Tasbaika (KST),  con una población de aproximadamente 23,378 comunitarios indígenas y 10,621 mestizos de la zona de amortiguamiento.

Esta iniciativa contribuirá (2012-2015) a mejorar la seguridad humana y la restitución  de los derechos humanos de mujeres, jóvenes, adolescentes y niñas de comunidades indígenas y población campesina en  el Alto Wangki y Bocay, haciendo énfasis en la protección, atención y prevención de la violencia basada en género, la promoción de la salud sexual y los derechos reproductivos, información y análisis de la dinámica migratoria, el fortalecimiento de un entorno favorable para la seguridad alimentaria y nutricional y el empoderamiento de actores locales en el manejo sostenible del medio ambiente.

Según datos del Ministerio de Salud (MINSA), el 22% de las muertes maternas del  año 2009 se produjeron en Jinotega, y el 25% de éstas ocurrieron en Bocay, de las cuales hasta un 60% estuvieron relacionadas con la violencia de género. En el departamento, el 36,5% de las adolescentes entre 15 a 18 años de edad han estado algunas vez embarazadas.

En el territorio hay debilidades en el acceso a la justicia estatal, debiendo fortalecerse la articulación entre las instituciones del sistema judicial nacional, el personal a nivel municipal, los jueces comunales indígenas (wihtas) en las comunidades y los Comités Comunitarios de Prevención del Delito, promoviendo además la sensibilización en la prevención y abordaje de la violencia de género.

Tomando en cuenta la situación de la zona, el Programa Conjunto parte de un abordaje integral de la problemática, desde los enfoques de interculturalidad, fortalecimiento de la autonomía y restitución de derechos, congruente con los principales postulados del “Buen vivir” y el “Bien común” (Kasak Iwaia – Ramh Yalahnini), a la par que promueve una mejor articulación, eficiencia y sostenibilidad entre los ámbitos institucionales nacional, regional, territorial y comunitario.

En la ejecución de este Programa Conjunto participa el Gobierno Territorial Indígena de la Zona Especial de Desarrollo del Alto Wangki y Bocay (GTI), los gobiernos territoriales de Miskitu Indian Tasbaika Kum, Mayangna Sauni Bu y Kipla Sait Tasbaika, y la Secretaría de Desarrollo de la Costa Caribe como parte del Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional (GRUN).

Por el Sistema de las Naciones Unidas (SNU) participan como Agencia líder el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y el Programa de Voluntarios de las Naciones Unidas (VNU).

El Programa Conjunto impulsará la respuesta para mitigar los problemas de seguridad humana,  destinará recursos por un monto de U$ 3,596,447.62 (tres millones quinientos noventa y seis mil dólares), aportados por la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA).

Los fondos son canalizados por el Fondo Fiduciario de las Naciones Unidas para la Seguridad Humana y la Oficina de Coordinación para Asuntos Humanitarios en Nueva York (OCHA).


Managua, 3 de octubre, 2012/ Más de 40 organizaciones que trabajan por el cumplimiento de los derechos de la niñez y adolescencia en conjunto con Instituciones de Gobierno, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y Telefónica Movistar, hicieron el lanzamiento oficial de esta de movilización social que cumple 10 años de emprenderse en Nicaragua.

El Festival de la Radio y la Televisión en favor de la Niñez y la Adolescencia es una jornada que pretende poner en la agenda pública y mediática los temas de interés para las y los adolescentes nicaragüenses que este año tras una consulta en la que participaron más de 900 niños y niñas, decidieron establecer como tema central la problemática del abuso sexual.

“El lema de la jornada es “¡que se mantenga la alegría!”, estamos  apelando tanto a los 10 años  de celebración del festival y defensa del cumplimiento de los derechos de las niñas, niños y adolescentes, como a la alegría con la que desde el Comité Organizador queremos que vivan cada niño y niña con sus derechos cumplidos”, afirmó el Representante de UNICEF, PhilippeBarragne-Bigot.

