En América Latina y el Caribe, el siglo XXI estará marcado por el envejecimiento de la población, según las proyecciones de la Comisión Económica para la región (CEPAL).

En un estudio sobre tendencias demográficas divulgado el 12 de noviembre, la CEPAL explicó que este fenómeno se deberá al descenso de la natalidad y al aumento de la esperanza de vida.

La esperanza de vida al nacer aumentó de 55,7 años de 1950 a 74,7 años en la actualidad, cinco años por debajo de la de los países más avanzados.

En cuanto a los nacimientos en la región, han pasado de casi seis hijos por mujer en 1950 a un nivel menor a 2,2 hijos por mujer, ligeramente por debajo de la media mundial de 2,3.

La CEPAL advirtió que esta situación conlleva nuevos desafíos para que la región pueda aprovechar las oportunidades demográficas y reducir la desigualdad.

Agregó que para ello se deberán tomar medidas tanto en el ámbito macroeconómico, referentes a la transformación productiva y a regímenes fiscales progresivos, como en el terreno político y en el social, a través de una mayor y mejor educación y protección social.

Leer más


Es necesaria una nueva generación de políticas para responder a la realidad rural de América Latina y especialmente a la situación de las mujeres y los jóvenes, concluyeron el 3 de noviembre los participantes en un evento de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en Santiago de Chile.

Durante la inauguración del encuentro “Políticas públicas y agricultura familiar en América Latina y el Caribe”, Antonio Prado, Secretario Ejecutivo Adjunto de la CEPAL identificó tres grandes retos para el sector: generar políticas que le den a la agricultura familiar viabilidad en un contexto de transformación productiva, promover el desarrollo de la capacitación de los agricultores ya que muy pocos van a la escuela, y centrarse en las mujeres y los jóvenes para evitar el envejecimiento de la mano de obra.

El evento, organizado por un conjunto de organismos internacionales, reúne hasta mañana a autoridades públicas, políticos, académicos, movimientos sociales y organizaciones de la agricultura familiar y se lleva a cabo dentro del marco de la celebración del Año Internacional de la Agricultura Familiar 2014 declarado por la ONU.

Víctor Villalobos, director general del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICAA), instó a los países a innovar para hacer que la agricultura familiar sea “más competitiva y eficiente, sustentable e inclusiva”.

Leer más


En el día de hoy, nos comprometemos una vez más a pensar, tomar decisiones y actuar unidos contra la pobreza extrema, y a forjar planes para un mundo donde nadie quede postergado.

Hemos alcanzado la meta del Objetivo de Desarrollo del Milenio de reducir a la mitad la proporción de personas que viven en la pobreza antes del plazo previsto. Al menos 700 millones de personas han salido de la pobreza extrema entre 1990 y 2010.

A pesar de este éxito extraordinario, 1 de cada 5 habitantes de las regiones en desarrollo, es decir, 1.220 millones de personas, vive con menos de 1,25 dólares al día, y 2.400 millones de personas viven con menos de 2 dólares al día. Desde el inicio de la crisis financiera, la desigualdad se ha vuelto aún más acusada de lo que ya era. La discriminación contra las mujeres y las niñas sigue siendo una flagrante injusticia que priva al conjunto de los esfuerzos en pro del desarrollo de una de las claves para el progreso.

        La pobreza y los prejuicios hondamente arraigados, y el gran abismo que media entre la riqueza y la miseria, pueden dañar el tejido social y crear inestabilidad. Allí donde reina la pobreza, se frustran las expectativas de las personas. Las vidas truncadas por la pobreza están marcadas por la crueldad y la miseria, y suelen ser cortas.

En el momento en el que preparamos la agenda para el desarrollo sostenible posterior a 2015 y hacemos frente a la amenaza del cambio climático, no debemos perder de vista nuestra obligación más fundamental: eliminar la pobreza en todas sus formas. También debemos poner fin a la marginación de las personas que viven en la pobreza. Sus conocimientos y sus opiniones son esenciales si queremos hallar soluciones significativas y duraderas.

