Managua, 28 de octubre de 2014. El plenario de la Asamblea Nacional de Nicaragua realizó una Sesión Especial en conmemoración del Día de las Naciones Unidas, saludo al sexagésimo noveno aniversario de su fundación, a la que asistieron diputadas, diputados; embajadoras/es de Estados Miembros de la ONU;  representantes y funcionarias/os de agencias, fondos y programas del Sistema de las Naciones Unidas; organismos multilaterales; medios de comunicación e invitados especiales.

La Dra. Socorro Gross, en representación del Sistema de Naciones Unidas en Nicaragua, después de agradecer a la Junta Directiva de la Asamblea Nacional por la Sesión Especial, reflexionó sobre los tres pilares fundamentales que dieron origen a la ONU: Paz mundial, derechos humanos y desarrollo económico/social de las naciones.  Pilares que justifican la presencia de la ONU alrededor del mundo y por la que muchos hombres y mujeres han dado su vida.

La Dra. Gros hizo referencia a las palabras del Secretario General, Sr. Ban Ki-moon,  en las que renuevas el compromiso con la población mundial  para poner fin a los atropellos a la dignidad humana y abrir el camino a un mundo mejor. Destacó la labor del parlamento, que en su diversidad política, ha logrado la aprobación de una serie de leyes, las cuales han facilitado el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio: “Nicaragua exhibe con orgullo a nivel mundial  sus logros y continúa avanzando hacia una agenda futura de desarrollo”, dijo la Dra. Gross, quien a su vez representa a la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS) en Nicaragua.

Por su parte, la Primera Vicepresidenta de la Asamblea Nacional, Diputada Iris Montenegro, en su discurso ante el plenario, dijo: “Hoy celebramos el 69 aniversario de la ONU,  organización que fue fundada por una necesidad, una vez concluida la Segunda Guerra Mundial, al reconocer los estragos y horrores que la guerra generó y el grado de deshumanización al que llegó la sociedad, en ese entonces… La ONU, durante sus 69 años de vida ha experimentado éxitos y fracasos, pero lo más importante es que ha ayudado a formar una conciencia de comunidad global donde se prepondera el diálogo sobre la violencia, la diplomacia sobre el conflicto y la cooperación sobre el aislamiento”, expresó la parlamentaria.

Al finalizar, indicó que: “La Asamblea Nacional reitera su saludo, reconocimiento y  felicitaciones a los y las Representantes diversas agencias del Sistema de Naciones Unidas, todas han contribuido con Nicaragua de la mejor forma para enfrentar la pobreza, las enfermedades y desastres”, acotó la Primera Vicepresidenta.Managua, 28 de octubre de 2014. El plenario de la Asamblea Nacional de Nicaragua realizó una Sesión Especial en conmemoración del Día de las Naciones Unidas, saludo al sexagésimo noveno aniversario de su fundación, a la que asistieron diputadas, diputados; embajadoras/es de Estados Miembros de la ONU;  representantes y funcionarias/os de agencias, fondos y programas del Sistema de las Naciones Unidas; organismos multilaterales; medios de comunicación e invitados especiales.

La Dra. Socorro Gross, en representación del Sistema de Naciones Unidas en Nicaragua, después de agradecer a la Junta Directiva de la Asamblea Nacional por la Sesión Especial, reflexionó sobre los tres pilares fundamentales que dieron origen a la ONU: Paz mundial, derechos humanos y desarrollo económico/social de las naciones.  Pilares que justifican la presencia de la ONU alrededor del mundo y por la que muchos hombres y mujeres han dado su vida.

La Dra. Gros hizo referencia a las palabras del Secretario General, Sr. Ban Ki-moon,  en las que renuevas el compromiso con la población mundial  para poner fin a los atropellos a la dignidad humana y abrir el camino a un mundo mejor. Destacó la labor del parlamento, que en su diversidad política, ha logrado la aprobación de una serie de leyes, las cuales han facilitado el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio: “Nicaragua exhibe con orgullo a nivel mundial  sus logros y continúa avanzando hacia una agenda futura de desarrollo”, dijo la Dra. Gross, quien a su vez representa a la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS) en Nicaragua.