Los medios de comunicación pueden potenciar las voces de las y los niños y adolescentes al abrir sus micrófonos, cámaras y tomar en cuenta su opinión, de tal manera que la sociedad pueda conocer lo que ellas y ellos piensan sobre sus vidas y su bienestar” agregó, el Representante de UNICEF.

La Ministra de la Familia, Adolescencia y Niñez  Marcia Ramirez, destacó que “es una Política Social del Gobierno la restitución de los derechos de las niñas, niños y adolescentes y en ese sentido, la prevención del abuso sexual  es parte del trabajo que el Ministerio realiza desde los Grupos de Formación de Padres y Madres en valores.  Es un esfuerzo que se enmarca en el Sistema de Bienestar Social y en nuestro Modelo, que es un Modelo de Persona, Familia y Comunidad”.

Por su parte Carlos Gazol, Gerente de Cuentas Claves y Eventos destacó la importancia de los espacios de expresión para desarrollo de la niñez, en este sentido Telefónica Movistar mantiene una amplia plataforma de entretenimiento con el objetivo de contribuir al desarrollo cultural y social del país. “Para Telefónica Movistar es un enorme placer sumarse a esta iniciativa de gran reconocimiento en el país”, comentó Gazol.

Clausura y concierto: 17 de noviembre

Este año la clausura del evento ha sido programada para el sábado 17 de noviembre en el Instituto Nicaragüense de Deportes, evento durante el cual se realizarán juegos en diversas disciplinas deportivas tales como: futbol, baseball, bolleyball, ajedrez, atletismo, entre otros. De igual forma, unos 700 niños y niñas se presentan en una jornada cultural que incluye, baile, declamación, canto y teatro y finalmente durante la tarde de este día tendrá lugar el Concierto de las y los Amigos de la Niñez.

Entre los artistas que participarán se encuentran La Cuneta Son Machin, Katia Cardenal, Carga Cerrada, Mario Sacasa y MillyMajuc, entre otros.

VII Concurso nacional de Comunicación

De igual forma como parte de la jornada la UCA y UNICEF lanzan el VII Concurso de Nacional de Comunicación, cuyo tema, al igual que el del Festival, es El Abuso Sexual contra la Niñez y la Adolescencia.Pueden participar en este concurso,  las y los profesionales de la comunicación residentes en Nicaragua, individualmente o en equipo, con un trabajo o una serie de trabajos que hayan sido publicados en el período comprendido entre el 1 octubre de 2011  y el  4 de noviembre de 2012 en  español, creole, miskito o mayagna.

Las categorías en las que se pueden presentar los trabajos son: Premio Nacional de Prensa Escrita, Periodismo digital, blogs, redes sociales, multimedia, Premio Nacional de Radio y Premio Nacional de Audiovisual. La entrega de premios se realizará en la clausura del Festival, el 17 de noviembre.

 

Invitación a integrarse en la jornada a todas las organizaciones

Todas organizaciones y comunidad en general están invitadas a preparar a sus niñas, niños y adolescentes para que demuestren sus destrezas artísticas y habilidades deportivas el 17 de noviembre. La entrada es gratis, desde las 8 de la mañana a las 5.00 p.m. en los campos del Instituto Nicaragüense de Deportes en Managua.


En este Día Internacional de la Paz, las Naciones Unidas hacen un llamamiento para que se ponga fin por completo a las hostilidades en todo el mundo.

También pedimos a todas las personas dondequiera que se encuentren que, al mediodía hora local, guarden un minuto de silencio en honor de las víctimas, tanto de quienes han perdido la vida en los conflictos como de quienes han sobrevivido a ellos y ahora tienen que hacer frente a traumas y sufrimientos.

El lema para este año es «Una paz sostenible para un futuro sostenible».

Los conflictos armados destruyen los pilares básicos del desarrollo sostenible.

Los recursos naturales deben utilizarse en beneficio de la sociedad y no para financiar guerras.

Los niños deben estar matriculados en la escuela y no ser reclutados por los ejércitos.

Los presupuestos nacionales deben dedicarse a mejorar la capacidad humana y no a adquirir armas mortíferas.

En este Día Internacional de la Paz, exhorto a los combatientes en todo el mundo a que busquen soluciones pacíficas a los conflictos.

