Managua, 12 de septiembre, 2007. Reforzar al gobierno autónomo y al Comité Regional de Emergencia (CODE) de la región Norte del Atlántico nicaragüense, a fin de que puedan hacerle frente con efectividad a la emergencia provocada por el devastador huracán Félix, es un acuerdo de consenso, dijo el Coordinador Residente del Sistema de las Naciones Unidas, Alfredo Missair, en la ciudad de Bilwi, RAAN.

Missair viajó a Bilwi el lunes 10 de septiembre acompañado de los miembros del Equipo de País de las Naciones Unidas: Socorro Gross, Representante de la OPS; Debora Comini, Representante UNICEF; Laura De Clementi, Representante FAO; y William Hart, Representante del PMA, y el Viceministro Secretario de Cooperación Externa, Valdrack Jaentschke, en donde sostuvieron una provechosa reunión de trabajo con el Comité Regional de Emergencias de la RAAN, que preside el Gobernador Reynaldo Francis, e integrado por el Presidente del Consejo Regional Autónomo, Carlos Sanders, la alcaldesa de Bilwi, Nancy Elizabeth Enríquez, entre otros líderes y otras lideresas.

UNA VOLUNTAD POLÍTICA EXPRESA

La presencia de cinco representantes de agencias del Sistema de las Naciones Unidas en Nicaragua en Bilwi, es una muestra fehaciente del firme compromiso que esta organización tiene con Nicaragua, con las comunidades étnicas y afrodescendientes, sus autoridades y con la sociedad civil de la RAAN, que en la madrugada del 4 de septiembre fue azotada por el huracán Félix, dejando más de un centenar de muertes, desaparecidos, miles de damnificados y unas 400 mil hectáreas de bosques afectadas por el violento torbellino natural.

Durante la reunión de trabajo efectuada en la sede del gobierno regional, el Equipo de País de las Naciones Unidas fue informado de la magnitud del desastre y de las labores de emergencias emprendidas por el CODE y el SINAPRED. El Gobernador Francis hizo una exposición detallada y la alcaldesa de Bilwi, señora Nancy Elizabeth Enríquez, expuso las expectativas que tienen de recibir ayuda de la comunidad internacional.

LLAMAMIENTO INTERNACIONAL POR 43 MILLONES DE DÓLARES

Por su parte, el Coordinador Residente explicó que el Flash Appeal o llamamiento internacional que hará las Naciones Unidas a la comunidad donante tiene un valor que sobrepasa los 43 millones de dólares para atender a una población de 100 mil habitantes en un plazo de 6 meses, tiempo durante el cual se desarrollarán acciones de salud, educación, recuperación temprana, cultivos, viviendas, entre otros. Los embajadores de los países donantes se reunirán en la sede de las Naciones Unidas en Ginebra, analizarán el Flash Appeal.

Missair insistió en que el CODE de la RAAN debe estar reforzado y preparado para dirigir esa etapa de recuperación temprana que le sigue a la etapa actual de salvamiento de vidas, pare eso, dijo que el Sistema de las Naciones Unidas prestará el apoyo técnico y financiero necesario.
Al final de la reunión los miembros del gobierno regional autónomo, los miembros del Consejo Regional y la alcaldesa de Bilwi, agradecieron al Equipo de País viajar a Bilwi y compartir visiones, preocupaciones y tomar acuerdos de fortalecimiento institucional.

VISITAN LA COMUNIDAD MISKITA DE KRUKIRA

Luego de la jornada de trabajo entre el Equipo de País y el CODE regional, se trasladaron a la comunidad mískita de Krukira, unos 50 kilómetros al norte de Bilwi, la cual fue seriamente afectada por el huracán Félix. Los 2,500 habitantes de Krukira están luchando por recuperarse del golpe que les dio “Félix”, y sostuvieron una asamblea en la destechada iglesia de la comunidad, a la que asistieron mujeres, jóvenes, niños, varones y el juez de la comunidad.
La presencia del UNICEF en Krukira ha permitido a los niños tener actividades educativas y psico-afectivas que les ayudará a superar con mayor rapidez el trauma del desastre.

Al final del diálogo entre la comunidad de Krukira, se sintió una ambiente de esperanza, ganas de trabajar por la superación de la catástrofe y recibieron el mensaje y el compromiso del Sistema de las Naciones Unidas en la voz del señor Alfredo Missair quien les transmitió las condolencias por los miembros desaparecidos y el compromiso de trabajar en las etapas subsiguientes a la emergencia.


Ginebra / EFE

Managua, (tomado de El Nuevo Diario) 11/septiembre 2007/ El Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) pidió hoy 2.085 millones de dólares para cubrir las necesidades inmediatas de niños y mujeres víctimas del huracán «Félix», que azotó el Caribe Norte de Nicaragua.

UNICEF -mediante un comunicado difundido hoy en Ginebra- ha precisado que con esos fondos se podrá cubrir una serie de necesidades básicas hasta diciembre próximo.

En ese sentido, el Fondo señala en particular el suministro de alimentos a 6 mil 600 niños en la edades comprendidas entre 6 y 24 meses, filtros para el agua, sistemas de desinfección de las aguas, rehabilitación de letrinas, y emprender acciones para prevenir las diarreas.