Por su parte, la Primera Vicepresidenta de la Asamblea Nacional, Diputada Iris Montenegro, en su discurso ante el plenario, dijo: “Hoy celebramos el 69 aniversario de la ONU,  organización que fue fundada por una necesidad, una vez concluida la Segunda Guerra Mundial, al reconocer los estragos y horrores que la guerra generó y el grado de deshumanización al que llegó la sociedad, en ese entonces… La ONU, durante sus 69 años de vida ha experimentado éxitos y fracasos, pero lo más importante es que ha ayudado a formar una conciencia de comunidad global donde se prepondera el diálogo sobre la violencia, la diplomacia sobre el conflicto y la cooperación sobre el aislamiento”, expresó la parlamentaria.

Al finalizar, indicó que: “La Asamblea Nacional reitera su saludo, reconocimiento y  felicitaciones a los y las Representantes diversas agencias del Sistema de Naciones Unidas, todas han contribuido con Nicaragua de la mejor forma para enfrentar la pobreza, las enfermedades y desastres”, acotó la Primera Vicepresidenta.

 


Las políticas que se enfocan en las necesidades de la población joven son una parte esencial de los esfuerzos para el desarrollo, destacaron los participantes de un foro global de juventud, inaugurado el 28 de octubre de 2014, que aborda el tema de las políticas para ese sector demográfico.

El Foro, que se celebra en Baku, Azerbaiyán, ha sido convocado por el enviado especial de la ONU para la juventud, el Programa de la ONU para el Desarrollo (PNUD) y el Consejo de Europa.

Durante el encuentro se analizarán los avances en este campo y los desafíos para progresar en los programas para el avance de los jóvenes a nivel global.

Cristina Bacalso, experta de youthpolicy.org, una organización que publica datos sobre temas de juventud, dijo que las políticas de juventud son importantes porque los jóvenes son importantes.

“Actualmente 122 países del mundo poseen políticas en la materia, lo que demuestra la importancia de este sector, que requiere una serie de medidas especiales para abordar sus necesidades específicas y sus aspiraciones”, dijo la especialista.

El Foro, que se lleva a cabo del 28 al 30 de octubre, reúne a más de 700 representantes de gobiernos, de la sociedad civil, el sector académico y donantes internacionales.

Leer más


En conmemoración del 69° aniversario de las Naciones Unidas, la Coordinadora Residente, Representantes y personal de todas las agencias, fondos y programas del Sistema de las Naciones Unidas en Nicaragua, organizados en las Asociaciones de Personal y la Asociación de ex funcionarios de Naciones Unidas en Nicaragua (AFUNIC), realizaron una caminata por la paz y el desarrollo mundial.

El Día de las Naciones Unidas representa la entrada en vigor de la Carta de las Naciones Unidas, el 24 de octubre del año 1945, cuando 50 Estados, incluida Nicaragua, ratificaron ese histórico documento que fue posible –solamente- por la voluntad política de Jefes de Estado y Gobierno, al finalizar la segunda guerra mundial.

En un emotivo acto, efectuado al terminar la caminata, en el Monumento a las Naciones Unidas de Managua, la Sra. Silvia Rucks, Coordinadora Residente del Sistema de las Naciones Unidas, resaltó que en la actualidad, la labor de las Naciones Unidas resulta más necesaria que nunca en esta época de múltiples crisis en el mundo. “Como dice el Secretario General, Sr. Ban Ki moon: La pobreza, las enfermedades, el terrorismo, la discriminación y el cambio climático están cobrando un elevado precio. Millones de personas siguen padeciendo situaciones de explotación. La fundación de las Naciones Unidas (hace 69 años) constituyó un solemne compromiso con la población del mundo de poner fin a esos atropellos a la dignidad humana y abrir el camino a un futuro mejor”, expresó la Coordinadora Residente.

