Cinco jóvenes universitarios nicaragüenses integrantes del Club de Negocios de la universidad American College, resultaron ganadores del primer lugar del concurso global, “Diseño para el desafío de UNICEF (Design for UNICEF Challenge),” junto a otro proyecto presentado por estudiantes de una universidad de Indonesia.

Esta iniciativa pretende incentivar a los jóvenes para que generen programas creativos e innovadores para el cumplimiento de losderechos humanos de la niñez más vulnerable. Esta vez, estudiantes de universidades de seis diferentes países participaron en el concurso para buscar una solución innovadora para mejorar la“conectividad” de los servicios básicos e información para la niñez.

“Estos jóvenes innovadores están poniendo a prueba lo que parece imposible en lo posible. Se trata de pequeñas soluciones a problemas locales que tienen el potencial de desencadenar cambios y ayudar a que aumente el número de niños con acceso a los servicios y a las oportunidades que les pertenecen por derecho”, expresó el Sr. Philippe Barragne-Bigot, Representante de UNICEF en Nicaragua.

El Proyecto

El proyecto presentado por American College está focalizado en seis comunidades rurales del Triángulo Minero, habitado mayoritariamente por indígenas mayangnas y miskitus. A través de una investigación identificaron los principales problemas de salud que afectan a la niñez de la zona por las dificultades de acceso y lejanía a los puestos de salud.

El proyecto propone coordinar acciones con los puestos de salud y líderes comunitarios para monitorear la situación de salud de la niñez y esta información será remitida vía celular a los puestos de salud para que reciban consejos prácticos y medicina para su tratamiento. Además, el sistema permitiría en “tiempo real,” recolectar información sobre enfermedades más frecuentes en estas comunidades. De esta manera se brindará datos importantes a los tomadores de decisión, para la planificación y programación con el fin de reducir la mortalidad infantil.

“Una persona va a poder llegar, indicar en una infografía qué es lo que tiene, y el coordinador del centro va a notificar al centro de salud para que envíen los medicamentos adecuados. LaInfografía es una herramienta que permitirá a la población fácilmente identificar

síntomas a través de diseños localmente apropiados”, refirió Luis Montalván, uno de los cinco integrantes.

En el concurso UNICEF Challenge participaron más de 50 proyectos de diversas universidades del mundo, seleccionaron a 30 y luego a 5 de los cuales solo Nicaragua quedó por América y cuatro de Indonesia.

En la última fase los jóvenes del American College defendieron su proyecto frente a un Comité de selección de la Unidad de Innovación de UNICEF en New York, conectando a miembros del panel de diferentes países vía skype. Los jóvenes tuvieron solo 5 minutos para hacer la presentación del proyecto y posteriormente hubo preguntas y respuestas.

Los integrantes del grupo del American College son Scarleth Vasconcelos, estudiante del cuarto año de Ingeniería en Energías Renovables, Roberto Emilio Rocha, cursa el último cuatrimestre de Ingeniería Industrial, José Carlos Pulido en el segundo año de Comunicación y Relación Publica, Pablo Antonio Burgos, estudiante en Ingeniería en sistemas, y Luis Montalván en el cuarto año en Economía. Todos son miembros del Club de Negocios de la American College.

/OM

Leer más


El Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, señaló hoy 23 de enero de 2015 en Davos que el mundo enfrenta el desafío de impulsar un crecimiento económico más verde e inclusivo en la agenda de desarrollo global post 2015.

Durante su participación en la sesión plenaria del Foro Económico Mundial en la ciudad suiza, Ban llamó a que las acciones para combatir el cambio climático y el desarrollo sustentable sean dos caras de la misma moneda.

Recomendó la adopción modelos económicos orientados a la baja emisión de carbono al tiempo que citó el último reporte internacional sobre medio ambiente.

“La esencia del informe es que el cambio climático ha ocurrido debido al factor humano, al comportamiento humano. Por lo tanto, debe ser natural que nosotros, los seres humanos, atendamos el tema y puede no ser demasiado tarde si tomamos acciones decisivas hoy mismo”, dijo.

También en el marco de su vista a Davos, Ban enfatizó los avances de la campaña HeForShe, orientada a involucrar a los hombres en el impulso a una agenda social a favor de la igualdad de género.

Explicó que desde su lanzamiento en septiembre cientos de miles de personas la han suscrito.