Respuesta rápida
UNICEF -junto con otras agencias del sistema humanitario de la ONU- ha iniciado un plan de respuesta rápida para asistir a las víctimas del ciclón que atravesó el territorio nacional el pasado 4 de septiembre, según informó el Fondo en el comunicado.

De acuerdo con las informaciones ofrecidas hoy por UNICEF, el huracán Félix a su paso destruyó hasta el 90 por ciento de los techos de las viviendas en el noreste poblado de Sandy Bay, así como sus instalaciones eléctricas.

«Entre 60 mil y 100 mil personas han sido afectadas por el fenómeno natural, mientras que miles de casas quedaron totalmente destruidas o severamente dañadas en 50 comunidades, y unas 13 mil personas viven en tiendas de campaña», indica UNICEF.

Asimismo, la entidad señaló que mantiene en el país centroamericano un equipo de cinco miembros, con el fin de evaluar regularmente las necesidades urgentes de la población en educación, alimentos, así como la situación de calidad de las aguas.

Ese equipo trabaja con las autoridades nacionales y forma parte de los esfuerzos de las agencias humanitarias de la ONU de ofrecer una respuesta inmediata a la crisis generada por el paso del huracán Félix.


Managua, 9 septiembre, 2007– Dos embarcaciones con 151 toneladas métricas de alimentos (arroz, arvejas y cereal fortificado con micronutrientes) arribaron el fin de semana a Puerto Cabezas para cubrir parte de las necesidades que están enfrentando las familias de la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN) afectadas por el huracán Félix. Estos alimentos tienen un valor de 166 mil dólares y representan raciones para 15 mil 100 personas durante 20 días.

Una parte de los alimentos llegó en el buque Yokamu, de la naviera comercial norteamericana Bernuth, y la otra parte en una plana de la Empresa Portuaria Nacional (EPN) que los transportaron gratuitamente desde el Puerto El Rama, en la Región Autónoma del Atlántico Sur (RAAS) hasta Puerto Cabezas (RAAN).

Esta travesía, de 390 kilómetros, tomó casi dos días de navegación a través del Río Escondido y posteriormente por el Mar Caribe, una ruta alterna que está empleado el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA) para superar los obstáculos con que se encuentra el suministro de ayuda humanitaria desde la zona del Pacífico del país debido a que la vía de acceso terrestre y lacustre hacia Puerto Cabezas y otras comunidades del Caribe afectadas por el huracán está cortada.

Inmediatamente después del arribo de la primera embarcación, el equipo del PMA y del Ministerio Agropecuario y Forestal (MAG-FOR) trasladó 14 toneladas (equivalentes a 308 quintales) a dos helicópteros Black Hawn de la Fuerza Aérea Norteamericana que el domingo hicieron un “puente aéreo” entre Puerto Cabezas y Raití, una comunidad indígena Miskita perteneciente al municipio de Waspám, ubicada en la ribera del Río Coco o Segovia.

Raití se localiza a 120 kilómetros al Oeste de Waspám y es una de cerca de cien comunidades indígenas Miskitas y Mayagnas localizadas a lo largo de los 260 kilómetros del Río Coco, el más largo de Centroamérica. La única vía de acceso es navegando por el río que aumentó su caudal tras el paso del huracán Félix. Los reportes de las autoridades locales indican que muchas comunidades perdieron los cultivos de arroz y frijoles, tubérculos y plátanos, la base de su alimentación.

“La vía aérea es la forma más rápida de socorrer a los damnificados. Una buena parte de los alimentos del PMA se están transportando hacia las comunidades más alejadas y a las que están aisladas a través de los helicópteros de la Fuerza Aérea de Nicaragua. Ahora también contamos con la ayuda de la Fuerza Aérea Norteamericana, con helicópteros más grandes que nos permiten llevar más alimentos”, dijo el Representante del PMA, William Hart.

Los alimentos transportados por las tropas norteamericanas y que serán distribuidos en Raití y otras comunidades cercanas, representan raciones para 1,550 personas durante 18 días.

“Esperamos poder llevarles un poco de alivio a estas comunidades aprovechando este puente aéreo. De no contar con el apoyo del Ejército de los Estados Unidos, hacer este envío de alimentos nos tomaría una semana, por la distancia y la dificultades de acceso”, dijo Hart.

Otros envíos
Por otro lado, un equipo de la Oficina de Siuna del PMA inició hoy la distribución de 45 toneladas métricas de alimentos para las comunidades de Saza, Sumobila, Naranjal y Greyton, pertenecientes al municipio de Puerto Cabezas, localizadas a unos 200 kilómetros al Oeste de Siuna (Triángulo Minero).

Esta asistencia representa alimentos para 18 mil personas durante 10 días, las más afectadas por el huracán. La solicitud de los alimentos provino de las autoridades municipales y otras organizaciones de Siuna, debido a que resulta más fácil el acceso desde este municipio que desde Puerto Cabezas.

