Managua, 12 de diciembre del 2012/ La Plataforma de la Feria Nacional de la Tierra, en coordinación con la Asamblea Nacional y la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS), unieron esfuerzos para llevar a cabo el Simposio: “Gestión Integral de los Residuos… Por el Derecho a un Ambiente Saludable y el Desarrollo Humano”.

Durante el desarrollo del simposio se llevaron a cabo presentaciones enmarcadas en Determinantes de la Salud, situación de los residuos en Nicaragua y la visión compartida de la nación en torno a la nueva Política de Gestión Integral de los Residuos.

El manejo inadecuado de los residuos favorece la presencia de vectores relacionados con enfermedades transmisibles; además agrava riesgos asociados con amenazas hidrometeorológicas y vulnerabilidades relacionadas con limitaciones en el manejo de aguas y en uso de suelos en áreas urbanas y rurales; así como un impacto negativo en el funcionamiento de sistemas de agua potable y tratamiento de aguas residuales.

Ante esta problemática, uno de los principales resultados que se logró alcanzar en el Simposio sobre Gestión Integral de Residuos, es obtener insumos suficientes para complementar los lineamientos de la Nueva Política de Estado sobre la Gestión Integral de Residuos, como parte de uno de los esfuerzos para dar solución a esta problemática nacional.

(Fuente: OPS Nicaragua)

A continuación se presenta el mensaje emitido por el Coordinador Residente del Sistema de las Naciones Unidas durante el Simposio:

Quisiera iniciar felicitando a los organizadores por esta iniciativa, la cual contribuye a la visibilización, análisis y desarrollo de políticas ambientales que nos ayudan a enfrentar los desafíos que conlleva la Gestión Integral de Residuos Sólidos.

Todos los sectores están invitados dado que la Gestión Integral de Residuos es una responsabilidad compartida e implica acciones conjuntas. Es en este sentido que el Sistema de las Naciones Unidas apoya el intercambio de experiencias que implica este simposio que hoy reúne al gobierno nacional, a la Asamblea Nacional, a las municipalidades y a la empresa privada, incluidas las pequeñas y medianas empresas (PYMES).

En el análisis deberían ser tomados en consideración aspectos políticos, legales, institucionales, técnicos, económicos e instrumentales.  Además de todo lo que tiene que ver con la sensibilización, toma de conciencia y educación de la población.

A nivel mundial, los residuos contribuyen en una proporción de 3 a 5% a las emisiones de gases de efecto invernadero, igualando -de acuerdo con algunas estimaciones- a las emisiones de la aviación internacional y del transporte marítimo.

Es en este contexto que una buena gestión de los residuos sólidos dese el punto de vista del cambio climático podría transformar a ese sector, de ser una fuente de emisiones, a ser una fuente neta de mitigación a partir de la recolección del metano de los vertederos para la generación de electricidad o para convertirlo en combustible o abono.

El informe, Residuos y Cambio Climático: Tendencias globales y estrategia marco, del Centro Internacional de Tecnología Ambiental del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), enumera tres áreas principales en las que el ahorro de GEI se puede hacer en el sector de los residuos:

  1. Reducir la cantidad de materiales primarios utilizados en la fabricación, evitando su desecho y recuperación de los materiales, mediante el reciclaje.
  1. Producir energía a partir de los residuos para reemplazar la energía de los combustibles fósiles.
  1. Almacenar carbono en los vertederos y por la aplicación de compost en los suelos.

Los vertederos que cuentan con sistemas de recuperación de gas, en el mismo lugar capturan el metano y lo convierten en combustible y abono. Las tasas de captura varían de un vertedero a otro (ya que dependen de la mezcla de los materiales depositados en ellos), pero las estimaciones de los vertederos controlados en los países desarrollados permiten estimar tasas de captura que oscilan entre un 50 y un 80 por ciento.

En el informe se indica que en muchos de  los países en desarrollo, alrededor de 50 por ciento de los residuos son orgánicos, y por lo tanto representan una fuente creciente de emisiones de metano.

El Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL) del Protocolo de Kyoto es un instrumento para que los países en desarrollo puedan financiar y tener acceso programas de gestión y recuperación de residuos que suponen la captura del metano, y así contribuyen a la mitigación del cambio climático.

Una evaluación independiente realizada por el Centro Risoe del PNUMA en Dinamarca, calcula que solamente el seis por ciento de los proyectos MDL están relacionados con el gas de vertederos, cuando el potencial es mucho mayor. Por ejemplo: China produce 254 millones de toneladas de basura al año, pero sólo el 2,5% de todos los proyectos MDL en China son vertederos. En la India, algo menos del dos por ciento de los proyectos MDL son vertederos. Estas proporciones insuficientes nos señalan el camino por recorrer y el enorme potencial para una acción colectiva para mitigar el cambio climático.  Estas acciones son conocidas como win-win (gana-gana), es decir son situaciones en las que se pierde si no se hace nada.  En efecto, no solo nos enfrentamos a un problema de salud ambiental y descalabro de hermosos paisajes invadidos por la basura, sino que también se produce una aceleración del proceso de cambio climático al emitir esos gases metano y se pierde la oportunidad de generar electricidad, combustibles y abono, es decir que se pierde una fuente de ingresos, además de los certificados de reducción de emisiones que transfieren recursos. Sin hablar de la transferencia de tecnologías adaptadas.      

En la Conferencia de Río más 20, en junio pasado, se habló de los tres pilares del desarrollo, el económico, el social y el ambiental, indivisibles para el desarrollo sea sostenible. Consideramos que la Gestión Integral de Residuos Sólidos no solo tiene que ver con ciencia, tecnología y economía sino también con cambios culturales y de actitudes para lo que debería promoverse una verdadera campaña de educación, concientización y promoción de salud ambiental. 

En todos esos esfuerzos, ustedes hallarán siempre al Sistema de las Naciones Unidas comprometido con todos ustedes y dispuesto a apoyar las estrategias que Nicaragua tenga a bien llevar adelante.

¡Muchas gracias!