El tema del Día Mundial del Medio Ambiente este año es “Siete mil millones de sueños. Un solo planeta. Consume con moderación”.

La humanidad sigue consumiendo muchos más recursos naturales de los que el planeta puede proporcionar de modo sostenible. Muchos de los ecosistemas de la Tierra están llegando a un punto de inflexión crítico. Es hora de que cambiemos.

El objetivo del desarrollo sostenible es aumentar la calidad de vida de todas las personas sin agravar la degradación ambiental, y sin comprometer las necesidades de recursos de las generaciones futuras. Podemos lograrlo modificando nuestros hábitos a fin de consumir bienes que requieran la utilización de menos energía, agua y otros recursos, y desperdiciando menos alimentos.

En este año de transformaciones, en que esperamos ver grandes avances en lo que respecta al desarrollo sostenible y el cambio climático, celebremos el Día Mundial del Medio Ambiente siendo más conscientes de nuestro impacto ecológico. Pensemos en las consecuencias que tienen para el medio ambiente las elecciones que hacemos. Seamos mejores custodios de nuestro planeta.


Managua, 5 de junio del 2015/ El Sistema de las Naciones Unidas en Nicaragua (SNU) celebra el “Día Mundial del Medio Ambiente” participando en la XIV Feria Nacional de la Tierra, que se realiza durante dos días (5 y 6) en el Parque Luis Alfonso Velásquez Flores de Managua, con el lema: “Agua y cambio climático: es momento de actuar juntos. Aún estamos a tiempo”.

La Coordinadora Residente del Sistema de las Naciones Unidas, Silvia Rucks participó en la inauguración compartiendo tarima con el Presidente de la Plataforma Ambiental de la Tierra, diputado Edwin Castro; la Alcaldesa de Managua, Daysi Torres; el Presidente del COSEP, José Adán Aguerri; el Presidente de la Comisión parlamentaria del Ambiente, diputado Indalecio Rodríguez; representantes de instituciones de gobierno, empresa privada, estudiantes y jóvenes ambientalistas.

El desarrollo humano debe ser sostenible, debe satisfacer las necesidades de la población, pero sin afectar a las generaciones futuras”, dijo Rucks al hacer una reflexión en la que invitó a las y los participantes a tomar acciones para proteger el medio ambiente, modificando los hábitos cotidianos y consumir bienes que demanden menos energía, menos agua y  recursos naturales.

Rucks agradeció a todas las agencias, fondos y programas del Sistema de las Naciones Unidas por su involucramiento en la iniciativa de la Feria Nacional de la Tierra y recordó que en pocos meses se cumplirán 15 años de la Declaración del Milenio, suscrita por jefas y jefes de Estado y Gobierno. “Nuevamente se reunirán (septiembre) para discutir la agenda de desarrollo que nos guiará hasta el 2030 y aprobarán los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), una propuesta que pone en primer lugar la erradicación de la pobreza y el hambre e incluye seis objetivos directamente relacionados con el medio ambiente y los recursos naturales”, acotó.

Diversas actividades educativas, culturales y de promoción ambiental se desarrollan en la Feria, incluyendo stands informativos del sector público, privado, universidades, Naciones Unidas y agencias de cooperación internacional.

Tras el acto inaugural, el Equipo de Representantes del Sistema de las Naciones Unidas, visitó el stand ONU, compartiendo con las y los visitantes experiencias de diferentes programas y proyectos de cooperación, implementados en coordinación con el Gobierno Nacional, gobiernos regionales autónomos de la Costa Caribe, alcaldías municipales y comunidades nicaragüenses.

 


El ministro asesor nicaragüense en temas de energía afirmó en la ONU que el respaldo sólido de los más altos niveles del gobierno permitió duplicar en poco más de siete años la electricidad generada con energías renovables en Nicaragua.

Emilio Rappaccioli participó como panelista en el segundo foro ministerial sobre esas cuestiones que se celebra esta semana en la sede de la ONU en Nueva York.

Indicó que apenas un 23% de la energía generada en Nicaragua en 2007, provenía de fuentes limpias, tales como la hidroeléctrica, la geotérmica, la biomasa, la eólica y la solar. Esa cifra pasaría a alcanzar un 54% en 2015, dijo Rapaccioli.

La fuente más utilizada ha sido la del viento que representa un 18% del total de las renovables, porque demanda menor inversión, puntualizó el ministro.

“Otra de las cosas que hemos hecho es la cobertura, la accesibilidad. A fines del 2006, un 45% de nuestra población tenía acceso a la energía. Ya en el 2014 llegamos a un 81%, y en el 2015 vamos a alcanzar el 85%”, explicó.