Para brindar atención inmediata a estas comunidades de Puerto Cabezas, el PMA dispuso de alimentos que se encontraban en la bodega de Siuna y que estaban destinados a las operaciones regulares que se desarrollan en el Triángulo Minero (municipios de Siuna, Rosita y Bonanza): la merienda de los niños de preescolar y la atención a mujeres embarazadas y lactantes y niños menores de 2 años en riesgo nutricional.

Por otro lado, un equipo de unas 10 personas del PMA y del MAG-FOR inicia hoy una Evaluación de Seguridad Alimentaria en Emergencias, para determinar los daños que sufrieron los medios de subsistencia de las familias y determinar con mayor precisión las zonas que están siendo más afectadas por la inseguridad alimentaria en 5 municipios de la RAAN (Puerto Cabezas, Waspam, Rosita, Bonanza y Prinzapolka). Se espera tener los primeros resultados de la evaluación en un período de dos días.

Las autoridades de la Defensa Civil han estimado que las principales necesidades para la atención de los damnificados son alimentos, agua y medicina. También se requiere plástico, láminas de zinc y clavos para rehabilitar techos de viviendas y edificios dañados.
——————————————————
El PMA es la agencia humanitaria más grande del mundo: cada año, proporcionamos alimentos a un promedio de 90 millones de personas pobres para que puedan cubrir sus necesidades básicas nutricionales, incluyendo 58 millones de niños que padecen hambre, en al menos 80 de los países más pobres del mundo.

Campaña Mundial del PMA para la Alimentación Escolar: Por sólo 20 centavos al día, usted puede ayudar al PMA a brindarle una merienda escolar a los niños más pobres: un regalo de esperanza para un futuro prometedor. Visite nuestro sitio web en inglés www.wfp.org o en español www.wfp.org/spanish

Para más información, por favor comunicarse:
Alejandro Chicheri, PMA/América Latina y el Caribe, Mov +507 6675-0617, SAT: 81-64143-6178- 81-64143-6178.
Sabrina Quezada Ardila, PMA/NICARAGUA –505 – 2 6680 44, cel. 505 – 8555 770
Trevor Rowe, PMA/América Latina y el Caribe, Tel: +507 3173995, Mov +507 6674-2601
Elio Rujano, PMA/América Latina y el Caribe, Tel: +507 3173930, Mov +507 6617-9261
Brenda Barton, Subdirectora de Comunicaciones, PMA/Roma, Tel. +39-06-65132602, Mov. +39-3472582217


Por Walter Lacayo y Francis King Sing

Managua, 7 de septiembre 2007/ La llegada del destructivo huracán Félix que impactó a la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN) la madrugada del martes 4 de septiembre, no tomó por sorpresa al Sistema de las Naciones Unidas, el Coordinador Residente, Alfredo Missair, había activado al Equipo de Emergencias de las Naciones Unidas (UNETE), poniéndose a la cabeza del mismo.

Las oficinas de las Naciones Unidas en Bilwi (RAAN) y Bluefields (RAAS) fueron puestas en alerta, se les orientó preparase para la emergencia y ponerse en contacto con los gobiernos regionales para coordinar las acciones preventivas necesarias y posibles, lo cual se cumplió en tiempo y forma por parte de nuestro personal.

Una vez confirmada la tendencia que marcaba la ruta del huracán Félix, los diez funcionarios del Sistema de las Naciones Unidas en la RAAN procedieron a priorizar la protección de ellos y sus familias, trasladándose de inmediato hacia un refugio previamente definido por el UNETE.

El PNUD destinó recursos financieros en efectivo para apoyar al gobierno regional autónomo en labores operativas ligadas a las evacuaciones de la población de Bilwi hacia los refugios creados por el Sistema de Prevención y Mitigación de Desastres (SINAPRED), y destinó a una persona que funcionó como punto focal entre el gobierno regional y el Sistema de las Naciones Unidas.

Una vez que el gobierno de la república declaró el lunes 3 de septiembre Alerta Roja y Amarilla para la RAAN y Alerta Verde para la Región Autónoma del Atlántico Sur (RAAS), así como para algunos departamentos del Occidente y limítrofes con Honduras, el Equipo de País (UNCT), encabezado por el Coordinador Residente, Alfredo Missair; la Representante de la OPS, Socorro Gross; la Representante del UNICEF, Debora Comini; la Coordinadora del UNETE, Léonie Argüello; y el Coordinador de Comunicaciones, Walter Lacayo, visitó las instalaciones del SINAPRAED, siendo recibidos por Edgar Orozco, Director de Planificación de esa institución, a quien se le ofreció apoyo técnico y financiero de las Naciones Unidas para manejo de emergencias. Al finalizar la visita, el UNCT y el SINAPRED brindaron una conferencia de prensa conjunta, con amplia cobertura de los medios de comunicación.

El Secretario Ejecutivo del SINAPRED, Ramón Arnesto Sosa, no se encontraba en ese momento ya que había viajado con el Jefe de la Defensa Civil, Coronel Mario Perezcassar, hacia la ciudad de Bilwi para ponerse al frente de las acciones defensivas ante el huracán Félix.