Hagamos un esfuerzo todos juntos en pro de un futuro seguro, justo y próspero para todos.

 

Sr. Ban Ki-moon, Secretario General


Managua, 12 de septiembre del 2012/ El Sistema de las Naciones Unidas y la Unión Nicaragüense de Artistas Plásticos (UNAP), en alianza con la Asamblea Nacional, convocaron a un Concurso de Muralismo dedicado a los Objetivos de Desarrollo del Milenio, en el que pueden participar todas aquellas personas o grupos de personas, interesadas/os en la expresión cultural libre como herramienta de desarrollo humano. No existe requisito de edad, ni de procedencia, ni de profesión para integrarse a esta hermosa iniciativa. La convocatoria es abierta para todas/os los/as habitantes del país que deseen pintar murales alusivos a los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio.

 

Los Murales deben ser inéditos y únicamente alusivos a los Objetivos de Desarrollo del Milenio, elaborados en las dimensiones, formatos, estilos, técnicas y materiales que su autor, autora u autores, prefieran. También se aceptarán formatos movibles de murales, fáciles de transportar.

 

Los/as interesados/as deben inscribir sus proyectos de murales y pintarlos, de acuerdo con las bases del concurso, como máximo el día domingo 25 de noviembre del 2012. Una vez concluido el Mural, la persona autora o grupo autor lo deberá notificar al Comité Organizador. Un Jurado Calificador, conformado por reconocidas personalidades de las diferentes temáticas del arte, valorará la técnica, creatividad y contenido. Los Murales premiados se darán a conocer en un acto que se efectuará en el mes de diciembre de 2012.

 

El Coordinador Residente del Sistema de las Naciones Unidas, Sr. Pablo Mandeville; la Secretaria de organización de la Unión Nicaragüense de Artistas Plásticos (UNAP), Sra. Julie Aguirre; y el diputado José Figueroa, Vicepresidente de la Comisión de Modernización de la Asamblea Nacional, presentaron ante los medios de comunicación la convocatoria y las bases del concurso.

 

Los Murales que participen en el concurso se podrán ubicar en ámbitos públicos o privados, siempre que cuenten con la debida autorización de sus dueños o responsables. La Comisión Organizadora del concurso extenderá, de ser necesario, constancias de inscripción a los efectos de presentar ante las autoridades competentes y lograr su autorización. Dicha constancia de inscripción podrá ser utilizada, también, para gestionar la adquisición de los materiales que se requieran en la realización del o los murales. La Comisión Organizadora no brindará materiales, ni asumirá otro tipo de necesidades para la elaboración de los murales.

 

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio fueron aprobados en la Cumbre del Milenio de las Naciones Unidas (2000) y sus metas están dirigidas al 2015: reducir la pobreza y erradicar el hambre, promover la igualdad de género, lograr la primaria universal, mejorar la salud materna, combatir el VIH y el Sida, y garantizar la sostenibilidad ambiental.

 

El Gobierno de Nicaragua y el Sistema de las Naciones Unidas ejecutan programas conjuntos, financiados por el Fondo para el Logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (F-ODM), con recursos del Gobierno de España, en función de apoyar el logro de los ODM.

 

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio son:

 

  1.  Erradicar la pobreza extrema y el hambre.
  2.  Lograr la enseñanza primaria universal.
  3. Promover la igualdad de género y la autonomía de la mujer.
  4. Reducir la mortalidad de los niños y niñas menores de cinco años.
  5. Mejorar la salud materna.
  6. Combatir el VIH/SIDA, la malaria y otras enfermedades.
  7. Garantizar la sostenibilidad del medioambiente.
  8. Establecer una alianza mundial para el desarrollo.

 

 

Cualquiera de estos ocho objetivos se puede interpretar para pintar murales. 

Descargar Bases del Concurso


12 de septiembre de 2012

           En el último decenio se ha puesto de manifiesto el potencial de las asociaciones de colaboración para la promoción del desarrollo. En la actualidad hay más niños escolarizados, más madres que sobreviven al embarazo y al parto, y más niños que superan la primera infancia y llegan a la vida adulta.