Al inicio del acto se rindió homenaje al personal de las Naciones Unidas fallecido o desaparecido en cumplimiento de su deber humanitario, de derechos humanos y el desarrollo alrededor del mundo. Una ofrenda floral fue depositada al pie del Monumento de las Naciones Unidas por el Equipo de País, integrado por Silvia Rucks, Coordinadora Residente;  Dra. Socorro Gross, Representante OPS/OMS; Philippe Barragne-Bigot, Representante UNICEF; Fernando Soto, Representante FAO; Helmut Rauch, Representante PMA; Nazario Esposito, Representante UNOPS; y Mónica Merino, Representante Residente Adjunta PNUD.

Las labores de embellecimiento del Paseo de las Naciones Unidas (rotonda El Güegüense y rotonda El Periodista) se realizaron en cuatro jornadas de trabajo voluntario, durante la presente semana (20 al 24 de octubre), con el aporte de la Alcaldía de Managua, a través de la Dirección de Ornato, que dirigió a unos 200 voluntarias y voluntarios de todas las agencias, fondos y programas del Sistema de las Naciones Unidas, en el trabajo de limpieza, arborización, pintura y reconstrucción de la plaza, cunetas y andenes. Y también gracias al apoyo financiero de empresas privadas ubicadas sobre el Paseo: Casa Pellas, Edificios El Centro y Agencia de Viajes América.

 


Llega la marea blanca” se oye de un grupo de personas que circula por una transitada vía capitalina. La “marea” no es más que un grupo del funcionariado del Sistema de las Naciones Unidas comprometido con un objetivo común: mejorar el paseo de las NNUU.

Cada 24 de octubre mundialmente se celebra el Día de las Naciones Unidas, una fecha para renovar el compromiso de esta organización por el desarrollo y bienestar de los pueblos del mundo. Con esta idea presente, las Asociaciones de personal de las diferentes Agencias de NNUU y la Asociación de Ex-funcionarias/os de las Naciones Unidas en Nicaragua promovieron las jornadas de mejoramiento del Paseo de las Naciones Unidas, en vista de la importancia de realizar una actividad en la que podamos participar todos unidos y unidas.

Dicho y hecho, estos hombres y mujeres decididos lograron el apoyo necesario de otras instituciones nacionales para su propósito, especialmente de la Alcaldía capitalina, quien acogió con entusiasmo esta iniciativa, brindando importante apoyo en la dirección y acompañamiento diario de las brigadas del personal de nuestra organización. Además, también consiguieron motivar al personal de todas y cada una de las Agencias de NNUU para que tomaran parte y se involucraran en el proyecto.

Tras varias semanas de preparativos, arduo trabajo y esfuerzos, el 20 de octubre da comienzo la Semana de las Naciones Unidas. Durante 4 días el personal SNU en conjunto con la Alcaldía de Managua, y apoyados por la Policía Nacional, mejorarán las condiciones del Paseo de las Naciones Unidas, los mil metros que van desde la Rotonda El Güegüense hasta la rotonda El Periodista, con labores de limpieza, pintura, reforestación, asfalto… es nuestro objetivo común.

Iniciando las jornadas

El lunes a las 8.30 de la mañana salía del Edificio de las Naciones Unidas el primer grupo de brigadistas voluntarios/as de las Agencias. Entusiasmados por la labor que iban a realizar y provistos con mismo “uniforme”, se encaminaron hasta el primer tramo del boulevard frente a la Rotonda El Güegüense. Allí les esperaban operarios de la Alcaldía de Managua, quienes se mostraban muy satisfechos con el compromiso adquirido por todo el personal del SNU en estas tareas de mejoramiento. “La Alcaldía de Managua como institución hace lo posible por mantener la ciudad más limpia posible. La cooperación de ustedes como organización es gran cosa, porque está demostrando que tienen espíritu de cooperación y colaboración para este pueblo”, señalaba el encargado de la brigada municipal.