ACCIONES DEL SISTEMA DE LAS NACIONES UNIDAS

Entre reuniones, llamadas telefónicas, lectura de documentación, nos recibió el Coordinador Residente en su oficina. Explicó que cada agencia del Sistema de las Naciones Unidas tiene un rol importante que jugar en esta emergencia. La Organización Panamericana de la Salud (OPS) está liderando al equipo de coordinación con el gobierno sobre las labores de rescate y salvamento, atención en salud, suministro de medicamentos. Al mismo tiempo, la OPS promueve, en conjunto con el SINAPRED, la utilización de la brigada SUMA, encargada de que se solicite lo necesario y que llegue a donde se necesita, con el fin de evitar confusión y duplicidad de esfuerzos.

El Programa Mundial de Alimentos está en el terreno desde el mismo día de la catástrofe entregando alimentos a la población. Su respuesta ha sido reconocida por las autoridades y los medios de comunicación. Unas 225 toneladas métricas de alimentos, consistentes en arroz, frijoles y cereal fortificado, fueron trasladadas hacia el municipio de Puerto Cabezas (521 kilómetros al Nor-Este de Managua), vía aérea por la Fuerza Aérea del Ejército de Nicaragua como contribución del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA) al pueblo de Nicaragua, víctima del huracán Félix.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia UNICEF, en coordinación con instituciones del gobierno, envió equipos móviles para la cloración de agua, filtros, frazadas, y trabaja con el Ministerio de Educación, para dar atención a la niñez afectada y para que se reanuden las clases en escuelas de campaña, si fuese necesario, dado que las pérdidas en infraestructura escolar son alarmantes, el MINED reportó 80% de escuelas sin techo. Además, el UNICEF intensificó su trabajo con la mesa de Agua y Saneamiento, integrada por Organismos No Gubernamentales que trabajan en esa especialidad, con el fin de coordinar acciones en los territorios afectados por el Huracán Félix.

Missair relevó la acción rápida del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), que dispuso un financiamiento eficiente para labores de emergencia, como un aporte inicial brindado al gobierno regional autónomo. Además, el PNUD se ocupa del funcionamiento operativo de la Casa de las Naciones Unidas en Bilwi y tiene personal de coordinación efectiva con las autoridades regionales.

NACIONES UNIDAS PROMUEVE COORDINACIÓN DE LA AYUDA INTERNACIONAL

El Sistema de las Naciones Unidas ha efectuado tres reuniones decisivas entre el Ministerio de Relaciones Exteriores, el SINAPRED, y la Mesa de Cooperantes, con el objetivo de coordinar la evaluación de daños, pérdidas humanas y coordinar la ayuda humanitaria necesaria. El Coordinador Residente tiene a cargo la Secretaría de la Mesa de Cooperantes que impulsa el proceso de armonización y alineación de la cooperación, acordado desde la experiencia con el huracán Beta en 2005.

SE EMITIRA FLASH APPEAL

En la línea de la armonización y alineamiento de la cooperación, el Coordinador Residente declaró que el Sistema de las Naciones Unidas emitirá un Flash Appeal, que es un documento a través del cual, desde la sede las Naciones Unidas en Ginebra, se hará un llamado a la comunidad internacional a que comprometa recursos para proyectos con duración máxima de seis meses, en respuesta a las etapas de ayuda humanitaria, reconstrucción, construcción de viviendas, educación, salud, atención psico-afectiva para la niñez, entre otros.

El borrador del Flash Appeal presentado el viernes 7 de septiembre a la Mesa de Cooperantes estima un monto total de 43 millones 300 mil dólares para proyectos de Seguridad Alimentaria, Salud, Agua y Saneamiento, Educación, Nutrición, Protección a la niñez, Recuperación temprana (Construcción-Reconstrucción de viviendas / Siembra de cultivos), Seguridad, y Apoyo a la coordinación institucional.

Aclaró que la ayuda que se reciba de la comunidad internacional se canalizará al gobierno de la república o a través del mismo Sistema de las Naciones Unidas. No obstante, afirmó que por ahora el PNUD y UNICEF tienen en caja recursos que suman $200 mil dólares para ser utilizados en gastos de coordinación y operaciones de emergencia en las zonas afectadas. Por su parte, la OPS está disponiendo de una suma similar para asistencia médica. La FAO, por su parte, ha enviado técnicos especialistas en evaluación de daños agropecuarios (cultivos, ganado), para que se sumen a los equipos del Ministerio Agropecuario y Forestal (MAGFOR).

“Pretendemos que la ayuda humanitaria venga para dar pasos cualitativos, no puede ser un parche, debe de ser una oportunidad para darle sostenibilidad a las comunidades de la costa Caribe, y para que el país disminuya su vulnerabilidad ante los desastres naturales”, finalizó el Coordinador Residente.

El próximo lunes 10 de septiembre, el Coordinador Residente, la Representante de la OPS, la Representante de UNICEF, la Representante de la FAO, y el Representente del PMA, acompañados por el Viceministro Valdrack Jaentschke, viajarán a Bilwi, para reunirse con las autoridades regionales, con el personal de las Naciones Unidas, en esa localidad, con el objetivo de hacer una evaluación del trabajo desarrollado y futuro.


