Managua, 15 de noviembre 2012/ Con la participación de Federaciones y Confederaciones Sindicales y el Comité Nacional de Mujeres Sindicalistas, fue presentado el Estudio “Combatiendo la Desigualdad desde lo básico: Piso de Protección Social e Igualdad de Género”, estudio promovido por tres Agencias del Sistema de las Naciones Unidas: la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres (ONU Mujeres); la Organización Internacional del Trabajo (OIT); y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

El concepto de Piso de Protección Social fue desarrollado por la OIT sobre la base de las experiencias recientes de ampliación de la protección, particularmente en los países en desarrollo, como es el caso de Nicaragua. En el 2010, los Jefes de Estado y de Gobierno, reunidos en la sede de las Naciones Unidas para analizar 10 años del plan de acción de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, consideraron la importancia de avanzar en la ampliación del acceso universal a servicios sociales esenciales en los ámbitos de la salud, el agua y el saneamiento, la educación, la seguridad alimentaria, la vivienda y otras esferas definidas en las prioridades nacionales.

Según el estudio, la protección social ampliada, puede ayudar a las personas a adaptar sus calificaciones y superar los obstáculos que dificultan su plena participación en un entorno económico y social cambiante. El piso de protección social constituye una medida coyuntural hacia el establecimiento de formas más amplias y robustas de seguridad social.

La seguridad social pretende eliminar la exclusión, garantizar niveles mínimos de ingresos que permitan a las personas subir al siguiente escalón y contribuir a la seguridad social, con mayores niveles de protección.

En sus palabras, el Sr. Pablo Mandeville, Coordinador Residente del Sistema de las Naciones Unidas dijo que: “Es urgente que las políticas y programas nacionales se adapten al concepto de Piso de Protección Social y que garanticen coherencia entre políticas sociales, de empleo, ambientales y macroeconómicas, como parte de una estrategia de desarrollo sostenible”.

La protección social, debe de contribuir a mejorar el desarrollo del capital humano en el corto y largo plazo. Además de que debe estimular la actividad productiva de los países, eliminar las barreras que originan las desigualdades e inequidades en el cumplimiento de los derechos humanos entre los hombres y las mujeres.