El espíritu al que hacía referencia el funcionario era latente en cada grupo de trabajo. Personas sonrientes y alegres, y aunque el cansancio hacia mella en sus cuerpos, continuaban con las labores asignadas. Y es que todos y todas sentimos que esta labor es muy importante: “creo que es la oportunidad para sensibilizar a la gente acerca de la limpieza de este espacio” resumía Naoko, UNV.

A lo largo de cada jornada, todos y todas pudimos trabajar, ya que según nuestras posibilidades adaptamos las tareas que habían que realizar, cada persona dio lo mejor de sí mismo/a, y… aunque el trabajo de cada uno y una de los brigadistas fue intenso, también tuvimos tiempo para compartir confidencias, risas y conocer mejor a gente de otras Agencias, ¡incluso ponerle cara a las personas que solo conocemos vía correo!. Todo esto ha hecho que cada día supere al anterior en número de participantes, demostrando el compromiso de la Familia de las Naciones Unidas por esta tarea.

Con el apoyo de la Alcaldía se ha diseñado una ruta de trabajo diario, por ejemplo un día nos toca apoyar en el levantamiento de sombra, pero también hay labores de reforestación, limpieza de maleza o pintura en las siguientes jornadas. Los resultados son visibles desde el primer momento, lo que nos hace sentir orgullo del esfuerzo conjunto que hemos puesto en este proyecto. Acaba la jornada y volvemos al punto de concentración. Estamos alegres, orgullosos y orgullosas de haber aguantado, e imaginando que al final de la jornada y cada vez que nos acerquemos a este concurrido lugar de la capital podremos decir, sí, nosotras y nosotros apoyamos en el mejoramiento del Paseo Naciones Unidas.

Objetivo logrado: minuto a minuto se ve el esfuerzo que hemos puesto en esta tarea.¡Gracias al compromiso de cada uno y una de nosotros estamos recuperando el Paseo NNUU!

 


En el día de hoy, nos comprometemos una vez más a pensar, tomar decisiones y actuar unidos contra la pobreza extrema, y a forjar planes para un mundo donde nadie quede postergado.

Hemos alcanzado la meta del Objetivo de Desarrollo del Milenio de reducir a la mitad la proporción de personas que viven en la pobreza antes del plazo previsto. Al menos 700 millones de personas han salido de la pobreza extrema entre 1990 y 2010.

A pesar de este éxito extraordinario, 1 de cada 5 habitantes de las regiones en desarrollo, es decir, 1.220 millones de personas, vive con menos de 1,25 dólares al día, y 2.400 millones de personas viven con menos de 2 dólares al día. Desde el inicio de la crisis financiera, la desigualdad se ha vuelto aún más acusada de lo que ya era. La discriminación contra las mujeres y las niñas sigue siendo una flagrante injusticia que priva al conjunto de los esfuerzos en pro del desarrollo de una de las claves para el progreso.

        La pobreza y los prejuicios hondamente arraigados, y el gran abismo que media entre la riqueza y la miseria, pueden dañar el tejido social y crear inestabilidad. Allí donde reina la pobreza, se frustran las expectativas de las personas. Las vidas truncadas por la pobreza están marcadas por la crueldad y la miseria, y suelen ser cortas.

En el momento en el que preparamos la agenda para el desarrollo sostenible posterior a 2015 y hacemos frente a la amenaza del cambio climático, no debemos perder de vista nuestra obligación más fundamental: eliminar la pobreza en todas sus formas. También debemos poner fin a la marginación de las personas que viven en la pobreza. Sus conocimientos y sus opiniones son esenciales si queremos hallar soluciones significativas y duraderas.

Insto a los Estados Miembros y a todos los asociados a que adopten medidas decisivas para erradicar la pobreza y construir un futuro sostenible, pacífico, próspero y equitativo para todos. Nuestro objetivo debe ser la prosperidad para todos, no solo para unos cuantos.


Mi madre ha vivido toda su vida en una zona rural. Aunque apenas recibió una educación formal, yo crecí apreciando su sabiduría, resiliencia e inteligencia. En el curso de mi trabajo posterior en la función pública, me di cuenta de que esas son cualidades que comparten millones de mujeres rurales de todo el mundo.