Managua, 6 septiembre (Tomado de La Prensa) /Al menos 41 toneladas de alimentos viajaban hoy a través del río Rama con rumbo a Bilwi, desde donde el Programa Mundial de Alimentos (PMA) se encargará de distribuirlos entre los miles de damnificados de las zonas de desastre en la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN), que fueron afectadas por el huracán Félix.

Alejandro Chicheri, funcionario del PMA, dijo que espera la llegada en las próximas horas de un convoy con víveres y enseres, y que están coordinando acciones con otras organizaciones para poder llevar agua potable a los afectados, debido a que en todas las comunidades las fuentes están contaminadas.

En ese sentido, la representación del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef)en Nicaragua, anunció su apoyo «a las autoridades nacionales para garantizar el abastecimiento de agua segura, higiene y nutrición de los niños pequeños».

Como respuesta inmediata la Unicef envió mantas y suministros equivalentes a casi 33 mil dólares.

UNICEF ENVIÓ EQUIPOS PURIFICADORES

Dentro de ese primer envío con carácter de urgencia, que fue hecho a través del Ministerio de Salud (Minsa), la Unicef despachó además cuatro equipos móviles para la cloración de agua, cada uno con capacidad de purificar agua para 1,600 personas por día.

En tanto, del Puerto de El Rama salió esta mañana un tercer cargamento de alimentos con rumbo a Bilwi. Se trata del tercer cargamento enviado por el PMA, de un total de 151 toneladas métricas (3,300 quintales) de arroz, cereal, arbejas, y cereal fortificado con micronutrientes.

Los alimentos serán entregados en Bilwi al Gobierno Regional de la RAAN y al Comité Regional de Prevención de Desastres (Corepred), para su debida distribución entre las familias afectadas.

El traslado de los alimentos se debe hacer por la vía acuática, debido a que las vías terrestres quedaron bloqueadas en la RAAN.

BODEGAS EN RESTAURACIÓN

Sabrina Quezada, vocera del PMA en Nicaragua explicó que debido a que la bodega del PMA en Puerto Cabezas fueron dañadas por el Félix, ayer se transportó en un avión del Ejército de Nicaragua los materiales para su rehabilitación y que ya están siendo instalados, previo al arribo de este nuevo embarque de alimentos.

El primer cargamento de alimentos del PMA consistió en 70 toneladas de alimentos que ya estaban en las bodegas del PMA antes que el huracán Félix golpeara la localidad de Puerto Cabezas.

El segundo envío consistió en 4 toneladas y media de alimentos que fueron transportados ayer por la fuerza aérea.

LLEGAN BRIGADAS MÉDICAS

Por otra parte, la doctora Maritza Cuán, ministra de Salud, dijo que el MINSA tiene disponibles cinco brigadas médicas que serán distribuidas en las comunidades afectadas.

Una de brigada médica hondureña se dirigirá a la Barra de Sandy Bay, una de las más afectadas por Félix. Otra brigada nicaragüense que incluye anestesistas, ortopedistas y cirujanos atenderá a los afectados en Puerto Cabezas. En tanto, tres brigadas médicas de Cuba atenderán a la población de Llano Norte, Para y Dákura.

chivo/2007/septiembre/06/noticias/ultimahora/213928.shtm


Managua 5 de septiembre.- El Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNICEF), respondió ágilmente a la población afectada por el desastre provocado por el huracán Félix en el Caribe Norte de Nicaragua, enviando mantas y suministros equivalentes a 32 mil 971 dólares.

El primer envío con carácter de urgencia, se hizo a través del Ministerio de Salud de Nicaragua despachándose cuatro equipos móviles para la cloración de agua, cada uno con capacidad de purificar agua para 1 mil 600 personas por día.
Según Defensa Civil, hasta el momento el número de damnificados por el paso del huracán Félix en el Caribe Norte de Nicaragua se elevó a más de 34 mil personas, 8,441 viviendas dañadas, -datos que podría incrementarse- conforme las brigadas de salvamento y rescate, se adentren a las comunidades aisladas por las lluvias y la crecida de los ríos.

UNICEF también trabaja con el Ministerio de Educación en la organización de los refugios, la evaluación de la infraestructura escolar que hasta el momento se reporta un 80% de escuelas sin techo y la puesta en operación de puentes educativos para la no interrupción del año escolar. “Así mismo UNICEF apoyará a las autoridades nacionales para garantizar el abastecimiento de agua segura, higiene y nutrición de los niños pequeños”, dijo la señora Debora Comini, representante de UNICEF en Nicaragua.

UNICEF, junto al resto de las agencias de Naciones Unidas en Nicaragua y en coordinación con las autoridades nacionales y regionales, trabaja para satisfacer la demanda de suministros y servicios de emergencia, en la zona declarada de desastre por el Gobierno de Nicaragua.

Se espera que los equipos de Defensa Civil ingresen hoy a Sandy Bay, Bismuna, Cayos Miskitos y Cabo Gracias a Dios, los poblados más azotados por el huracán categoría cinco con vientos de 260 kilómetros por hora. “En el caso de Sandy Bay quedaron cuatro casa en pie, y en Krukira parece que pasó un terremoto”, dijo la alcaldesa de Bilwi la señora Nancy Elizabeth Enríquez.