““HeForShe” ha sido firmada por padres que quieren educar a sus hijas, líderes que saben que sus sociedades serán más fuertes cuando haya tantas mujeres como hombres en el congreso y los negocios. Y gente común que está cansada de la violencia y discriminación contra las mujeres”, apuntó Ban.

Leer más


Mi madre ha vivido toda su vida en una zona rural. Aunque apenas recibió una educación formal, yo crecí apreciando su sabiduría, resiliencia e inteligencia. En el curso de mi trabajo posterior en la función pública, me di cuenta de que esas son cualidades que comparten millones de mujeres rurales de todo el mundo.

Colectivamente, las mujeres rurales son una fuerza que puede impulsar el progreso a nivel mundial. Debemos aprovechar ese potencial para lograr los tres objetivos interrelacionados que nos hemos fijado para el año próximo: acelerar nuestra labor para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio, adoptar una nueva visión del desarrollo sostenible y concertar un acuerdo universal significativo sobre el clima.

Habida cuenta de que con frecuencia viven en la primera línea de la pobreza, los desastres naturales y otras amenazas, las mujeres rurales tienen un enorme interés en el éxito de nuestras campañas mundiales.

La mayoría de las mujeres rurales dependen de los recursos naturales para su subsistencia. En los países en desarrollo constituyen más del 40% de la fuerza de trabajo agrícola. Producen, procesan y preparan muchas de las comidas de la sociedad, suelen asumir la responsabilidad primordial de la seguridad alimentaria, el estado de salud y las oportunidades de educación de los hogares.

Al proporcionar a las mujeres rurales acceso a recursos naturales y agrícolas productivos, las empoderamos. A su vez, ellas pueden contribuir en mayor medida a aliviar el hambre y mejorar la capacidad de sus comunidades para hacer frente a los efectos del cambio climático, la degradación de la tierra y los desplazamientos. Esto beneficia a todo el mundo.

Pero para recoger esos frutos, debemos hacer frente a la discriminación y las privaciones que siguen padeciendo las mujeres de las zonas rurales. Demasiadas carecen de acceso a la tierra, los mercados, la financiación, y la protección y los servicios sociales. Muchas de ellas también se enfrentan a graves riesgos de seguridad en el desempeño de tareas como la recogida de agua o combustible, que contribuyen a salvar vidas.

El Día Internacional de las Mujeres Rurales es una ocasión para escuchar sus voces y atender sus preocupaciones. Juntos, debemos trabajar para liberar el potencial de las mujeres rurales protegiendo sus derechos humanos, apoyando su adelanto económico y empoderándolas para que puedan contribuir plenamente a nuestro futuro común


Al conmemorar el Día Internacional de la Democracia este año, el mundo parece más turbulento que nunca. En muchas regiones, y de muchas maneras, se están poniendo a prueba y desafiando los valores de las Naciones Unidas, incluidos algunos de los principales derechos y libertades fundamentales consagrados en la Carta de las Naciones Unidas.

Los brotes recientes de violencia corroboran un hecho que hemos presenciado una y otra vez: que cuando las sociedades no son inclusivas, y cuando los gobiernos no son responsables y receptivos, la paz, la igualdad y la prosperidad compartida no pueden prosperar. Debemos hacer más para empoderar a las personas, sobre todo a las miles de millones de personas desfavorecidas, marginadas, desempleadas, desesperadas y comprensiblemente frustradas. Debemos asegurar que sean escuchadas y puedan participar activamente en su futuro.

Por ello dirijo mi mensaje de hoy a quienes estarán al frente del mundo después de 2015, y que ahora están en un momento crucial de sus vidas: los jóvenes. Hoy en día, una persona de cada cinco tiene entre 15 y 24 años de edad. La transición de la juventud a la edad adulta nunca afrontó tantas dificultades, pero nunca tuvo tantas oportunidades. Tienen la facultad de relacionarse de una forma que habría sido inimaginable cuando se fundaron las Naciones Unidas hace casi 70 años. Se conectan para tratar cuestiones importantes. Injusticia. Discriminación. Violaciones de derechos humanos. El discurso del odio. La necesidad de la solidaridad humana.

Hago un llamamiento a los miembros de la generación de jóvenes más numerosa de la historia para que enfrenten desafíos y piensen qué pueden hacer para resolverlos. Para que tomen el control de su destino y traduzcan sus sueños en un futuro mejor para todos. Para que contribuyan a construir sociedades democráticas mejores y más fuertes. Para que trabajen juntos, utilicen su pensamiento creativo, se conviertan en artífices de un futuro que no deje a nadie atrás. Para que ayuden a guiar a nuestro mundo hacia un futuro mejor.