Colectivamente, las mujeres rurales son una fuerza que puede impulsar el progreso a nivel mundial. Debemos aprovechar ese potencial para lograr los tres objetivos interrelacionados que nos hemos fijado para el año próximo: acelerar nuestra labor para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio, adoptar una nueva visión del desarrollo sostenible y concertar un acuerdo universal significativo sobre el clima.

Habida cuenta de que con frecuencia viven en la primera línea de la pobreza, los desastres naturales y otras amenazas, las mujeres rurales tienen un enorme interés en el éxito de nuestras campañas mundiales.

La mayoría de las mujeres rurales dependen de los recursos naturales para su subsistencia. En los países en desarrollo constituyen más del 40% de la fuerza de trabajo agrícola. Producen, procesan y preparan muchas de las comidas de la sociedad, suelen asumir la responsabilidad primordial de la seguridad alimentaria, el estado de salud y las oportunidades de educación de los hogares.

Al proporcionar a las mujeres rurales acceso a recursos naturales y agrícolas productivos, las empoderamos. A su vez, ellas pueden contribuir en mayor medida a aliviar el hambre y mejorar la capacidad de sus comunidades para hacer frente a los efectos del cambio climático, la degradación de la tierra y los desplazamientos. Esto beneficia a todo el mundo.

Pero para recoger esos frutos, debemos hacer frente a la discriminación y las privaciones que siguen padeciendo las mujeres de las zonas rurales. Demasiadas carecen de acceso a la tierra, los mercados, la financiación, y la protección y los servicios sociales. Muchas de ellas también se enfrentan a graves riesgos de seguridad en el desempeño de tareas como la recogida de agua o combustible, que contribuyen a salvar vidas.

El Día Internacional de las Mujeres Rurales es una ocasión para escuchar sus voces y atender sus preocupaciones. Juntos, debemos trabajar para liberar el potencial de las mujeres rurales protegiendo sus derechos humanos, apoyando su adelanto económico y empoderándolas para que puedan contribuir plenamente a nuestro futuro común


Nicaragua conmemoró en alianza el Día Internacional para la Reducción de los Desastres (13 de octubre) a través de varios eventos impulsados por la Mesa Nacional para la Gestión de Riesgos (MNGR), la Universidad Centroamericana (UCA), la Universidad de Ingeniería (UNI), la Defensa Civil del Ejército de Nicaragua, Hábitat para la Humanidad, la Cruz Roja Nicaragüense, Save the Children, Grupo de Voluntarios Civiles (GVC), la Cooperación Suiza para América Central, Unión Europea y el Sistema de las Naciones Unidas en Nicaragua.

En su mensaje, el Secretario General de las Naciones Unidas, señaló que este en año la conmemoración del Día Internacional para la Reducción de los Desastres nos brinda una oportunidad para reconocer el papel que desempeñan los hombres y las mujeres de edad en el fomento de la resiliencia. “Cuando ocurre un desastre natural, las personas de la tercera edad sufren de forma desproporcionada altas tasas de muertes y lesiones. Para invertir esta trágica tendencia, es preciso elaborar planes, crear servicios y prestar apoyo a fin de reducir las vulnerabilidades de las personas de edad y aprovechar al máximo su contribución a nuestra seguridad y nuestro bienestar colectivos”, indica el Sr. Ban Ki-moon, en un día dedicado a las personas de la tercera edad.

El acto central de la conmemoración se efectuó en el Aula Magna César Jeréz de la Universidad Centroamericana (UCA) y fue presidido por la MSc. Tarsilia Silva, Decana de la Facultad de Ciencia, Tecnología y Ambiente de la UCA; el Dr. Oscar Gutiérrez, Presidente de Cruz Roja Nicaragüense; el Teniente Coronel de Infantería, Diplomado Estado Mayor, Abel Antonio  Zapata Bellanger, Segundo Jefe del Estado Mayor de la Defensa Civil del Ejército de Nicaragua; y el Sr. Denis Meléndez Aguirre Facilitador de la Mesa Nacional para la Gestión de Riesgos; y el Coordinador Residente a.i. del Sistema de las Naciones Unidas, Sr. Philippe Barragne-Bigot.