Un equipo de evaluación de Naciones Unidas partió hoy a la zona afectada, junto a funcionarios de gobierno, para evaluar los daños y preparar el llamado de asistencia humanitaria y de recuperación de la zona afectada por el huracán Félix.

Aún se sufre el efecto de las lluvias en el territorio nacional, provocando el desborde ríos, el corte de carreteras, permaneciendo la Región Autónoma del Atlántico Norte aislada por vía terrestre. Los municipios de Bilwi, Rosita y Waspám permanecen sin servicio de energía eléctrica.

Se reportan también afectaciones en Wiwilí, San José de Bocay, Raití, con destrucción parcial de viviendas y daños en las cosechas. Estas comunidades mayoritariamente son habitadas por etnias Sumo-Mayagna.

—————————————————————————————————————————

Durante cerca de 60 años, UNICEF ha sido la principal organización del mundo dedicada a la infancia, y trabaja sobre el terreno en 157 países para ayudar a los niños y niñas a sobrevivir y avanzar en la vida desde la primera infancia hasta la adolescencia. UNICEF apoya la salud y la nutrición de la infancia, la educación básica de calidad para todos los niños y niñas, el abastecimiento de agua potable y saneamiento, y la protección de la niñez contra la violencia, la explotación sexual y el SIDA y es el mayor proveedor de vacunas para los países más pobres. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de gobiernos, empresas, fundaciones e individuos.

Para mayor información, favor comunicarse con:
Olga Moraga
Oficial de Comunicación – UNICEF
omoraga@unicef.org


Managua 5 septiembre 2007/– Un cargamento de 4.5 toneladas métricas de alimentos, consistentes en arroz, frijoles y cereal fortificado fueron trasladados hoy hacia Puerto Cabezas (521 kilómetros al Nor-Este de Managua) vía aérea por la Fuerza Aérea del Ejército como parte de una contribución del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA) al Gobierno de Nicaragua para atender a las víctimas del huracán Félix.

La donación la entregó el Representante del PMA en Nicaragua, William Hart al Ministro Agropecuario y Forestal, Ariel Bucardo. “Queremos expresarle al señor Ministro que el PMA está haciendo sus mejores esfuerzos para continuar nuestra colaboración con el pueblo nicaragüense, especialmente en una situación tan difícil como la que se enfrentan en este momento”, expresó Hart.

El huracán Félix impactó el martes con categoría 5 la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN), en la Costa Caribe nicaragüense. Según los datos oficiales, 4 personas murieron y el 90% de las viviendas de Bilwi, la cabecera municipal de Puerto Cabezas, quedaron sin techo. El Gobierno de Nicaragua declaró Estado de Desastre ayer la RAAN.

Bucardo manifestó su agradecimiento por la contribución para las víctimas del huracán Félix y recalcó la urgencia de contar con más contribuciones de alimentos para cubrir las necesidades de la población. También explicó que debido a que el desastre ocurrió en una zona de difícil acceso, las dificultades para trasladar la ayuda humanitaria son mayores. “Solo podemos llevar ayuda por aire, por mar o por río hacia las zonas afectadas, por eso este primer esfuerzo de trasladar alimentos lo estamos haciendo con la Fuerza Aérea”.

El Ministerio Agropecuario y Forestal (MAG-FOR) es una de las instituciones del Gobierno que ejecuta las operaciones de asistencia humanitaria del PMA en el país y su personal reúne amplia experiencia en la atención de personas afectadas por desastres naturales como huracanes, inundaciones, sequías y terremotos, entre otros. Los equipos de MAG-FOR y PMA en la zona apoyarán a las autoridades locales en la distribución de la ayuda.

Los alimentos consisten en 61 sacos de arroz, 9 sacos de frijoles, 41 bolsas de cereal, 9 cajas de aceite y representan raciones de alimentos para 890 personas por 10 días y ocuparon toda la capacidad del avión AN-26 de la Fuerza Aérea en que fueron trasladado hacia Puerto Cabezas, el municipio más afectado por las lluvias y por los fuertes vientos del huracán.

En la actividad de entrega y traslado de los alimentos participaron el Jefe de la Fuerza Aérea, Coronel Jorge Miranda Jaime y el Segundo Jefe de Dirección de Logística del Ejército, Coronel Silvio Palacios. Cadetes de la Escuela Superior de Estudios Militares realizaron la tarea de cargar los alimentos al avión militar.

“Para la Fuerza Aérea es una prioridad que todos nuestros recursos, tanto humanos como en equipos, apoyen la emergencia que provocó el huracán. Estamos priorizando el envío de este alimento en un avión AN-26 hasta Puerto Cabezas, pero también dispondremos de los helicópteros para hacer llegar lo que se necesite hacia otras comunidades más alejadas”, expresó el Coronel Miranda Jaime.

