Un ambicioso acuerdo global sobre el clima en París puede impulsar una nueva era de desarrollo sostenible.

En 2015, la comunidad internacional se reune en París del 30 de noviembre al 11 de diciembre para alcanzar un nuevo acuerdo sobre el cambio climático a nivel mundial. Un resultado ambicioso en París acelerará las oportunidades para la acción del cambio climático en países desarrollados y será un pilar importante en la era del desarrollo sostenible post-2015. El acuerdo de París tiene el potencial de impulsar a los países y comunidades a actuar simultáneamente trabajando hacia la reducción de las emisiones de carbono, mientras se adaptan a los impactos a largo plazo del cambio climático.

Debemos actuar ahora

Para muchas de las regiones más pobres y vulnerables, el cambio climático es ya una amenaza tanto para la vida diaria de la población como para sus medios de vida. En regiones áridas, las largas sequías obligan a niños y mujeres a buscar agua en lugares alejados, mientras que en los pequeños Estados insulares el aumento del nivel del mar amenaza las costas y los medios de vida de las comunidades expuestas.

Debemos actuar ahora para salvaguardar el desarrollo de las comunidades más pobres y vulnerables y guiar a los países hacia el sendero de un clima más seguro y un futuro sostenible.

El PNUD, un aliado para el éxito en París

Con un portafolio de proyectos sobre cambio climático en unos 140 países y unos US$1.400 millones en fondos de subvención, el PNUD está bien posicionado para subvencionar a los países aliados en el período previo a París y tras la convención.

Camino a París, estamos apoyando a los países para desarrollar y finalizar sus respectivas metas y las contribuciones individuales y acciones que van a formar parte del acuerdo de París. También estamos ayudando a países en desarrollo a participar y comprometerse con el proceso de negociación.

Para implementar acciones en el terreno, nos hemos asociado con países para prestar apoyo a través del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM-GEF, por sus siglas en inglés) y el Fondo de Adaptación, entre otros. Actualmente se ha aprobado nuestra solicitud de acreditación para el Fondo Verde para el Clima, el nuevo fondo para financiar la acción del cambio climático a nivel de los países.

Desafíos y oportunidades

A través de su extenso portafolio, el PNUD es capaz de aprovechar su extensa red mundial de experiencia sobre cambio climático para prestar apoyo a países para que mitiguen la emisión de los gases de efecto invernadero, inviertan en soluciones de energía limpia y se adapten a los impactos del cambio climático.

La acción climática efectiva no solo protegerá y mantendrá nuestro ecosistema sino que, además, estimulará el crecimiento económico, mejorará la habilidad de los países y comunidades para hacer frente a los impactos del cambio climático y fomentará más vías de desarrollo sostenible.

Sigue la COP 21 en vivo

http://unfccc6.meta-fusion.com/cop21/


Los crímenes atroces cometidos contra las mujeres y las niñas en las zonas de conflicto, junto con el problema de la violencia doméstica que afecta a todos los países, constituyen una grave amenaza para el progreso.

Me preocupan profundamente las difíciles circunstancias de las mujeres y las niñas que viven en condiciones de conflicto armado, quienes sufren múltiples formas de violencia, agresión sexual, esclavitud sexual y trata. Los extremistas violentos están tergiversando las doctrinas religiosas para justificar la subyugación en masa y el abuso de las mujeres. No se trata de actos de violencia fortuitos ni de consecuencias indirectas de la guerra, sino más bien de medidas sistemáticas para negar a las mujeres sus libertades y el control de su cuerpo. Una de las consideraciones fundamentales en los esfuerzos desplegados a nivel mundial para combatir y prevenir el extremismo violento debe ser la protección y el empoderamiento de las mujeres y las niñas.

La mitad aproximadamente de los 60 millones de personas que han sido desplazadas por la fuerza son mujeres. Muchas de las que huyen de la guerra y la violencia son a menudo explotadas por traficantes sin escrúpulos y sufren a causa de la discriminación por razón de género y la xenofobia en las sociedades de acogida. Las que son demasiado jóvenes, demasiado viejas o demasiado débiles para emprender el peligroso viaje se quedan solas en su lugar de origen, lo que aumenta su vulnerabilidad al no contar con el apoyo de los que se han ido.