En este Día Internacional de la Democracia, hago un llamamiento a los jóvenes de todos los países para que den un gran impulso a una democracia incluyente en todo el mundo.


El Marco de Asistencia de las Naciones Unidas para el Desarrollo en Nicaragua 2013-2017 (MANUD), sintetiza un esfuerzo colectivo de las Agencias del Sistema de las Naciones Unidas (SNU) y del Gobierno de Nicaragua por establecer conjuntamente un marco programático en el que se definen las principales áreas de cooperación a partir de tres elementos: 1) lasprincipales prioridades del Gobierno señaladas en el Plan Nacional de Desarrollo Humano (PNDH) 2012-2016; 2) los resultados del Análisis de País; y 3) las ventajas comparativas que las Agencias del SNU tienen como un todo.

Por su parte, el Plan de Acción del Marco de Asistencia de las Naciones Unidas para el Desarrollo en Nicaragua 2013-2017 (MANUD) es el instrumento que indica cómo se alcanzarán los efectos previstos en las Áreas de Cooperacióndel MANUD, y cómo se implementarán las contribuciones y acciones (productos) de las Agencias, Fondos y Programas del Sistema de las Naciones Unidas (SNU) en coordinación ycoherencia con el Gobierno de Nicaragua y otros actores nacionales.


Los Objetivos de Desarrollo del Milenio son el esfuerzo mundial de mayor éxito en la lucha contra la pobreza. Los gobiernos, las organizaciones internacionales y los grupos de la sociedad civil de todo el mundo han contribuído a reducir la pobreza extrema a la mitad. Millones de niñas van ahora a la escuela. Menos niños mueren cada día. El mundo sigue luchando contra las enfermedades mortales como la malaria, la tuberculosis y el SIDA. Quedan alrededor de 500 días para llevar a cabo más acciones a favor de la educación, la lucha contra el hambre, la mejora de las condiciones sanitarias, la salud maternal y la igualdad de género.¡Involúcrate y únete a la conversación mundial en Facebook y en Twitter usando #EndPoverty! y #MDGmomentum!

A medida que nos acercamos a la fecha tope de 2015, quedan alrededor de 500 días para alcanzar metas tan ambiciosas y necesarias como combatir el hambre, ampliar el acceso a la educación, mejorar las condiciones sanitarias, garantizar la salud maternal y promover la igualdad de género. Para construir un mundo mejor, tenemos que involucrarnos.

Video ODM> http://www.youtube.com/watch?v=jqYHMm-W4FY

 


Además de examinar la evolución mundial de los flujos de inversión extranjera directa, la presente edición de La Inversión Extranjera Directa en América Latina y el Caribe detalla los montos recibidos por los países latinoamericanos y caribeños en 2013 y hace una proyección regional para 2014. Incluye un análisis sobre los patrones de origen y destino de las inversiones. Asimismo, analiza en profundidad los efectos de la inversión extranjera directa sobre el empleo en América Latina y el Caribe y la situación de las empresas transnacionales latinoamericanas, conocidas como translatinas.


Las familias lo comparten todo.
Comparten su espacio vital y sus comidas. Comparten sus aspiraciones, sueños, éxitos y fracasos.

Tanto en el mundo desarrollado como en desarrollo, las familias agrícolas disfrutan de los beneficios de repartir también la carga de trabajo.

La agricultura familiar, con más de 500 millones de explotaciones en el mundo, es la forma predominante de agricultura, y está unida de forma indisociable a la seguridad alimentaria mundial.

Idealmente, mujeres y hombres deberían tener el acceso y el apoyo necesario para dedicarse a la producción de alimentos, mientras que sus hijos realizan tareas apropiadas para niños tras la escuela y el tiempo de juego.
Las familias agrícolas juegan un papel central en asegurar la sostenibilidad y la conservación de la biodiversidad. Forman parte de redes territoriales y culturas locales, e impulsan la economía local gastando sus ingresos en mercados locales y regionales principalmente.
Sin embargo, más del 70% de la población que sufre inseguridad alimentaria la componen agricultores familiares de áreas rurales de África, Asia, Latinoamérica y Cercano Oriente. No pueden alcanzar todo su potencial de producción por carecer de acceso a los recursos naturales, al crédito, a las políticas y a las tecnologías que necesitan.