Insto a los Estados Miembros y a todos los asociados a que adopten medidas decisivas para erradicar la pobreza y construir un futuro sostenible, pacífico, próspero y equitativo para todos. Nuestro objetivo debe ser la prosperidad para todos, no solo para unos cuantos.


Mi madre ha vivido toda su vida en una zona rural. Aunque apenas recibió una educación formal, yo crecí apreciando su sabiduría, resiliencia e inteligencia. En el curso de mi trabajo posterior en la función pública, me di cuenta de que esas son cualidades que comparten millones de mujeres rurales de todo el mundo.

Colectivamente, las mujeres rurales son una fuerza que puede impulsar el progreso a nivel mundial. Debemos aprovechar ese potencial para lograr los tres objetivos interrelacionados que nos hemos fijado para el año próximo: acelerar nuestra labor para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio, adoptar una nueva visión del desarrollo sostenible y concertar un acuerdo universal significativo sobre el clima.

Habida cuenta de que con frecuencia viven en la primera línea de la pobreza, los desastres naturales y otras amenazas, las mujeres rurales tienen un enorme interés en el éxito de nuestras campañas mundiales.

La mayoría de las mujeres rurales dependen de los recursos naturales para su subsistencia. En los países en desarrollo constituyen más del 40% de la fuerza de trabajo agrícola. Producen, procesan y preparan muchas de las comidas de la sociedad, suelen asumir la responsabilidad primordial de la seguridad alimentaria, el estado de salud y las oportunidades de educación de los hogares.

Al proporcionar a las mujeres rurales acceso a recursos naturales y agrícolas productivos, las empoderamos. A su vez, ellas pueden contribuir en mayor medida a aliviar el hambre y mejorar la capacidad de sus comunidades para hacer frente a los efectos del cambio climático, la degradación de la tierra y los desplazamientos. Esto beneficia a todo el mundo.

Pero para recoger esos frutos, debemos hacer frente a la discriminación y las privaciones que siguen padeciendo las mujeres de las zonas rurales. Demasiadas carecen de acceso a la tierra, los mercados, la financiación, y la protección y los servicios sociales. Muchas de ellas también se enfrentan a graves riesgos de seguridad en el desempeño de tareas como la recogida de agua o combustible, que contribuyen a salvar vidas.

El Día Internacional de las Mujeres Rurales es una ocasión para escuchar sus voces y atender sus preocupaciones. Juntos, debemos trabajar para liberar el potencial de las mujeres rurales protegiendo sus derechos humanos, apoyando su adelanto económico y empoderándolas para que puedan contribuir plenamente a nuestro futuro común


En este Día Internacional de la No Violencia conmemoramos la filosofía del difunto Mahatma Gandhi, quien demostró con su ejemplo que las manifestaciones pacíficas podían lograr mucho más que la agresión militar.

Los principios consagrados en la Declaración Universal de Derechos Humanos, aprobada en 1948, el año de la muerte de Gandhi, le deben mucho a sus creencias. En esta época en que ha aumentado la violencia sectaria y la destrucción arbitraria de lugares de culto y bienes del patrimonio cultural, cabe recordar el llamamiento de Gandhi para la paz y la reconciliación, y su advertencia “Ojo por ojo y todo el mundo acabará ciego”.

Tenemos que fomentar una cultura de paz basada en el diálogo y el entendimiento para convivir en armonía, al tiempo que respetamos y celebramos la rica diversidad de la humanidad. No hay mejor instrumento que la educación para afirmar la dignidad humana, promover una cultura de no violencia y construir una paz duradera.

A través de la educación podemos desarrollar nuevas formas de vivir unos con otros y con el planeta. La educación también puede sentar las bases para desarrollar nuevas formas de ciudadanía mundial y solidaridad humana, que tan esenciales son en el mundo de hoy.

En este Día, hago un llamamiento a todas las personas para que se opongan a las fuerzas de la intolerancia, promuevan la ciudadanía mundial y forjen la solidaridad humana sobre la base de la filosofía de no violencia de Mahatma Gandhi.