Incluso en las zonas donde reina la paz la violencia contra las mujeres persiste y se registran casos de feminicidio, agresión sexual, mutilación/ablación genital femenina, matrimonio precoz y ciberacoso. Esas prácticas traumatizan a las personas y desintegran el entramado de la sociedad.

He liderado, a través de la campaña “ÚNETE para Poner Fin a la Violencia contra las Mujeres” y de la iniciativa “Él por Ella”, un movimiento mundial para implicar a los hombres en la promoción de la igualdad de género. En ese contexto, exhorto a los gobiernos a que aumenten sus contribuciones al Fondo Fiduciario de las Naciones Unidas para Eliminar la Violencia contra la Mujer, cuyo objetivo es subsanar la insuficiencia crónica de inversiones en esta esfera.

Millones de personas de todo el mundo se han unido bajo el estandarte naranja, que es el color elegido como símbolo de un futuro mejor, libre de la violencia contra las mujeres y las niñas. Este año, como muestra del creciente impulso en favor del cambio, se iluminarán de color naranja numerosos monumentos icónicos, entre ellos las ruinas de Petra en Jordania y las cataratas del Niágara en América del Norte.

También podemos despejar el camino hacia un futuro de dignidad e igualdad para todos mediante la aplicación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible aprobada recientemente, en la que se reconoce la importancia de eliminar la violencia contra las mujeres y se fijan metas conexas en relación con varios Objetivos de Desarrollo Sostenible. Asimismo, en varios exámenes amplios recientes de las operaciones de paz de las Naciones Unidas, las labores de consolidación de la paz y los programas relativos a la mujer y la paz y la seguridad, se ha puesto de relieve la importancia crucial de incorporar la participación de las mujeres en las iniciativas de paz y seguridad.

 La violencia contra las mujeres y las niñas está muy extendida, por lo que todos podemos tomar medidas para acabar con ella. Juntemos nuestras fuerzas para poner fin a este crimen, promover la plena igualdad de género y crear un mundo en el que las mujeres y las niñas disfruten de la seguridad que merecen. Hagámoslo por el bien de ellas y el de toda la humanidad.


El saneamiento es fundamental para la salud humana y ambiental, así como para las oportunidades, el desarrollo y la dignidad. Sin embargo, hoy día, en todo el mundo, una de cada tres personas carece de servicios de saneamiento mejorados, y una de cada ocho practica la defecación al aire libre.

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, adoptada recientemente, reconoce el papel fundamental que desempeña el saneamiento en el desarrollo sostenible. La naturaleza integrada de la nueva Agenda significa que necesitamos comprender mejor las conexiones entre los elementos constitutivos del desarrollo. En ese espíritu, la celebración este año del Día Mundial del Retrete se centra en el ciclo vicioso que conecta el saneamiento deficiente y la malnutrición.

Las deficiencias en el saneamiento y la higiene son un elemento crucial de la enfermedad y la malnutrición. Cada año, demasiados niños menores de 5 años han visto sus vidas interrumpidas o alteradas para siempre como consecuencia de las malas condiciones de saneamiento: más de 800.000 niños de todo el mundo —es decir, uno cada dos minutos— mueren de diarrea, y casi la mitad de todas las muertes de niños menores de 5 años se deben a la desnutrición. Una cuarta parte de los niños menores de 5 años padece retraso del crecimiento y muchos otros niños, así como adultos, están enfermando gravemente y a menudo sufren consecuencias para la salud y el desarrollo a largo plazo, incluso durante toda su vida. Los padres y los tutores conllevan el costo de esas consecuencias. Las mujeres, en particular, soportan las consecuencias directas.

A pesar de los argumentos morales y económicos convincentes para la adopción de medidas relacionadas con el saneamiento, el progreso es demasiado escaso y demasiado lento. En muchos sentidos, el saneamiento es la meta menos conseguida de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Es por ello que en 2013 se lanzó el Llamamiento a la Acción en Materia de Saneamiento, y por eso nuestro objetivo es poner fin a la defecación al aire libre para 2025.