Agregó que el compromiso del gobierno para incrementar el aprovechamiento de esas energías se fundamentó en que su generación es más barata que la basada en petróleos.

Además, ayuda a fortalecer la competitividad del país y reduce las emisiones de gases de efecto invernadero, dijo el ministro Rappaccioli.

Nicaragua tiene previsto continuar incorporando las energías renovables y estima que para el 2020, alrededor del 80% de la electricidad en el país provendría de energías renovables, principalmente la hidroeléctrica.

Leer más


La diversidad de la vida en la Tierra es esencial para el bienestar de las generaciones actuales y futuras. La conservación, la restauración y el uso sostenible de la diversidad biológica pueden ayudar a resolver una serie de problemas sociales.

 La protección de los ecosistemas y la facilitación del acceso a los servicios de los ecosistemas por los grupos pobres y vulnerables son esenciales para erradicar la pobreza extrema y el hambre. La reducción de la deforestación y la degradación de la tierra y el aumento de las reservas de carbono en los bosques, las tierras secas, los pastizales y las tierras de cultivo generan importantes beneficios sociales y económicos y son medios económicos para mitigar el cambio climático.

Todo marco de desarrollo sostenible debe proporcionar condiciones propicias para la conservación y el uso sostenible de la diversidad biológica, para un reparto más equitativo de los beneficios, así como para reducir los factores que promueven la pérdida de la diversidad biológica. Los objetivos de desarrollo sostenible y la agenda más amplia para el desarrollo después de 2015, que se están negociando en la actualidad, ofrecen la oportunidad de incorporar la diversidad biológica y promover un cambio transformador en la manera en que las economías y las sociedades utilizan y consideran la diversidad biológica.

 El Plan Estratégico para la Diversidad Biológica 2011-2020 adoptado en el plano mundial, y sus Metas de Aichi, proporcionan un modelo útil que los Estados Miembros pueden utilizar para examinar la forma de aplicar la agenda de desarrollo sostenible después de 2015. El cumplimiento de las Metas de Aichi y la adopción de medidas encaminadas a prevenir la pérdida de diversidad biológica en términos más generales, serían un aporte significativo a la agenda para el desarrollo después de 2015.

En este Día Internacional de la Diversidad Biológica, debemos reafirmar nuestro compromiso de actuar en el plano mundial para reducir la tasa de pérdida de diversidad biológica en favor de la gente y de nuestro planeta.

http://www.un.org/es/events/biodiversityday/


La palabra «madre» es sumamente evocadora. Nos trae a la memoria poderosos recuerdos de la mujer que nos trajo al mundo, nos crió y nos ayudó a convertirnos en quienes somos ahora. La Tierra es la madre por antonomasia: un planeta asombroso que desde tiempos inmemoriales ha sustentado la vida en una miríada de formas. Con el tiempo, los seres humanos dejamos de necesitar el cuidado materno constante; sin embargo, nunca dejamos de depender de la Madre Tierra. Durante toda la vida, necesitamos aire, agua, tierra fértil y la infinidad de otros dones con que nos obsequia el planeta.

Esta dependencia hace aún más sorprendente, si cabe, que hayamos permitido que el rápido y a menudo imprudente desarrollo humano haya hecho peligrar tantos de los delicados sistemas que llevan funcionando en armonía desde hace milenios. Cada vez somos más conscientes de los estragos que ha causado nuestra especie: la contaminación, la progresiva escasez de recursos, la extinción de especies de flora y fauna y la precipitación hacia puntos de inflexión que podrían alterar la forma en que funciona nuestro planeta. Ni sabiéndolo hemos cambiado nuestra forma de actuar.

Pero estamos a tiempo de enmendarnos y 2015 nos brinda una oportunidad inmejorable para hacerlo. Este año, el mundo se propone acabar de definir la agenda para el desarrollo sostenible después de 2015 y concertar un nuevo acuerdo universal sobre el cambio climático que sea constructivo. Estos procesos podrían encauzarnos hacia un futuro mejor al erradicar la pobreza extrema en todas sus formas y redefinir nuestra relación con el planeta y todos y cada uno de los seres vivos que lo habitan.

