La meta: Reducir a la mitad la población sin acceso a agua potable.