La Agenda 2030 nos exhorta a renovar nuestros esfuerzos para proporcionar acceso a servicios de saneamiento adecuados en todo el mundo. Debemos seguir educando y protegiendo a las comunidades en situación de riesgo, y cambiar las percepciones culturales y las prácticas de larga data que obstaculizan la búsqueda de la dignidad.

Al trabajar juntos, y mediante un debate abierto y franco sobre la importancia de los retretes y el saneamiento, podemos mejorar la salud y el bienestar de un tercio de la familia humana.

Ban Ki-moon


16 de noviembre, 2015 — El Secretario General de la ONU afirmó hoy que la práctica de la tolerancia forma parte de la identidad de la Organización y fue incluido en su Carta fundacional hace 70 años.
En un mensaje con motivo del Día Internacional para la Tolerancia, Ban Ki-moon, señaló que en el mundo actual, golpeado por las turbulencias y el cambio, ese llamamiento sigue constituyendo una piedra angular para la labor del organismo internacional.

Alertó sobre el aumento de la intolerancia pese a encontrarnos en una época donde crecen sociedades más diversas y hay una mayor interconexión entre las personas.

Ban pidió que se reconozca el creciente peligro que representan quienes buscan dividir y se reafirme el compromiso de forjar un camino marcado por el diálogo, la cohesión social y el entendimiento mutuo.

Añadió que la tolerancia no se limita a la aceptación pasiva del “otro” y dijo que debe enseñarse y defenderse.

El titular de la ONU instó a los Estados a invertir en las personas mediante la promoción de la educación, la inclusión y la creación de oportunidades.

Esas acciones –apuntó– conducen a la creación de sociedades basadas en el respeto a los derechos humanos, donde el miedo y la desconfianza son sustituidos por el pluralismo y la participación.

 


Mensaje del Secretario General con motivo del Día Internacional para la Tolerancia

El llamamiento «a practicar la tolerancia» fue incorporado en la Carta hace 70 años para que formara parte de la identidad de las Naciones Unidas. Hoy, en un mundo golpeado por las turbulencias y el cambio, ese llamamiento sigue constituyendo una piedra de toque fundamental para nuestra labor.

Las personas están más conectadas; sin embargo, ello no significa que exista un mayor entendimiento. Las sociedades son cada vez más diversas, pero la intolerancia está aumentando en muchos lugares. Pueden encontrarse tensiones sectoriales en la raíz de muchos conflictos en razón del aumento del extremismo violento, las violaciones de derechos humanos a gran escala y la depuración cultural. Además, la mayor crisis de desplazamientos forzados desde la Segunda Guerra Mundial ha engendrado odio y xenofobia contra los refugiados y otras personas.

La tolerancia es mucho más que la aceptación pasiva del «otro». Lleva aparejada la obligación de actuar, y debe enseñarse, alimentarse y defenderse. La tolerancia exige que los Estados inviertan en las personas y en la realización de todo su potencial por medio de la educación, la inclusión y la creación de oportunidades, lo que implica la construcción de sociedades fundadas en el respeto de los derechos humanos, en que el miedo, la desconfianza y la marginación son sustituidos por el pluralismo, la participación y el respeto de las diferencias.

Este es el mensaje del Día Internacional para la Tolerancia, que se plasmó en la Declaración de Principios sobre la Tolerancia de la UNESCO, aprobada en 1995. Es la misma idea que anima el Decenio Internacional de Acercamiento de las Culturas (2013-2022), que está impulsando la UNESCO en todo el mundo.

En el Día Internacional para la Tolerancia, reconozcamos el creciente peligro que representan quienes procuran dividir, y comprometámonos a forjar un camino marcado por el diálogo, la cohesión social y el entendimiento mutuo.

 


En todo el mundo hay cerca de 350 millones de personas con diabetes, y la prevalencia aumenta con rapidez, en particular en los países de medianos y bajos ingresos. Son muchas las medidas que todos podemos tomar para minimizar el riesgo de contraer la enfermedad y, en caso de llegar a contraerla, seguir viviendo con salud durante mucho tiempo.