Las grandes decisiones que tenemos por delante no corresponden solo a los legisladores y los dirigentes mundiales. Hoy, en este Día de la Madre Tierra, hago un llamamiento para que todos nosotros seamos conscientes de las consecuencias que tienen nuestras decisiones sobre el planeta y lo que supondrán para las generaciones futuras. No todos tenemos a nuestro alcance obrar de manera sostenible, pero quienes tenemos esa posibilidad podemos transformar el mundo, entre los miles de millones de personas que somos, con simples decisiones como optar por bombillas de bajo consumo o comprar solo lo que vayamos a consumir. El cambio comienza con nosotros.

Como comunidad mundial, tenemos la oportunidad de hacer que 2015 sea un hito decisivo en la historia de la humanidad. Puede ser el año que nuestros hijos y nietos recuerden como el momento en que decidimos construir un futuro sostenible y resiliente, tanto para la Madre Tierra como para todos aquellos que el desarrollo ha dejado rezagados hasta ahora. Aprovechemos, juntos, esta oportunidad histórica.


La Asamblea General de las Naciones Unidas ha proclamado el 3 de marzo –aniversario de la aprobación de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES)— Día Mundial de la Vida Silvestre. Este año, en que observamos el Día por segunda vez, el sistema de las Naciones Unidas, sus Estados Miembros y una amplia gama de asociados de todo el mundo ponemos de relieve el mensaje simple pero firme de que “Es hora de tomar en serio los delitos contra la vida silvestre”.

El comercio ilegal de fauna y flora silvestres se ha convertido en una sofisticada forma de delincuencia transnacional, comparable a otros perniciosos ejemplos como la trata de seres humanos y el tráfico de drogas, artículos falsificados y petróleo. Está impulsado por el aumento de la demanda y con frecuencia se ve facilitado por la corrupción y una gobernanza deficiente. Tenemos pruebas sólidas de que en él hay una participación creciente de redes de delincuencia organizada y grupos armados no estatales.

El comercio ilegal de fauna y flora silvestres socava el estado de derecho y  representa una amenaza para la seguridad nacional; degrada los ecosistemas y constituye un obstáculo importante para los esfuerzos de las comunidades rurales y los pueblos indígenas que luchan por gestionar de manera sostenible sus recursos naturales. Combatir estos delitos no solo es esencial para la labor de conservación y para el desarrollo sostenible, también contribuirá a lograr la paz y la seguridad en regiones aquejadas de problemas donde estas actividades ilegales alimentan los conflictos.

Tomar en serio los delitos contra la vida silvestre significa obtener el apoyo de todos los sectores de la sociedad que intervienen en la elaboración y el consumo de productos derivados de la fauna y flora silvestres, muy utilizados como medicinas, alimentos, material de construcción, mobiliario, cosméticos, prendas de vestir y accesorios. Las actividades de aplicación de la ley deben ir acompañadas del apoyo de la comunidad en sentido amplio. Las empresas y la población de todos los países pueden desempeñar una función importante, por ejemplo, negándose a comprar o a subastar marfil o cuernos de rinoceronte ilegales, e insistiendo  en que los productos de los océanos y selvas tropicales del mundo tengan un origen legal y se hayan obtenido de forma sostenible.

En este Día Mundial de la Vida Silvestre, insto a todos los consumidores, proveedores y gobiernos a que traten los delitos contra la fauna y flora silvestres como una amenaza para la sostenibilidad de nuestro futuro. Es hora de tomar en serio los delitos contra la vida silvestre.


El Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, señaló hoy 23 de enero de 2015 en Davos que el mundo enfrenta el desafío de impulsar un crecimiento económico más verde e inclusivo en la agenda de desarrollo global post 2015.

Durante su participación en la sesión plenaria del Foro Económico Mundial en la ciudad suiza, Ban llamó a que las acciones para combatir el cambio climático y el desarrollo sustentable sean dos caras de la misma moneda.

Recomendó la adopción modelos económicos orientados a la baja emisión de carbono al tiempo que citó el último reporte internacional sobre medio ambiente.

“La esencia del informe es que el cambio climático ha ocurrido debido al factor humano, al comportamiento humano. Por lo tanto, debe ser natural que nosotros, los seres humanos, atendamos el tema y puede no ser demasiado tarde si tomamos acciones decisivas hoy mismo”, dijo.

También en el marco de su vista a Davos, Ban enfatizó los avances de la campaña HeForShe, orientada a involucrar a los hombres en el impulso a una agenda social a favor de la igualdad de género.

Explicó que desde su lanzamiento en septiembre cientos de miles de personas la han suscrito.

““HeForShe” ha sido firmada por padres que quieren educar a sus hijas, líderes que saben que sus sociedades serán más fuertes cuando haya tantas mujeres como hombres en el congreso y los negocios. Y gente común que está cansada de la violencia y discriminación contra las mujeres”, apuntó Ban.