El día Internacional de la no violencia es observado el 2 de octubre, el aniversario del nacimiento Mahatma Gandhi, líder del movimiento de la Independencia de la India y pionero de la filosofía y la estrategia de la no violencia.

De acuerdo con la resolución A/RES/61/271 de la Asamblea General del 15 de junio del 2007 Documento PDF, la cual establece que la conmemoración, el Día Internacional es una ocasión para «diseminar el mensaje de la no violencia, incluso a través de la educación y la conciencia pública». La resolución reafirma «la relevancia universal del principio de la no violencia» y el deseo de «conseguir una cultura de paz, tolerancia, comprensión y no violencia».

Al presentar la resolución en la Asamblea General, representando a 140 patrocinadores, el Ministro de Estado para Asuntos Exteriores de la India, el Sr. Anand Sharma, dijo que el amplio y diversificado patrocinio de la resolución constituía un reflejo del respeto universal hacia Mahatma Ghandi y de la perdurable relevancia de su filosofía. Al citar las propias palabras del difunto líder, dijo que «la no violencia es la mayor fuerza a la disposición de la humanidad. Es más poderosa que el arma de destrucción más poderosa concebida por el ingenio del hombre».


Las personas de edad tienen un papel cada vez más importante en la sociedad a medida que aumenta su número y mejoran los servicios de salud en algunas partes del mundo.

Se prevé que el número de personas de edad aumentará más del doble en todo el mundo, de 841 millones en 2013 a más de 2.000 millones en 2050. Ese año, casi 8 de cada 10 personas de edad del mundo vivirá en las regiones menos desarrolladas.

El aumento constante de la longevidad humana constituye uno de los mayores cambios y desafíos de nuestro tiempo. Y si el mundo no se adapta a las nuevas tendencias demográficas será difícil lograr un futuro sostenible y seguro en el que las personas de todas las edades lleven una vida plena.

Las personas de edad contribuyen de distintas maneras al desarrollo económico y social. Sin embargo, se las sigue discriminando y excluyendo de la sociedad. Debemos superar estos prejuicios para conseguir que la población sea activa social y económicamente, esté protegida y envejezca de forma sana.

La agenda para el desarrollo después de 2015 ofrece una oportunidad histórica para que las Naciones Unidas y sus Estados Miembros fortalezcan los derechos de las personas de edad y su papel en la sociedad, como parte integral de nuestro compromiso de «no dejar a nadie atrás».

En este Día Internacional, aliento a los gobiernos y los pueblos de todo el mundo a que aseguren la plena participación de las personas de edad en la sociedad al tiempo que protegen sus derechos y su dignidad.


El Secretario General de la ONU afirmó  que la erradicación del hambre es una meta alcanzable e instó a la comunidad internacional a redoblar sus esfuerzos para lograrlo.

Sus palabras fueron leídas por la Directora Ejecutiva del Programa Mundial de Alimentos, Ertharin Cousin, durante una reunión de alto nivel en Nueva York, realizada en el marco de la 69 Asamblea General de la ONU.

“Estamos avanzando, el hambre está disminuyendo. El último informe sobre el Estado de la Alimentación indica que más de 60 países han alcanzado el Objetivo del Milenio de reducir el hambre a la mitad. Sin embargo, una de cada nueve personas aún pasa hambre todos los días. Con el aumento de la población y el cambio del clima, esta tarea se torna cada vez más urgente.”, afirmó el Secretario General en su mensaje.

El director general de la FAO, José Graziano da Silva, sostuvo por su parte que la paz mundial y el desarrollo sostenible no se alcanzarán mientras haya hambre, e instó a los Estados a hacer de la seguridad alimentaria la primera preocupación de sus sociedades.

Recordó que aunque el hambre ha disminuido, aún hay 805 millones de desnutridos crónicos en el mundo.

“Cuando quedan menos de 500 días para que expire la meta para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio, hay un sentido de urgencia y debemos aumentar nuestros esfuerzos”, acotó da Silva.

