Discurso del Coordinador Residente en sesión especial de Asamblea Nacional

Discurso del Coordinador Residente en sesión especial de Asamblea Nacional

Discurso del Coordinador Residente Sesión Especial de la Asamblea Nacional Conmemoración 65 Aniversario de las Naciones Unidas “Políticas

Discurso del Coordinador Residente
Sesión Especial de la Asamblea Nacional
Conmemoración 65 Aniversario de las Naciones Unidas
“Políticas públicas para el Desarrollo de la Juventud”
Asamblea Nacional, jueves 21 de octubre, 2010

Honorable Diputado René Núñez Téllez, Presidente de la Junta Directiva de la Asamblea Nacional.
Honorable Diputado Wilfredo Navarro, Primer Secretario.
Honorables Miembros de la Junta Directiva.
Honorables Diputados y Diputadas de la Asamblea Nacional de Nicaragua.
Miembros del Cuerpo diplomático
Autoridades
Representantes de organismos multilaterales y del Sistema Interamericano
Colegas y amigos del Sistema de las Naciones Unidas en Nicaragua
Representantes de los medios de comunicación
Representantes de la sociedad civil
Señoras y Señores

Muy buenos días

Quisiera empezar con un saludo a todos los jóvenes y a todas las jóvenes que hoy nos acompañan y muy especialmente a la joven Luz Marina López, que ha venido de la RAAN y a Mauricio Gutiérrez, un joven ejemplar, así como a la delegación de jóvenes nicaragüenses que participó en la Conferencia Mundial de Juventud en agosto del 2010, en Guanajuato, México. Están con nosotros, les invito a aplaudirles en reconocimiento al rol que desempeñaron y que contribuyó al éxito de esa Conferencia. Como ven hay dos parlamentarias jóvenes que formaron parte de esa delegación.

Es un honor para mí y para todo el Sistema de Naciones Unidas en Nicaragua, cuyos representantes están aquí presentes (se ponen de pié y son aplaudidos), poder celebrar con todos ustedes en esta Sesión Especial de la Asamblea Nacional el 65 aniversario de las Naciones Unidas en este Palacio Legislativo.  Como fuera recordado por el Diputado Aguirre Sacasa, Nicaragua es miembro fundador de las Naciones Unidas y está profundamente comprometida con el multilateralismo.

Permítanme leerles el mensaje que el Secretario General, Sr. Ban Ki Moon, nos envía en esta ocasión:

Cito: “En este Día de las Naciones Unidas, quiero expresar mi profundo agradecimiento a los millones de personas de todo el mundo que creen sinceramente en nuestra labor en pro de la paz, el desarrollo y los derechos humanos, que comparten nuestros ideales y nos ayudan a alcanzar nuestros objetivos. A todos ustedes, amigos y conciudadanos del mundo: muchas gracias.

Hace sesenta y cinco años, entró en vigor la Carta fundacional de las Naciones Unidas. Cada año, con ocasión del Día de las Naciones Unidas, revalidamos nuestra misión mundial; reafirmamos los valores universales de la tolerancia, el respeto mutuo y la dignidad humana; y pasamos revista a los avances que hemos hecho juntos: los avances en la alfabetización y en la esperanza de vida, en la difusión de los conocimientos y las tecnologías, en la democracia y el estado de derecho.

Pero, sobre todo, el Día de las Naciones Unidas es una fecha en la que renovamos nuestra resolución de hacer aún más: más para proteger a los que se encuentran atrapados en un conflicto armado, para luchar contra el cambio climático y para evitar una catástrofe nuclear; más para ofrecer más oportunidades a las mujeres y las niñas y para combatir la injusticia y la impunidad; más para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

El mes pasado, la Cumbre de los Objetivos de Desarrollo del Milenio celebrada en las Naciones Unidas sirvió para generar no sólo un impulso político sino también compromisos financieros que son especialmente importantes en estos tiempos de dificultades económicas. Estoy decidido a seguir adelante para alcanzar las metas fijadas para 2015.