El Representante del PMA y el Ministro Bucardo agradecieron al Coronel Miranda Jaime el apoyo que está brindando la Fuerza Aérea del Ejército de Nicaragua para realizar el traslado de los alimentos hacia las zonas afectadas. El traslado por tierra es imposible en este momento debido a daños en las carreteras y a que las fuertes lluvias inhabilitaron el paso por el caudaloso río Wawa (37 kilómetros al Oeste de Puerto Cabezas). El transporte por mar del Pacífico hacia el Caribe representaría importantes y costosos retos logísticos.

Esta es la segunda contribución que entrega el PMA, como parte de la respuesta del Sistema de las Naciones Unidas, para los damnificados del huracán Félix, en respuesta a una solicitud de ayuda humanitaria que recibió esta organización de las Naciones Unidas de parte del Gobierno de Nicaragua a través del Sistema Nacional de Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (SINAPRED).

Funcionarios de la Defensa Civil informaron que como efecto de la influencia del huracán a su paso por Nicaragua, se continúan produciendo lluvias fuertes y moderadas que afectan las zonas del Occidente, Central y Sur del país y alertaron a la población a tomar las medidas necesarias de prevención.

La primera contribución del PMA para atender la emergencia se entregó el día 4 de Septiembre, horas después que se produjo el paso del huracán Félix por el Caribe nicaragüense. Esta contribución consistió en 70 toneladas métricas de arroz, frijoles, cereal fortificado con micronutrientes y aceite vegetal (con valor de US $ 56,000) se encontraban en las bodegas de Waspám y Puerto Cabezas y se entregaron a las autoridades de esos municipios para su distribución entre las familias que se encuentran en los refugios.

——————————————————
El PMA es la agencia humanitaria más grande del mundo: cada año, proporcionamos alimentos a un promedio de 90 millones de personas pobres para que puedan cubrir sus necesidades básicas nutricionales, incluyendo 58 millones de niños que padecen hambre, en al menos 80 de los países más pobres del mundo.

Campaña Mundial del PMA para la Alimentación Escolar: Por sólo 20 centavos al día, usted puede ayudar al PMA a brindarle una merienda escolar a los niños más pobres: un regalo de esperanza para un futuro prometedor. Visite nuestro sitio web en inglés www.wfp.org o en español www.wfp.org/spanish

Para más información, por favor comunicarse:
Alejandro Chicheri, PMA/América Latina y el Caribe, Mov +507 6675-0617, SAT: 81-64143-6178- 81-64143-6178.
Sabrina Quezada Ardila, PMA/NICARAGUA –505 – 2 6680 44, cel. 505 – 8555 770
Trevor Rowe, PMA/América Latina y el Caribe, Tel: +507 3173995, Mov +507 6674-2601
Elio Rujano, PMA/América Latina y el Caribe, Tel: +507 3173930, Mov +507 6617-9261
Brenda Barton, Subdirectora de Comunicaciones, PMA/Roma, Tel. +39-06-65132602, Mov. +39-3472582217
Christiane Berthiaume, PMA/Ginebra, Tel. +41-22-9178564, Mov. +41-792857304
Bettina Luescher, PMA/Nueva York, Tel. +1-212-9635196, Mov. +1-6468241112, luescher@un.org
Jennifer Parmelee, WFP/Washington, Tel. +1-202-6530010 ext. 1149, Mob. +1-202-4223383
Gregory Barrow, PMA/Londres, Tel. + 44-20-7240- 9001, Mov. +44-7968-008474
Cécile Sportis, PMA/Paris, Tel. +33-1-70385330, Mov.. +33-6161-68266
Jennifer Parmelee, WFP/Washington, Tel. +1-202-6530010 ext. 1149, Mob. +1-202-4223383


Nueva Guinea, 24 de agosto de 2007. El Fondo de Población de las Naciones Unidas continúa la cooperación con el Ministerio de Salud. El pasado 24 de agosto, las autoridades celebraron con un breve acto las mejoras en obras físicas y el equipamiento proveídos al Centro de Salud de Nueva Guinea, como parte del proyecto “Fortalecimiento de los cuidados obstétricos de emergencia por una maternidad segura”, financiado por Luxemburgo,

En el acto estuvieron presentes la Sra. Eda Contreras, Secretaria del Consejo Municipal de Nueva Guinea, el Dr. Juan Bautista Hernández Director del SILAIS Chontales, el Sub-Comisionado Edgardo Coronado Jefe de la Policía Nacional de Nueva Guinea, Claribel Castillo Vice Rectora de la Universidad de la Costa Caribe (URACCAN), el Dr. Leonardo Contreras, Asesor Técnico del proyecto y alrededor de 200 personas de la comunidad.

Para el Dr. Juan Bautista la inversión que se realiza a través del Proyecto con la cooperación del UNPFA, mejorará la calidad de los servicios y estimulará al personal de salud, “los trabajadores podrán mostrar su gratitud de este financiamiento mediante la calidad que se le garantizará a cada paciente que sea atendido” aseguró Bautista.

La Sra. Eda Contreras, agradeció al Fondo de Población por la contribución, “ la población será la beneficiaria directa, especialmente el binomio madre – hijo, ya que ahora contamos con un centro de salud con una infraestructura en condiciones adecuadas para la atención, y consideramos de mucha importancia para el desarrollo y bienestar del municipio, porque así se tendrá mayor cobertura para la atención a la población”.

