Marco de Asistencia de las Naciones Unidas para el Desarrollo en Nicaragua 2013 – 2017

El Marco de Asistencia de las Naciones Unidas para el Desarrollo en Nicaragua 2013 – 2017 (MANUD), sistetiza un esfuerzo colectivo de las agencias del Sistema de las Naciones Unidas (SNU) y del Gobierno de Nicaragua por establecer conjuntamente un marco programático en el que se definen las principales áreas de cooperación a partir de tres elementos: 1) las principales prioridades del Gobierno, señaladas en el Plan Nacional de Desarrollo Humano 2012-2016; 2) los resultados del Análisis de País; y 3) las ventajas comparativas que las Agencias del SNU tienen como un todo.


Plan de Acción del MANUD

El Plan de Acción del Marco de Asistencia de las Naciones Unidas para el Desarrollo en Nicaragua 2013 – 2017 (MANUD) es el instrumento que indica cómo se alcanzarán los Efectos previstos en las Áreas de Cooperación del MANUD y cómo se implementarán las contribuciones y acciones (productos) de las Agencias, Fondos y Programas del Sistema de las Naciones Unidas (SNU) en coordinación y coherencia con el Gobierno de Nicaragua y otros actores nacionales.


Ya está circulando la edición No. 6 de la revista informativa del Consejo de Pueblos Indígenas del Pacífico, Centro y Norte de Nicaragua, dedicada a la jornada “Mujeres Indígenas del Pacífico, Centro y Norte”. Relata que el Consejo, con el objetivo de enriquecer una vida con justicia y dignidad, reunió a 36 mujeres indígenas de 18 pueblos indígenas de las ascendencias Chorotega, Nahoa, Cacaopera/Matagalpa y Xiu- Sutiaba, en el Centro de Capacitación “La Cuculmeca”, de Jinotega, en octubre del 2012.


Con el apoyo de ONU Mujeres, la Unión Nicaragüense de Artistas Plásticos (UNAP) realizó una exposición colectiva dedicada al Día Internacional de la Mujer, este 8 de marzo del 2012. La exposición fue dedicada a las pintoras June Beer e Hilda Vogl, ambas pintoras primitivistas.


Informe sobre las Migraciones en el Mundo 2011: Comunicar eficazmente sobre la migración


21 de mayo de 2011/ En 2001,la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 21 de mayo Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo a fin de poner de relieve la importancia de los valores de la paz y la solidaridad. El Día debe servir de señal a quienes tratan de crear divisiones entre los seres humanos de que los que creen en las fuerzas mucho más poderosas de la tolerancia y la comprensión mutua se opondrán siempre a esos intentos.

La causa de la armonía mundial sigue hallándose en situación precaria en muchos aspectos. La actividad económica mundial y los adelantos en las comunicaciones son indicaciones de la creciente vinculación entre los distintos sectores de la humanidad; no obstante, persisten las barreras, la desconfianza y la animosidad entre los pueblos y las culturas. El aumento de los contactos también ha generado temores —imaginarios y reales— de que se pierdan costumbres, idiomas e identidades muy apreciados.

Únicamente mediante el reconocimiento y la celebración de nuestra diversidad podrá lograrse que en el mundo reinen la paz y la solidaridad. Este año, para la celebración del Día Mundial de la Diversidad Cultural, la Alianza de las Naciones Unidas para el Desarrollo y la UNESCO, unidos con otras entidades —desde las comunidades hasta las grandes empresas— realizarán el 21 de mayo la campaña “Hacer un gesto” a favor de la diversidad y la inclusión.

La campaña hace un llamamiento a todos —desde los jóvenes hasta los que formulan las políticas, desde los líderes religiosos hasta los periodistas, los empresarios y otras personas que influyen sobre las opiniones y las tendencias— a que proclamen que nuestra riqueza espiritual, social y económica depende de la diversidad cultural. En este día, y durante toda nuestra vida, daremos pasos —pequeños y grandes, con las familias y los amigos, antiguos y nuevos— que fortalezcan los vínculos, profundicen nuestra comprensión del valor de la diversidad cultural y nos ayuden a mejorar nuestra vida en común.





Toda una experiencia enriquecedora encierra la memoria del Programa de Fortalecimiento a la Gobernabilidad Local del Objetivo de Desarrollo del Milenio No 1, que se llevó a cabo en 52 municipios clasificados de extrema pobreza.