Por esto 2014 ha sido declarado Año Internacional de la Agricultura Familiar. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) fue invitada a facilitar su implementación en colaboración con gobiernos, agencias internacionales de desarrollo, organizaciones campesinas y otros organismos pertinentes del sistema de Naciones Unidas, así como ONGs. Porque con las políticas agrícolas, ambientales y sociales adecuadas, la agricultura familiar puede contribuir de forma decisiva a la erradicación del hambre y la pobreza, protegiendo al mismo tiempo el medio ambiente y alcanzando un desarrollo sostenible.

Ver video> https://www.youtube.com/watch?v=1ZFy6Z6GmGw

 


Naciones Unidas y sus socios quieren conocer TU opinión. MI Mundo es una encuesta global para conocer tus prioridades para crear un mundo mejor. Los resultados se compartirán con los líderes mundiales para elaborar una nueva agenda global de desarrollo. Háblanos sobre el mundo que deseas, porque tu opinión importa.

Entra en el siguiente enlace> http://www.myworld2015.org/index.html?lang=es


MI Mundo es una encuesta puesta en marcha por Naciones Unidas y dirigida a todos los ciudadanos y ciudadanas del mundo. El objetivo es captar la opinión, las prioridades y los puntos de vista de la ciudadanía e informar a los líderes mundiales, en el marco de definición de la nueva agenda global de la lucha contra la pobreza en el mundo.

A través de MI Mundo las personas podrán elegir seis ámbitos de actuación (de un total de 16) que, en su opinión, son los supondrían una mayor mejora en sus vidas. Estas 16 cuestiones han sido elaboradas a partir de las prioridades expresadas en investigaciones y encuestas anteriores por las poblaciones más pobres del planeta; y de las informaciones provenientes de los debates técnicos y políticos sobre la futura agenda de lucha contra la pobreza.

Desde este momento y hasta el año 2015, Naciones Unidas quiere que el mayor número posible de personas y países participen en esta encuesta: ciudadanos de todas las edades, sexo y orígenes; y en especial, de las comunidades más pobres y marginales del mundo.

En primera instancia, los resultados de esta encuesta serán enviados al Grupo de Alto Nivel del Secretario General para la agenda de desarrollo post-2015, antes de sus encuentros en Monrovia, Bali y Nueva York; y de cara al informe que este grupo presentará al Secretario General de las Naciones Unidas en junio de 2013.

Posteriormente, MI Mundo continuará recopilando opiniones ciudadanas y los resultados se compartirán con el Secretario General y los líderes mundiales en el proceso de preparación de la próxima agenda de desarrollo post-2015.

A través de MI Mundo las personas podrán elegir los seis ámbitos de actuación (de un total de 16) que, en su opinión, supondrían una mayor mejora en sus vidas. Estas 16 cuestiones se han elaborado a partir de un proceso de análisis exhaustivo y un proceso consultas: 

  • Mi mundo se ha concebido como una encuesta de opciones múltiples, en lugar de una encuesta de ‘preguntas abiertas’ ya que su objetivo primordial, dentro del proceso global de consultas puesto en marcha por Naciones Unidas, es ofrecer información sobre las prioridades de la gente.
  • A partir de la información extraída de diversas fuentes,– opiniones recogidas de la sociedad civil, los Objetivos de Desarrollo del Milenio y los Objetivos de Desarrollo Sostenible-, se elaboró un listado inicial de 24 prioridades. Estas opciones se vieron, después de varias rondas de consultas con ONG, legisladores, académicos, personal de las Naciones Unidas y empresas especializadas en encuestas, reducidas a 16. La encuesta ha sido también probada con grupos piloto y en una encuesta por SMS desarrollada en Uganda, para garantizar que las 16 opciones fueran integrales y adecuadas.
  • Además para poder abarcar otras cuestiones relevantes que pudiesen no estar incluidas, los participantes también pueden indicar una prioridad personal a través de la opción ‘Agrega tu opción personal’.
  • La encuesta MI Mundo no puede abarcar todos aquellos ámbitos que puedan resultar relevantes para los ciudadanos y ciudadanas porque no todos los problemas pueden resolverse mediante el establecimiento de objetivo de ámbito global. Sin embargo, si se ha buscado incluir aquellas prioridades que sí pueden abordarse desde este ámbito y que sabemos que son importantes para las personas.