Por su parte el Dr. Leonardo Contreras expresó que “esperamos que la remodelación de la infraestructura en los servicios de puerperio y hospitalización contribuyan a mejorar las condiciones de la atención no sólo de Nueva Guinea sino también de la población con difícil acceso de la Región Atlántica Sur, así como la atención anual del parto de unas 800 mujeres y contribuir para salvar la vida de unas 300 mujeres embarazadas que presentan complicaciones y son atendidas por este establecimiento de salud”.

Con la colaboración de Rafaela Rojas.

Para mayor Información comunicarse con:

David Orozco
Oficial de Programa
Abogacía y Comunicación
TEL. 252-4215 Ext. 114.
orozco@unfpa.org.ni

Claudia Porras
Asistente de Comunicaciones y Abogacía
TEL. 252-4215 Ext. 113.
porras@unfpa.org.ni


Managua, 27 de agosto 2007/ En dos días de taller (23 y 24 del presente mes) funcionarios del Sistema de las Naciones Unidas, representantes de los Gobiernos Regionales de las regiones Autónomas del Norte y Sur del Caribe nicaragüense, representantes de organismos de ayuda humanitaria internacional y SINAPRED, profundizaron sobre las Normas y Estándares Mínimos del “Proyecto de la Esfera”, creado en 1997 por un grupo de ONG humanitarias y el movimiento de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, para la respuesta rápida humanitaria ante desastres y conflicto armado.

En el taller, los participantes conocieron y trabajaron sobre la base jurídica y las mejores prácticas que sustentan al Proyecto Esfera como es: la carta humanitaria, normas mínimas de asistencia en cuatro sectores: abastecimiento de agua y saneamiento, nutrición y ayuda alimentaria, refugios y servicios de salud; y el código de conducta, que son aplicables en la mayoría de situaciones de desastres natural, conflicto de guerra y en las labores de incidencia política y social, garantizando sobre todo los derechos humanos de las personas.

Hasta la fecha hay más de 400 entidades en 80 países diferentes repartidos por todo el mundo que han realizado aportes al desarrollo de las Normas mínimas y los indicadores claves de asistencia humanitaria y se ha agregado un nuevo capítulo en el que se detallan ciertas normas sobre procesos que son comunes a todos los sectores. Entre ellas se encuentran la participación, la valoración, la respuesta, la selección de beneficiarios, el seguimiento, la evaluación y las competencias y gestión del personal.

Adicionalmente, se han tenido en cuenta siete temas transversales: infancia, personas de edad, discapacitados, género, protección, VIH/sida y medio ambiente, que son de relevancia para todos los sectores.
El taller fue coordinado por la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) e inaugurado por el Coordinador Residente del Sistema de las Naciones Unidas y Representante Residente del PNUD, Sr. Alfredo Missair, quien destacó la importancia de la realización del taller, desde la perspectiva de los derechos humanos en la asistencia humanitaria


Managua, 9 de agosto 2007.- En Nicaragua, hasta hace poco, más de 95 mil niños, niñas y adolescentes indígenas de la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN) no existían legalmente. No obstante, se logró restituirles el derecho a un nombre y una nacionalidad gracias al trabajo conjunto del Consejo Electoral Regional, alcaldías municipales, organizaciones locales como CEDEHCA, Acción Médica Cristiana, el Movimiento de Mujeres Paula Mendoza, con el apoyo técnico y económico de Save the Children Canadá, Plan y UNICEF.

“El círculo de la pobreza y la violación de los derechos de la niñez indígena empiezan temprano, al negárseles el derecho a un nombre en su propio idioma, a una nacionalidad, a tener su identidad civil y cultural”, expresa Debora Comini, representante de UNICEF en Nicaragua.

Con el programa “Derecho a un nombre y nacionalidad” solamente en el municipio de Prinzapolka se inscribieron un total de 8 mil 761 niños, niñas y adolescentes de las comunidades Wuantabar, Walpasiksa, Limbaica, Prinzubila, Isnawas y Haulover, Tuburús, La Agrícola, Dos Amigos, entre otras. En el municipio de Prinzapolka cerca del 70% de la niñez y la adolescencia era legalmente inexistente.

Las distancias, la falta de vías de acceso, la poca presencia del Estado y la discriminación, incrementan la vulnerabilidad de los niños, niñas y adolescentes de las comunidades indígenas, especialmente las del Caribe nicaragüense.

UNICEF además de trabajar en el registro de nacimiento de niños, niñas y adolescentes indígenas, acompaña procesos para la participación desde sus propias voces, a niños, niñas y adolescentes comunicadores del Caribe. Promueve la prevención de las ITS y el VIH, apoya la capacitación técnica de consejerías, suministros de equipos para laboratorios, prueba rápidas para la detección del VIH, tratamientos antiretrovirales. Desde el programa de Protección de Derechos y Políticas Públicas se apoya el fortalecimiento de las Comisiones Municipales de la Niñez.