Leer más


El imperativo del futuro del planeta es el desarrollo sostenible, y el desarrollo industrial con sostenibilidad puede ser un motor impulsor del éxito, afirmó este 4 de noviembre el Secretario General de la ONU.

Ban Ki-moon hizo esa afirmación en un foro sobre Desarrollo Industrial Inclusivo y Sostenible en la sede en Viena de la ONUDI, la agencia de Naciones Unidas encargada de ese tipo de desarrollo.

Ban también se reunió con Lamberto Zannier, secretario general de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

El portavoz de la ONU, Farhan Haq, afirmó que durante su discurso ante el Consejo administrativo de esa Organización, Ban hizo alusión a las elecciones realizadas en el este de Ucrania y citó sus palabras textualmente.

“Los comicios realizados en el este del país este domingo, son un incidente desafortunado y contraproducente. Urjo a todas las partes concernientes a reafirmar su compromiso con la implementación plena de la letra y el espíritu del Memorando de Minsk para la paz para todo el país”, señaló.

El titular de la ONU advirtió que la crisis ucraniana sigue causando una honda preocupación y ha creado divisiones que van más allá de la región.

Leer más


Un nuevo informe de Naciones Unidas destaca la clara y creciente influencia humana sobre el cambio climático y advierte que de no tomarse medidas, su impacto será cada vez más grave e irreversible.

El Secretario General de la ONU, asistió al lanzamiento del documento, elaborado por el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC), y dado a conocer este domingo 10 de noviembre en Copenhague, Dinamarca.

En su discurso, Ban Ki-moon advirtió a los líderes mundiales que si el mundo continúa con la misma actitud no se logrará detener el aumento de la temperatura global por encima de 2ºC en la próxima década.

Ban indicó que la ciencia ha mostrado evidencias cada vez más contundentes sobre la gravedad del problema y alertó que el mundo no puede seguir perdiendo tiempo.

Según el IPCC el cambio climático se ha venido registrando alrededor del mundo y el calentamiento global es inequívoco. Según el informe, esas transformaciones se han venido registrando desde 1950 y a lo largo de varias décadas.

Según los expertos, la atmósfera y los océanos se han calentado, la cantidad de nieve y hielo ha disminuido, además de un incremento en los niveles del mar y de la concentración de dióxido de carbón a escalas sin precedentes en los últimos años.

El Secretario General subrayó, no obstante, que si el mundo actúa ahora, existen herramientas y tecnologías para revertir la situación.

Recordó que es un mito creer que las acciones sobre el cambio climático son costosas y enfatizó que de hecho la inacción sería peor.

 


La recuperación de la capa de ozono, que protege al Planeta de los dañinos rayos ultravioletas, se encamina hacia su restauración total en las próximas décadas, como resultado de la acción internacional contra las sustancias que provocan su agotamiento.

Así lo afirma un informe conjunto del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la Organización Meteorológica Mundial (OMM), elaborado por un grupo de 300 científicos y difundido este miércoles.

Los expertos destacaron que esos avances se deben principalmente al Protocolo de Montreal de 1989, sin el cual se calcula que la concentración de gases que destruyen esa delicada capa se hubiera multiplicado por diez para el año 2050.

Según el PNUMA, ese Protocolo ha evitado dos millones de casos de cáncer de piel anuales, así como numerosos padecimientos en la visión y el sistema inmunológico, además de enormes daños a la agricultura y la vida silvestre.

No obstante, el informe advierte que aún existen numerosos desafíos producidos por el rápido incremento de los gases que causan el efecto invernadero, lo que podrían socavar la recuperación de la capa de ozono.

CUT:“Lo que tratamos de presentar hoy es un escenario de logros, desafíos y esperanza. Logros, los conseguidos con el Protocolo; desafíos, en cuanto a la necesidad de mantener la atención mundial y el compromiso sobre sustancias que agotan la capa de ozono. Y un mensaje de esperanza, de que si nos convencemos de que actuar sobre esas sustancias es en interés de naciones e individuos, hay un tremendo potencial de avanzar con acuerdos como ese”, protocolo, señaló Achim Steiner, director ejecutivo del Programa de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA).

Los organismos de la ONU llamaron a los Estados que participarán de la próxima Cumbre del Clima, el 23 de septiembre, a tomar como ejemplo la cooperación global para proteger los intereses comunes, tal como la suscitada por el Protocolo de Montreal.