Leer más


El Secretario General de la ONU pugnó hoy, 11 de septiembre 2014, por el establecimiento de un marco de desarrollo post 2015 que mantenga y extienda los logros alcanzados por los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) en la lucha contra la pobreza, el hambre, la ignorancia y las enfermedades.

Al hablar en un evento de alto nivel de la Asamblea General sobre el próximo programa de desarrollo, Ban Ki-moon sostuvo que el objetivo es simple, pero de enormes proporciones: alcanzar la prosperidad y la dignidad en un mundo donde la humanidad viva en armonía con la naturaleza.

“El próximo año será de mucho trabajo, de profundas deliberaciones y de animados debates. Pero no perdamos de vista la oportunidad histórica que se nos ha dado. Aquellos que vamos a participar en la redacción de la próxima agenda de desarrollo somos privilegiados porque podremos dejar un legado del que podamos verdaderamente sentirnos orgullosos”, dijo.

Ban reiteró la disposición de la Secretaria General de la ONU de continuar ayudando a los Estados miembros en las próximas negociaciones y agradeció al actual Presidente de la Asamblea General, John Ashe, la labor realizada durante este período.

Leer más

 


El Marco de Asistencia de las Naciones Unidas para el Desarrollo en Nicaragua 2013-2017 (MANUD), sintetiza un esfuerzo colectivo de las Agencias del Sistema de las Naciones Unidas (SNU) y del Gobierno de Nicaragua por establecer conjuntamente un marco programático en el que se definen las principales áreas de cooperación a partir de tres elementos: 1) lasprincipales prioridades del Gobierno señaladas en el Plan Nacional de Desarrollo Humano (PNDH) 2012-2016; 2) los resultados del Análisis de País; y 3) las ventajas comparativas que las Agencias del SNU tienen como un todo.

Por su parte, el Plan de Acción del Marco de Asistencia de las Naciones Unidas para el Desarrollo en Nicaragua 2013-2017 (MANUD) es el instrumento que indica cómo se alcanzarán los efectos previstos en las Áreas de Cooperacióndel MANUD, y cómo se implementarán las contribuciones y acciones (productos) de las Agencias, Fondos y Programas del Sistema de las Naciones Unidas (SNU) en coordinación ycoherencia con el Gobierno de Nicaragua y otros actores nacionales.


En el Marco del Programa Conjunto para contribuir al cumplimiento de los ODM 4 y 5 para  la reducción de la mortalidad materna e infantil, con énfasis en comunidades rurales, auspiciado por el Gobierno del Gran Ducado de Luxemburgo, se llevó a cabo la capacitación teórica-práctica sobre la estrategia de Madre Canguro, la cual viene a contribuir al fortalecimiento de las capacidades institucionales del personal de salud.  El SILAIS de Nueva Segovia será el primer departamento del país que implementará esta estrategia, la cual consiste en cuidados dirigidos al niño prematuro y de bajo peso al nacer, basado en el contacto piel a piel entre el niño prematuro y  su madre.

La implementación de esta estrategia contribuye a la disminución de la morbimortalidad neonatal, el bebe gana peso de forma más rápida, se obtiene una lactancia exclusiva, su estancia hospitalaria es menor y se da un mayor apego de la madre y el niño. Para el sistema de salud le permite un uso racional de los recursos humanos y técnicos, disminuye los costos hospitalarios, sustituye a las incubadoras. Además puede ser implementado en el hogar, fortaleciendo los lazos afectivos de la familia con un enfoque de género.

Como resultado de la capacitación, se habilitará en el Hospital de Nueva Segovia un área  en donde se realizará Madre Canguro, los controles de peso y talla, lo cual permitirá un seguimiento y evaluación de los pacientes, posteriormente se llevará a cabo a nivel ambulatorio.

La capacitación contó con el apoyo del equipo facilitador del Hospital Bertha Calderon de Managua, pionero de esta iniciativa, y dirigido a gineco-obstetras, pediatras, infectologos, personal de enfermería y médicos generales.

/Elyda Ortiz, OPS/OMS