Pese a nuestros problemas, pese a la polarización y la falta de confianza, este mundo interconectado en el que vivimos ha abierto amplias y nuevas vías para lograr el progreso común. Comprometámonos todos juntos a esforzarnos aún más para hacer realidad los altos ideales de la Carta de las Naciones Unidas.” Fin de citación

En Nicaragua, hemos decidido poner el énfasis, con ocasión de este 65 Aniversario de las NNUU, en el tema de la Juventud o, mejor dicho, de las Juventudes.  No es una casualidad.

En efecto, en diciembre del 2009, la Asamblea General de las Naciones Unidas, adoptó una resolución en la que se declaró el período comprendido entre el 12 de agosto del 2010 al 12 de agosto del 2011, el “Año Internacional de la Juventud”, con varios objetivos:

•    Impulsar la participación plena y efectiva de los jóvenes, en todos los aspectos;
•    Promover el diálogo y el entendimiento para la adopción de políticas públicas que abonen al desarrollo de las y los jóvenes; y
•    Fomentar los ideales de paz, respeto a los derechos humanos, las libertades y la solidaridad entre los seres humanos, en armonía con la naturaleza.

Diez años antes, en diciembre de 1999, por recomendación de la Conferencia Mundial de Ministros de Juventud, la Asamblea General había declarado el 12 de agosto como el Día Internacional de la Juventud.

Haciendo un recuento, la realidad es que desde el año 1965, la Asamblea General ha venido aprobando iniciativas y resoluciones destinadas al desarrollo de la juventud, hasta llegar a la celebración de la Conferencia Mundial de Juventud hace apenas dos meses, en agosto del 2010, en Guanajuato, México. Aprovecho la oportunidad para agradecer y felicitar al Gobierno de México, a través de su embajador, por la organización de la Conferencia y el liderazgo mostrado en todo este proceso y su seguimiento. Ayer nos recibió la Señora Ministro de la Juventud de México para informarnos sobre las próximas etapas para acompañar y traducir en resultados los acuerdos alcanzados en la Conferencia de Guanajuato.

Señor Presidente, permítame mencionar los titulares de las 13 prioridades reflejadas en la Declaración de Guanajuato:

  • Políticas Públicas e Inversión
  • Pobreza y Hambre
  • Educación
  • Salud
  • Empleo
  • Equidad de Género
  • Tecnología e Innovación
  • Cultura
  • Acceso a Justicia y Seguridad
  • Participación
  • Desarrollo Sustentable
  • Migración Internacional
  • Cooperación Internacional

En esas trece áreas, los Gobiernos participantes en la Conferencia acordaron tomar las medidas necesarias y trabajar conjuntamente con la sociedad civil, las organizaciones internacionales y las agencias de cooperación internacional para instrumentar las prioridades identificadas en la declaración, con la participación, es importante resaltarlo, de las y los jóvenes.

Asimismo, acordaron continuar con las discusiones que se llevan a cabo en el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas, con respecto a la instrumentación efectiva del Programa Mundial de Acción para los Jóvenes y fortalecer mecanismos de coordinación con el Sistema de las Naciones Unidas para apoyar políticas y programas mundiales, regionales y nacionales dirigidos a la juventud.

Como podemos observar, estamos frente a una voluntad política mundial expresada por todos los Gobiernos participantes, y dado el rol y el compromiso asumido por Nicaragua en este proceso, es altamente simbólico que celebremos este aniversario hablando de este tema en la Asamblea Nacional. En efecto, el Parlamento tiene un rol decisivo que desempeñar, así como los partidos políticos, a través de sus representantes en la Asamblea Nacional, para plasmar en políticas públicas las prioridades reflejadas en la Declaración de Guanajuato.