En sus palabras, Barragne-Bigot señaló que los riesgos de desastres se están acumulando, que la escala de la vulnerabilidad, la exposición a los peligros, la demanda de asistencia y protección, aumentan significativamente debido a una combinación de riesgo climático, escasez de recursos, sequías, degradación de los ecosistemas, empobrecimiento de los medios de vida, cambios demográficos y capacidades limitadas para gestionar los riesgos de amenazas naturales, riesgos biológicos, incluidas las enfermedades epidémicas. “El punto es que debemos evolucionar, incrementando la capacidad de resiliencia,  ajustando el rol y la responsabilidad, aumentando la escala de los esfuerzos con un enfoque compartido, en este escenario de riesgo cambiante y desafiante”, acotó el Coordinador Residente a.i. del Sistema de las Naciones Unidas.

Luego, se impartieron dos conferencias magistrales: una del Sr. Kizito Chiwala, Asesor Regional en Emergencias y Desastres en HelpAge América Latina sobre “La resiliencia a desastre con énfasis en las personas de la tercera edad”; y otra de la Sra. María Rosa Renzi, Coordinadora de la Unidad de Desarrollo Humano del PNUD Nicaragua, sobre el Informe sobre Desarrollo Humano mundial 2014 “Reducir vulnerabilidades y construir resiliencia”.

A través de la resolución 44/236  (22 de diciembre de 1989), la Asamblea General de la Naciones Unidas designó el segundo miércoles de octubre como Día Internacional para la Reducción de los Desastres Naturales, fecha que fue observada anualmente durante el Decenio Internacional para la Reducción de los Desastres Naturales desde 1990 hasta 1999.

En el 2001 la Asamblea General decidió seguir observando el segundo miércoles de octubre de cada año, el Día Internacional para la Reducción de los Desastres Naturales (resolución 56/195 del 21 de diciembre de 2001) como medio de promover una cultura mundial de reducción de los desastres naturales, y en el 2009, la Asamblea General decidió designar el 13 de octubre como fecha para conmemorar el Día Internacional para la Reducción de los Desastres (resolución 64/200, de fecha 21 de diciembre de 2009).

El objetivo de la conmemoración es aumentar la conciencia sobre la necesidad de tomar medidas para reducir el riesgo a desastres y lograr así comunidades más seguras. Mediante acciones concretas se busca disminuir las pérdidas de vidas la afectación económica, social y ambiental derivada de los peligros naturales y los desastres tecnológicos y ambientales conexos. También pretende fomentar la colaboración solidaria de todos los estados del planeta, dado que ninguno está exento de ser una posible víctima.

 


En preparación del Día Internacional de la Niña, UNICEF ha presentado una nueva recopilación de datos que revela la magnitud de la violencia contra las niñas y las alarmantes actitudes que perpetúan este tipo de abuso.

La recopilación incorpora una selección de datos mundiales publicados a lo largo del año que detallan el impacto muy real que la violencia tiene sobre las adolescentes, sobre su futuro y sobre el futuro de sus comunidades y países. Las principales estadísticas indican lo siguiente:

  • Casi una cuarta parte de las niñas de 15 a 19 años de todo el mundo (aproximadamente 70 millones) han indicado que han sido víctimas de alguna forma de violencia física desde los 15 años.
  • Cada 10 minutos una niña adolescente muere como resultado de la violencia.
  • Alrededor de 120 millones de niñas menores de 20 años en todo el mundo (cerca de 1 de cada 10) han sido víctimas de relaciones sexuales forzadas u otro tipo de actos sexuales forzados, y 1 de cada 3 niñas adolescentes de 15 a 19 años (84 millones) que alguna vez estuvieron casadas han sido víctimas de actos de violencia emocional, física o sexual cometidos por sus maridos o sus compañeros.
  • Los datos sugieren que, en algunos países, por lo menos 7 de cada 10 niñas de 15 a 19 años que han sido víctimas de abusos físicos y/o sexuales nunca han procurado ayuda: muchas dijeron que no creían que fuera un caso de abuso o no lo consideraban un problema.
  • En todo el mundo, más de 700 millones de mujeres vivas hoy en día se casaron antes de cumplir los 18 años. Más de 1 de cada 3 (alrededor de 250 millones) iniciaron la unión antes de cumplir los 15 años.