 

Las personas que tienen diabetes pierden la capacidad de regular correctamente el nivel de azúcar de la sangre. Cuando no se controla ese nivel, se pueden producir daños en el sistema nervioso, ataques al corazón, infartos cerebrales, ceguera, colapso renal y amputaciones de las extremidades inferiores.

 

La mayoría de las personas que tienen diabetes padecen una variante de la enfermedad (el tipo 2) que afecta de manera desproporcionada a quienes tienen sobrepeso y un estilo de vida sedentario. Esto significa que para evitar la diabetes tipo 2 debemos seguir los mismos pasos que para mantenernos sanos en general.

 

En este caso, la palabra “pasos” es la más indicada. Todos los que estén en condiciones de levantarse en lugar de estar sentados, de caminar un poco más cada día y de llevar una vida más activa en general, deberían hacerlo.

 

La diabetes también afecta al bolsillo. Muchos de los afectados que sufren complicaciones pierden sus ingresos porque no pueden trabajar. Además, el tratamiento puede resultar costoso. Hay muchas personas en países de medianos y bajos ingresos, donde viven la mayoría de las personas que tienen diabetes, que no pueden permitirse comprar insulina. En los últimos años, incluso en los países de ingresos altos, el costo ha aumentado tanto que ya no está al alcance de muchos. En el caso de las personas que no producen insulina propia en absoluto (como ocurre con los afectados por el tipo 1), la falta de insulina es una sentencia de muerte.

 

Así como las personas deben seguir los pasos para llevar una vida sana, los gobiernos también pueden adoptar medidas para crear un entorno favorable. Los servicios de salud pueden ampliar la atención de la diabetes. Por su parte, el sector privado puede mejorar la disponibilidad y asequibilidad de productos más saludables y medicamentos esenciales.

 

Recientemente, el mundo dio un paso importante con la aprobación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, en la que figura la meta de reducir en un tercio, de aquí a 2030, la mortalidad por enfermedades no transmisibles, entre ellas la diabetes.

En este Día Mundial de la Diabetes, reconozcamos los progresos que hemos hecho, pero admitamos también que todavía no son suficientes. Sigamos avanzando paso a paso para limitar el impacto de la diabetes. 


En reconocimiento a las políticas educativas que impulsa el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional que preside el Comandante Daniel Ortega Saavedra, la delegación que representa a Nicaragua en la Conferencia General de la UNESCO con 81% de los votos fue electa este miércoles para integrar el Consejo Ejecutivo de ese órgano de las Naciones Unidas.

“En definitiva este es un gran reconocimiento a la labor y al trabajo que nuestro Presidente Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo han venido haciendo en el área de la educación y la cultura”, expresó vía telefónica a Multinoticias Canal 4, el Embajador de Nicaragua ante la UNESCO, Lautaro Sandino.

El diplomático nicaragüense señaló que este cargo dentro del Consejo Ejecutivo será válido por los próximos cuatro años, lo que representa un honor y privilegio para nuestro país tener la oportunidad de servir al mundo entero y la humanidad en un órgano tan importante como es la UNESCO.

“Nicaragua y el Presidente (Daniel) Ortega y la Compañera Rosario (Murillo) han estado insistiendo mucho en los elementos que tienen que ver con la formación de valores desde la familia, desde el hogar, el cuido para el individuo, la formación de políticas educativas que en definitiva se cruzan con políticas culturales y es una experiencia valiosa que se puedan conocer los avances que nuestro país ha estado haciendo y que otros países en desarrollo tengan el aliento de que es posible ir haciendo cambios profundos en la educación y ese va a ser uno de los aportes más importantes de Nicaragua en toda la gestión que podamos hacer en estos próximos cuatro años a lo interno del Consejo Educativo”, agregó Sandino.