Desde el Sistema de las Naciones Unidas, asumimos el compromiso de acompañar los esfuerzos de los Poderes del Estado, los partidos políticos, el sector académico, las organizaciones de la sociedad civil, en particular las organizaciones juveniles, en suma de toda la sociedad nicaragüense, porque trabajar por la juventud y con la juventud, es trabajar para el futuro de Nicaragua.

Con el apoyo del Gobierno de España a través del Fondo para el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, el Sistema de Naciones Unidas está implementando un programa conjunto denominado “Juventud y empleo” en apoyo a las políticas y estrategias que el Gobierno de Nicaragua está llevando a cabo para alcanzar las Metas de Desarrollo del Milenio.

En los próximos meses, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo lanzará un Informe sobre Desarrollo Humano dedicado a las juventudes de Nicaragua. Han colaborado en este Informe prácticamente todas las Agencias del Sistema de Naciones Unidas, sobre todo UNICEF y UNFPA.  En enero del 2010, se celebró en el Parlamento una sesión de trabajo en que se presentaron los temas de investigación de ese Informe. Y las sugerencias surgidas en ese diálogo fueron incorporadas al estudio.  Es solo un ejemplo de cómo seguimos como Sistema promoviendo investigaciones, reflexiones, análisis y debate alrededor de las problemáticas que atañen a la Juventud.

Antes de concluir, quisiera agradecer, en nombre del Sistema de las Naciones Unidas, los avances realizados por la Asamblea Nacional en el proceso de ratificación de instrumentos internacionales de derechos humanos como el “Protocolo Opcional de la Convención contra la Tortura” (2008) y la más reciente ratificación del Convenio Internacional de Trabajo No. 169 sobre Derechos de Pueblos Indígenas, derechos que, además, la Asamblea Nacional extendió expresamente a los afrodescendientes (junio 2010).

Asimismo ustedes han aprobado normas de considerable relevancia que recogen principios fundamentales de derechos humanos, como la Ley Marco de Soberanía y Seguridad Alimentaria y Ley de Igualdad de Derechos y Oportunidades de la Mujer.

Cuando apenas nos quedan cinco años para el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, las prioridades reflejadas en la Declaración de Guanajuato y su traducción en políticas públicas para la juventud nos permiten ver con cierto optimismo como se están dando pasos para la plena incorporación de la juventud, de las juventudes en toda su diversidad, en estos esfuerzos para cumplir con los compromisos que asumieron los Jefes de Estado del mundo entero hace 10 años en la Cumbre del Milenio y que volvieron ratificar hace tan sólo un mes en la Sesión Especial de la Asamblea Nacional sobre los 10 años de la proclamación de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Señor Presidente, Señoras Legisladoras y Señores Legisladores, quisiera concluir reiterando el compromiso del Sistema de Naciones  Unidas en Nicaragua de seguir trabajando con los Poderes del Estado, los partidos políticos, el sector académico, las organizaciones de la sociedad civil, en particular las organizaciones juveniles, en suma de toda la sociedad nicaragüense, para que el espíritu y la letra de la Declaración de Guanajuato se sumen a los de la Declaración del Milenio, para promover el desarrollo de toda la sociedad nicaragüense, y de los jóvenes en particular.

Estamos aquí, todas las Agencias del Sistema de las Naciones Unidas, con nuestros mandatos, marco normativo, experticia, conocimiento, experiencia y capacidades trabajando juntos para el desarrollo guiados por los ideales, principios y valores que nos inspiran desde la creación del Sistema de las Naciones Unidas, muy particularmente la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

El joven Mauricio Gutiérrez hoy nos retó diciéndonos que si la política es el arte de lo posible, intentemos juntos con toda la solidaridad del mundo, hacer lo imposible.  La joven Luz Marina López nos planteó una amplia agenda de los jóvenes y de las jóvenes.  Esperan nuestra respuesta y nuestro compromiso. Pueden desde ya contar con el compromiso del Sistema de Naciones Unidas.

Muchas gracias.