           Sin embargo, pese a los buenos resultados obtenidos por muchos países en desarrollo, sigue habiendo focos de pobreza en el Sur global, incluso en las economías emergentes con un rápido crecimiento. Esa realidad es un claro recordatorio de que, a medida que los países van disfrutando de más beneficios económicos, debemos esforzarnos por asegurar que las oportunidades de prosperidad se repartan de manera más equitativa.

           En la Conferencia Río+20 sobre el Desarrollo Sostenible, celebrada en junio, se afirmó que la equidad y la justicia debían seguir ocupando un lugar prioritario en la agenda internacional e inspirar todos los esfuerzos desplegados para abordar de forma equilibrada las necesidades sociales, económicas y ambientales. Nuestra labor en el ámbito de la agenda para el desarrollo después de 2015 está basada en ese principio rector.

           La cooperación Sur-Sur encierra el potencial de promover el equilibrio entre el crecimiento y la equidad a escala mundial. Incluso en el contexto actual de grave inestabilidad económica, social y política, la cooperación Sur-Sur ha seguido siendo un potente promotor del comercio y las corrientes financieras en los últimos años.

           Los países del Sur están construyendo nuevos modelos de cooperación para el desarrollo en los que se hace hincapié en el beneficio mutuo y en la solidaridad, además de en una buena relación costo-eficacia. Esas iniciativas están mejorando el acceso de la población a medicamentos asequibles, avances tecnológicos y oportunidades de crédito.

           La rápida expansión de la tecnología de la información ha aumentado drásticamente la conectividad y las redes informáticas en todo el Sur, creando enormes oportunidades para el intercambio de experiencias, conocimientos y buenas prácticas que pueden impulsar el desarrollo. La cooperación Sur-Sur encierra un gran potencial para seguir aumentando el intercambio de conocimientos técnicos en esferas concretas, como las de la educación, la salud, la energía y la seguridad alimentaria.

           En este Día de las Naciones Unidas para la Cooperación Sur-Sur me comprometo a seguir haciendo lo posible por reforzar el apoyo a este fructífero modelo de cooperación, que no solo puede contribuir a mejorar las condiciones en el Sur global sino también repercutir positivamente en el resto del mundo.


Managua, 20 de agosto del 2012/ El Sistema de las Naciones Unidas en Nicaragua, con el apoyo de Ia Federación Luterana Mundial conmemorarán «EI Día Mundial de Ia Asistencia Humanitaria», con un Acto y una Feria del Conocimiento, cuyos objetivos son celebrar Ia humanidad y el espíritu de ayudarse unos a otros.

La inauguración del Acto conmemorativo y Feria del Conocimiento, tendrán lugar el día 20 de agosto del 2012, en el Auditorio Xabier Gorostiaga de Ia Universidad Centroamericana (UCA), a las 8:00 am. En la Feria del Conocimiento se darán a conocer las actividades que se realizan en el campo de la asistencia humanitaria de parte de la Red Humanitaria.

El Día Mundial de la Aistencia Humanitaria fue instituido por Ia Asamblea General de las Naciones Unidas en diciembre de 2008, con el objetivo de dar una mayor difusión a las actividades de asistencia humanitaria en todo el mundo y también rendir homenaje al personal de asistencia humanitaria que ha perdido Ia vida o ha sufrido lesiones mientras realizaba su labor.

En el Acto conmemorativo participarán el Sistema de Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (SINAPRED); Defensa Civil; Federación Luterana Mundial (miembro activo de la Red Humanitaria de Nicaragua); la Universidad Centroamericana (UCA); Representantes y funcionarios de las Agencias del Sistema de las Naciones Unidas; Representantes de la Red Humanitaria y estudiantes universitarios.

Este año la campaña impulsada por el Sistema de las Naciones Unidas se titula «Yo estuve aquí», por la canción «I Was Here», de Beyoncé Knowles, la famosa compositora que ha donado los derechos de autor. Esta bella canción trata sobre la importancia de que dejemos nuestra huella, haciendo algo bueno por otra persona, en cualquier lugar, no importa dónde.