El jefe de la delegación nicaragüense en la Conferencia de la UNESCO, el diputado José Antonio Zepeda aseguró que la referencia que tienen los demás países sobre Nicaragua son las transformaciones que se están realizando desde el Gobierno Sandinista en materia educativa, entre lo que destaca la campaña de alfabetización, la educación de jóvenes y adultos, y el compromiso de Nicaragua de cara a garantizar la cobertura escolar a nivel universal y la batalla que se ha emprendido por la calidad educativa.

“El compromiso nuestro, como hemos manifestado a las diferentes delegaciones, es seguir trabajando por esa educación, ese compromiso con niños y niñas y que nuestro Gobierno está comprometido realmente, nuestro Comandante Daniel y la Compañera Rosario, a seguir las rutas educativas que nos garanticen esa universalización de la calidad y la cobertura escolar”, apuntó Zepeda.

El también educador reiteró que con el Gobierno Sandinista, en los años 80 y nuevamente desde hoy, Nicaragua integra el Consejo Ejecutivo de la UNESCO. “Nuevamente en tiempos del Comandante Presidente, la revolución asume responsabilidades, el compromiso del Frente Sandinista con la educación”, dijo Zepeda. Finalmente, el profesor Zepeda sostuvo que la elección de Nicaragua para integrar el Consejo Ejecutivo es también un reconocimiento de los demás países por el esfuerzo y el compromiso del Gobierno Sandinista con la educación, muy a pesar de las distintas limitacione*Tomado de El 19 Digital

www.el19digital.com/articulos/ver/titulo:35598-nicaragua-es-electa-para-integrar-el-consejo-ejecutivo-de-la-unesco


10 de noviembre, 2015 — Las legumbres, que incluyen a los frijoles y guisantes, son una fuente barata, deliciosa y nutritiva de proteínas y micronutrientes, destacó este martes la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) al presentar el Año Internacional dedicado al tema.

Bajo el lema “semillas nutritivas para un futuro sostenible”, la Asamblea General de la ONU declaró 2016 el Año Internacional de las Legumbres, para crear conciencia de sus beneficios, promover su producción y comercio, y fomentar nuevos usos en toda la cadena alimentaria.

El director general de la FAO, José Graziano da Silva se refirió al tema durante un evento celebrado en la sede del organismo, en Roma.

“Las legumbres son cultivos importantes para la seguridad alimentaria de buena parte de la población, sobre todo en América Latina, África y Asia, donde las legumbres forman parte de las dietas tradicionales y a menudo son cultivadas por pequeños campesinos y agricultores familiares”, dijo da Silva.

Según la FAO, a pesar de sus grandes beneficios, su valor nutricional no es reconocido y hay cientos de variedades que pueden ser cultivadas.

Las legumbres están repletas de proteínas. Contienen el doble de las que se encuentran en el trigo y tres veces que las del arroz. También son ricas en micronutrientes, aminoácidos y vitaminas del grupo B, elementos clave de una dieta saludable.


03 de noviembre, 2015 — Una característica que define la Agenda 2030 es la determinación de no dejar a nadie rezagado, señaló este martes la directora del Programa de Desarrollo de Naciones Unidas (PNUD), durante la Conferencia Regional sobre Desarrollo Social en América Latina y el Caribe, una reunión de tres días que se celebra hasta el 4 de noviembre en Lima, Perú.

“Debemos trabajar juntos e identificar y abordar los arraigados factores determinantes de la exclusión, en esta región y más allá. La erradicación de la pobreza sólo se logrará si realmente invertimos en las personas”, dijo Helen Clark.

Según la ONU, después de una década de ferviente crecimiento, que ascendió a unos 92 millones de personas a la clase media, América Latina afronta una desaceleración y algunos segmentos de la población podrían recaer en la pobreza.

Los participantes de la conferencia debaten cómo hacer realidad los recién acordados Objetivos de Desarrollo Sostenible, que según la ONU, requieren nuevos enfoques para abordar desafíos complejos como la exclusión y la desigualdad.

Según un informe del PNUD todavía pendiente de publicar, las mujeres se ven desproporcionadamente afectadas. Aproximadamente 35 por ciento de las personas pobres viven en hogares encabezados por mujeres.