Los datos revelan percepciones perjudiciales sobre la aceptabilidad de la violencia, especialmente entre las niñas. En todo el mundo, cerca de la mitad de las niñas de 15 a 19 años cree que está justificado que un hombre golpee a su mujer o compañera bajo determinadas circunstancias, como por ejemplo si rechaza tener relaciones sexuales, si abandona la casa sin permiso, si discute, si descuida a los niños o si quema la cena.

“Estas cifras indican que existe una mentalidad que tolera, perpetúa e incluso justifica la violencia, y deben servir de alarma para todos, en todas partes”, dijo la Directora Adjunta de UNICEF, Geeta Rao Gupta.

UNICEF ha indicado que existen medidas específicas para evitar la violencia contra las niñas. Entre ellas cabe destacar: mantener a las niñas en la escuela; proporcionarles aptitudes fundamentales para la vida; apoyar a sus progenitores, incluso con transferencias de efectivo que mitiguen los riesgos para las niñas; cambiando actitudes y normas por medio de conversaciones comunitarias; y fortaleciendo los sistemas y servicios judiciales, penales y sociales.

“El problema es mundial, pero las soluciones se deben buscar en los niveles nacionales, comunitarios y familiares. Tenemos la responsabilidad de proteger, educar y promover la autonomía de las adolescentes. Todos somos responsables de poner fin a la violencia contra las niñas”, dijo Rao Gupta.

 


La violencia contra niñas y adolescentes es una práctica común y tolerada en todo el mundo, y las víctimas a menudo la sufren a manos de familiares y esposos.

Un grupo de expertos de la ONU en derechos humanos pidió hoy (9/10/14) a los Estados a dar un mayor apoyo a las niñas con el objetivo de erradicar la violencia de género.

Con motivo del Día Mundial de la Niña, a celebrarse el 11 de octubre, los relatores sobre discriminación de la mujer, la prostitución infantil y la trata de personas subrayaron la importancia de ayudar a las niñas y adolescentes a alcanzar su potencial mediante el conocimiento y la capacidad de elegir.

Los expertos señalaron que cuando una menor experimenta la violencia, sus oportunidades son limitadas y el efecto puede durarle toda la vida y, más aún, extenderse a las generaciones futuras.

Recordaron que la violencia contra niñas y adolescentes es una práctica común y tolerada en todo el mundo, y que las víctimas a menudo la sufren a manos de familiares y esposos.

Por su parte, la oficina para América Latina del Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) llamó a los gobiernos de la región a garantizar que todas las niñas asistan a la escuela y a que sean protegidas de cualquier tipo de violencia y explotación.

Leer más

 


El Secretario General de la ONU llamó a rechazar la intolerancia y a fomentar una cultura de paz basada en el diálogo y el entendimiento, al conmemorarse el Día Internacional de la No Violencia.

En esta época de creciente violencia sectaria y destrucción de sitios del patrimonio cultural, cabe recordar el llamamiento de Mahatma Gandhi para la paz y la reconciliación, y su advertencia de que la ley del “Ojo por ojo acabará dejando al mundo ciego”, señaló Ban Ki-moon en un mensaje.

La Asamblea General de la ONU estableció en 2007 este Día, que coincide con el aniversario de Mahatma Ghandi, en homenaje al líder del movimiento de independencia de la India y como tributo a su filosofía basada en la no violencia y en la resolución de las disputas por medios pacíficos.

El titular de la ONU subrayó que el mejor instrumento contra la violencia es la educación, que ayuda a sentar las bases para una mayor solidaridad entre las personas.

Leer más