19 de agosto de 2012

Este año el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria brinda la oportunidad histórica de reunir a mil millones de personas de todo el mundo para promover la idea, poderosa y dinámica donde las haya, de ayudar a los demás.

Es el mejor modo de homenajear a los muchos trabajadores de asistencia humanitaria caídos, cuya pérdida lamentamos hoy, y de celebrar las iniciativas de quienes continúan su noble labor de llevar urgentemente asistencia humanitaria a los que sufren.

El espíritu solidario que anima estas valientes iniciativas impulsa nuestra conmemoración del Día Mundial de la Asistencia Humanitaria. En mis viajes por todo el mundo he sido testigo de este espíritu al reunirme con trabajadores de socorro que han abandonado la comodidad de sus hogares para socorrer a los necesitados.

También vi ese espíritu a principios de este mes, cuando conocí a Beyoncé Knowles, la superestrella que va a donar su canción “I Was Here” a nuestra campaña mundial para promover la acción a favor de un mundo mejor.

Millones de personas han visitado ya nuestra página web para dejar constancia de su apoyo y compartir sus actividades. El afán de ayudar a los demás mejora las condiciones de todos, ya sea mediante iniciativas internacionales para prevenir una hambruna en África Occidental, mediante la asistencia urgente a la población civil de Siria o mediante una única buena obra de una persona para con su vecino.

Hagamos que el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria cobre sentido registrando buenas obras en el sitio web www.whd-iwashere.com. Las acciones individuales podrán parecer pequeñas, pero, en conjunto, tendrán eco en todo el mundo y generarán un impulse irrefrenable para lograr un futuro mejor.


La generación de jóvenes actual, que es la más numerosa de la historia y en su gran mayoría vive en países en desarrollo, tiene un potencial sin precedentes para mejorar el bienestar de toda la familia humana. Sin embargo, son demasiados los jóvenes, incluso los que tienen un nivel de estudios alto, que se enfrentan a salarios bajos, empleos sin porvenir y tasas récord de desempleo.

La crisis económica mundial afecta a los jóvenes más que a nadie y, comprensiblemente, muchos se sienten desalentados ante las crecientes desigualdades. Un gran número de ellos carecen de perspectivas inmediatas y no pueden participar en los procesos políticos, sociales y de desarrollo de sus países. Si no adoptamos medidas con urgencia, nos arriesgamos a crear una “generación perdida” de talento y sueños desaprovechados.

Trabajar con y para los jóvenes es una de mis máximas prioridades. Los jóvenes constituyen una fuerza transformadora; son agentes de cambio creativos, ingeniosos y entusiastas, ya sea en las plazas públicas o en el ciberespacio. Desde su determinante función en la labor encaminada a lograr la libertad, la democracia y la igualdad hasta su movilización a escala mundial en apoyo de Río+20, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible, los jóvenes han demostrado vigorosamente una vez más su capacidad y su deseo de cambiar el curso de la historia y acometer los desafíos mundiales.

Los jóvenes de ambos sexos no son beneficiarios pasivos sino asociados iguales y eficaces. Sus aspiraciones van mucho más allá del empleo; también quieren sentarse a la mesa, tener una voz real a la hora de configurar las políticas que dan forma a su vida. Tenemos que escucharlos y hacerles participar. Tenemos que establecer mecanismos más numerosos y sólidos para que intervengan. Ha llegado el momento de integrar las voces jóvenes de una manera más significativa en los procesos de adopción de decisiones a todos los niveles.

En el mundo entero se reconoce cada vez más la necesidad de reforzar las políticas y las inversiones relacionadas con los jóvenes. En este Día Internacional de la Juventud, exhorto a los gobiernos, el sector privado, la sociedad civil y las entidades académicas a que abran las puertas a los jóvenes y fortalezcan sus asociaciones con las organizaciones por ellos dirigidas. Los jóvenes pueden determinar que estos tiempos avancen hacia peligros mayores o hacia cambios positivos. Apoyemos a los jóvenes de nuestro mundo para que se conviertan en adultos que alumbren más generaciones de líderes productivos y llenos de energía.