 

 


Los proyectos presentados en el WUF por la Oficina de Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) se vienen ejecutando a solicitud de los Gobiernos de Haití y Perú, respectivamente, e incluyen aspectos de participación ciudadana, mano de obra local, fortalecimiento de las capacidades de las autoridades públicas y aportes al desarrollo sostenible de ciudades.

Haití: Proyecto 16/6

Desde 2004, UNOPS ha estado apoyando a Haití de manera continua, a través de la implementación de proyectos de infraestructura, adquisiciones y capacidad local. Tras el fin de la fase de recuperación como consecuencia del terremoto de 2010, se ha iniciado una fase de desarrollo urbano. Uno de estos proyectos es el de 16 barrios y 6 campamentos (16/6), una iniciativa prioritaria para el Gobierno, que busca proporcionar una respuesta integrada al cierre de seis campamentos y al reasentamiento de los desplazados. El aporte al proyecto, encabezado por la Unidad de Vivienda y Rehabilitación Urbana de UNOPS en Haití, busca mejorar las opciones y la calidad de vida de comunidades que fueron fuertemente afectadas por el terremoto, abordando problemas urgentes identificados por la población, empoderando y capacitando a residentes, brindando un fuerte acompañamiento institucional, y aportando soluciones a la problemáticas alrededor de la vivienda y hábitat en el país.

“UNOPS considera la construcción de viviendas e infraestructuras como una oportunidad para crear comunidades y entornos productivos y autosostenibles. La vivienda no puede considerarse como un solo producto, sino como un proceso que debe incorporar múltiples dinámicas, incluyendo aspectos de infraestructura, servicios básicos, equipamientos y espacios públicos, participación y planeación comunitaria, creación de oportunidades de empleo, protección del medio ambiente, y aspectos de tenencia y microfinanzas, entre otros. En el proyecto 16/6, UNOPS contrató el 95% de la mano de obra en los mismos barrios que iban a rehabilitarse y el 45% eran mujeres. Se trabajó especialmente con ellas para poder identificar espacios peligrosos en los barrios, en los cuales se instaló alumbrado público, lo que ha significado un descenso de la violencia en las comunidades”, comenta Adriana Navarro-Sertich, Asesora de Vivienda en el proyecto 16/6 de UNOPS en Haití, y ponente del Foro Urbano Mundial.

El proyecto 16/6 está financiado por el Fondo para la Reconstrucción de Haití y se está ejecutando conjuntamente por el Gobierno de Haití, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), el PNUD, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y UNOPS, quien lidera los procesos relacionados a la reparación y reconstrucción de vivienda y aspectos de rehabilitación urbana (infraestructura, servicios básicos, espacios y equipamientos públicos). El proyecto 16/6 comprende las actividades de rehabilitación de viviendas dañadas, la construcción de nuevas viviendas para sustituir viviendas peligrosas y la construcción y rehabilitación de infraestructura comunitaria.

Perú: La Calle de mi Barrio

Por su parte, el proyecto “La Calle de mi Barrio” demuestra cómo las mejoras simples y económicas de la infraestructura física pueden cambiar radicalmente la situación en las zonas de bajos ingresos, mejorando la calidad de vida de la población, su autoestima y confianza en el futuro. UNOPS ha apoyado más de 400 proyectos, con una inversión total de 27 millones USD realizada por el Ministerio de Vivienda y Saneamiento del Perú, beneficiando a más de 160.000 personas. A pesar de que se ha compuesto de numerosas inversiones pequeñas, éstas han influido directamente en las condiciones de vida de la población local y cambiado sus expectativas sobre los servicios públicos.

“El sector de la infraestructura tiene un impacto directo en el desarrollo de los países y en la calidad de vida de los ciudadanos, en el combate a la pobreza y en la mitigación y adaptación al cambio climático. Esto implica utilizar los procesos y materiales más respetuosos con el medio ambiente que estén disponibles y de origen local cuando corresponda. Otro aspecto que hay que tomar en cuenta es la necesidad de que los gobiernos locales, empresas, ciudadanos y los grupos comunitarios participen en la planificación y ejecución de los proyectos de infraestructura”, expresó Fabrizio Feliciani, Director de la Oficina Regional de UNOPS en América Latina y el Caribe. 

 

La información de estos proyectos han representado una campaña global de UNOPS sobre vivienda y hábitat denominada “Construyendo Comunidades” (#BuildingCommunities) con el slogan “More than a roof” (Más que un techo), que fue lanzada en el marco del Foro Urbano Mundial de Medellín y a través de las redes sociales.